Alertan sobre riesgos cardiovasculares

Nadie está libre de sufrir problemas cardíacos. El corazón nos puede jugar una mala pasada sin avisar, por lo que es importante mantener activa una cultura de prevención constante contra este tipo de males.

Rubén Azañero, cardiólogo del hospital Dos de Mayo, indica que la mayoría de los casos de enfermedades al corazón en los jóvenes, es congénita y un mínimo porcentaje es adquirido.

“Una cardiopatía congénita se puede originar en las tres primeras semanas de embarazo, que es cuando se forma el corazón del feto; ocurre si la madre es afectada por la rubéola infecciosa, o se expone a radiaciones de cualquier tipo, consume drogas o fuma, y causa la deformación del corazón, como en el mal conocido como ‘niño azul'”, indicó el especialista.

Los padres deben procurar que sus hijos reciban un chequeo médico desde su primer control, para evitar que el mal se complique. Con un tratamiento adecuado, se reducen los riesgos de muerte súbita.

Azañero indicó que las cardiopatías adquiridas se producen debido a los problemas que presentan los niños luego de nacer como faringitis, amigdalitis, infecciones, entre otras. En el caso de los adultos, los malos hábitos de vida conllevan a los problemas cardíacos.

Síntomas:

Dolor de pecho opresivo que se puede extender al cuello y brazo izquierdo.
Dificultad para respirar.
Vómitos, naúseas.
Palpitaciones, ansiedad y sudoración.
Antecedentes familiares de infarto, diabetes o hipertensión.

Consejos:

Evitar el sedentarismo, hacer actividades sanas, comer cosas saludables y evitar el consumo de alcohol y tabaco. Además, se debe visitar al médico por lo menos una vez al año para evitar elgún riesgo a futuro.