Asistencia a examen de fin de curso

Una profesora universitaria estaba acabando de dar las últimas informaciones a sus alumnos sobre el examen final que harían al día siguiente.

Terminó diciendo que no habría excusas para quien no acudiese al examen, a menos que se tratase de un accidente grave, enfermedad o muerte de algún pariente próximo.

Un gracioso que estaba sentado al fondo de la clase preguntó con ese típico aire de viveza criolla:

Dentro esos motivos justificantes… ¿podemos incluir el de extremo cansancio por actividad sexual?

La clase explotó de risas mientras que la profesora esperó pacientemente a que todos se callaran.

Entonces miró al payaso y le respondió:

Eso no es un motivo justificativo. Como la prueba será de selección múltiple usted puede venir y escribir con la otra mano… o puede usted contestar de pie, si es que no se puede sentar.