Dejando las mascotas con la madre

distanciaamAl teléfono:

– Hola mami, ¿te puedo dejar los perros el fin de semana?

– ¿Vas a salir?

– Sí

– ¿Con quién?

– Con una amiga

– Yo no se por qué te separaste de tu esposa, es una mujer tan buena.

– Yo no me separé mamá… ¡Ella me dejó!

– Tú dejaste que se fuera y ahora andas por ahí con cualquiera …

– NOOOO!!! … no ando con cualquiera mamá!

¿Te puedo dejar los perros el fin de semana?

¿SI O NO?!!!

– ¡Yo jamás los dejé a ustedes para salir con alguien que no fuera tu padre!

– Hay muchas cosas que tú hiciste y yo no hago.

– ¿Qué me quieres decir?

– Nada, nada mamá … solo quiero saber si te puedo dejar los perros.

– ¿Vas a quedarte a dormir con esa mujer?

¿Qué diría tu esposa si se enterara?

– ¡Mi EX esposa!… y no creo que a ella le preocupe pues desde que nos separamos la muy perra no debe haber dormido sola ni una noche!

– Entonces, ¿te vas a quedar a dormir con esa ninfómana?

– No es una ninfómana … ¡por favor mamá!

– Una mujer que sale con un divorciado… con perros… es una ninfómana, una perra vividora calenturienta!.

– No quiero discutir. ¿Te llevo los perros O NO?!!

– Pobres perritos, con un dueño así!

– ¿Así cómo …?

– ¡Con pajaritos preñados en la cabeza, por eso te dejó tu esposa!

– ¡Bastaaaa! Yaaaaa!!

– ¿Y encima me gritas? …

¡Seguramente a esa mujer con la que sales también la gritas!

– ¡Ahhh! ¿Ahora te preocupa la cualquiera?

– ¿Viste que SÍ es una cualquiera? … Si yo me dí cuenta enseguida

– ¡Adiós mamá!

– Espera!! … no cuelgues! ¿A qué hora me traes los perros?

– No los voy a llevar … ¡No voy a salir!

– Hijito, por Dios … si no sales nunca, ¿como diablos piensas rehacer tu vida?