Hongos en los Pies

En un pueblo del Perú llamado Ascope había un hombre que sufría de hongos en los pies, su problema era tan grave que la picazón lo tenía loco y ya no lo podía soportar, asi que fue al médico, pero éste no lo pudo curar, así que le comentaron que llegó un curandero al pueblo llamado Omballec, muy conocido  internacionalmente por sus acertadas curaciones.

El poblador llamado Andrés acudió a Omballec y este luego de escuchar sus males le dijo:

“Justo esta semana, el jueves es día de las brujas, así que ve a la casa de la persona que más odias y a las 12 de la noche en punto, le tocas la puerta y cuando la persona de adentro pregunte: ¿Quién es?, Tu dirás fuerte y claro: ¡Hongos en los pies! ….. con esto traspasarás el mal a tu enemigo”

Y así fue … y se curó

El otro año Andrés estaba viendo televisión en la sala de su casa y justo a las 12 am tocaron la puerta y se le vino a la mente todos los recuerdos de sus hongos, del curandero y de la frase, así que se dijo:

“seguro es mi enemigo y me quiere traspasar el mal, pero como yo soy más vivo cambiaré la frase y respondió:

¿Que hay de Nuevo ?

y de afuera gritaron:    ¡ Hongos en los huevos !