Cosas de estudiantes

Una estudiante entra a la oficina de su maestro, antes chequeando si no había nadie en el pasillo, y cierra la puerta.
“Profesor, yo haría *cualquier* cosa por pasar esta clase.”
El maestro levanta la mirada desde su escritorio y la queda mirando.
Ella se le acerca seductivamente y le dice, “Quiero decir, que haría *CUALQUIER* cosa..”
El le pregunta, “Cualquier cosa?”
“*Cualquier* cosa.”
“…cualquier cosa???”, ella se le acerca más y contesta de nuevo, “*Cualquier* cosa!”
El acerca su rostro al de ella, y le susurra en el oído, “Podrías…..estudiar ?


Una profesora universitaria estaba acabando de dar las últimas informaciones a sus alumnos sobre el examen final que harían al día siguiente.

Terminó diciendo que no habría excusas para quien no acudiese al examen, a menos que se tratase de un accidente grave, enfermedad o muerte de algún pariente próximo.
Un gracioso que estaba sentado al fondo de la clase preguntó con ese típico aire de cinismo:
De entre esos motivos justificantes… ¿podemos incluir el de extremo cansancio por actividad sexual?
La clase explotó de risas mientras que la profesora aguardaba pacientemente a que todos se callasen.
Entonces ella miró al payaso y le respondió:
Eso no es un motivo justificativo. Como la prueba será tipo “múltiple choice” usted puede venir y escribir con la otra mano…, o puede usted contestar de pie, si es que no puede sentarse.


El instructor de paracaidismo estaba contestando a las preguntas de los nuevos estudiantes, hasta que uno de ellos hizo la pregunta usual.

-Si el paracaídas no se abre, el de reserva tampoco ¿qué tiempo tengo antes de chocar contra el piso?
El instructor le miró y le dijo con voz profunda:
-El resto de su vida…