¿Qué hacer en caso de un sismo?

Los desastres naturales ocurridos ahora último en Japón, así como los daños que las lluvias torrenciales ocasionan en nuestro territorio, han generado en los peruanos preocupación por la seguridad.

Desarrollar una Cultura de Prevención es la mejor forma de prepararnos para afrontar las emergencias, protegiendo a nuestras familias y lo que ya hemos logrado; que servirá de base para continuar nuestro desarrollo. Esta Campaña busca llamar la atención de la población y del sector empresarial, sobre la necesidad de impulsar dicha cultura y dar así un paso adelante en nuestra madurez como país.

Evalúe las estructuras de su vivienda u oficina
•    Ubique grietas o rajaduras en paredes, techos, o columnas y consulte con un especialista para repararlas.
•    Revise las conexiones eléctricas de agua y de gas.
•    Si vive en edificio, coordine con sus vecinos para que hagan lo mismo en sus departamentos.
•    Si está construyendo o ampliando, asegúrese de lograr una estructura sólida y resistente.
Señale las zonas seguras de su viviendo u oficina
•    También rutas de escape, zonas de riesgo y la ubicación de las llaves generales de energía eléctrica, agua y gas, cuidando que el acceso a ellas esté despejado.
Elabore un plan de emergencia familiar
•    Defina responsabilidades para cada uno y asegúrese de que las manejen bien. Tenga en cuenta a familiares con necesidades especiales (bebés, ancianos, discapacitados) y a sus mascotas.
•    Asegure repisas, lámparas, estantes y ventanas; retire objetos peligrosos de lugares altos.
•    Defina puntos de encuentro, coordinando quién busca a quién y que ruta deben seguir.
•    Realice simulacros de evacuación.
Mantenga reservas de agua y alimento
•    Ante una emergencia, los servicios básicos podrían quedar afectados y la ayuda especializada se orientará primero a las zonas más necesitadas.
•    Sus reservas deben ser suficientes para un mínimo de cuatro días.
•    Prefiera alimentos energéticos, fáciles de abrir y que no requieran agua: enlatados, frutas secas, leche y jugos, galletas, etc.
•    El agua debe estar embotellada en envases plásticos cerrados herméticamente. Guarde como mínimo 2lt. diarios por persona
Arme un botiquín de emergencia
•    Es independiente del botiquín de uso diario. Téngalo a la mano para sacarlo, de ser posible, al comenzar un sismo.
•    Incluya medicinas especiales prescritas a los miembros de su familia.
•    Coloque dentro una Guía de Primeros Auxilios e información médica de su familia (tipo de sangre, alergias, diabetes, hipertensión, etc).
•    Use envases herméticos para los productos que lo requieran.
Prepare un kit de equipos y abrigos para emergencias
•    No confundir con los de uso diario. Incluya pilas, linterna, radio a pilas, fósforos o encendedor, velas, cocina portátil, abrelatas; además pitos, ropa, frazadas, etc. Use envases herméticos para los productos que lo requieran.
Haga un directorio telefónico de emergencia
•    Anote teléfonos de familiares, Bomberos (116), Policía Nacional (105), Cruz Roja (275-3566), Defensa Civil (115), médicos, clínicas, hospitales y ambulancias.
Saque copia y proteja documentos importantes
•    Póngalos en fundas herméticas que los protejan de la humedad y téngalos a la mano o en un lugar seguro. Incluya copia de llaves de la casa o del auto y dinero en efectivo.

Con la prevención, podremos reducir los riesgos de accidentes en los sismos.