La Cebolla y el Arbol de Navidad

Una familia feliz está en la mesa para cenar cuando el hijo adolescente dice si puede hacer una pregunta.

El padre responde: – Claro, hijo, pregunta!

Y el hijo dice: – Papá, cuántos tipos de pechos de mujer existen?

El padre, algo sorprendido, responde: – Bien, mi hijo, existen tres tipos.

“A los 20 años la mujer tiene pechos como manzanas, firmes y redondos, lindos, da placer verlos.  De los 30 a los 40 son como peras, todavía bellos, aunque un poco caídos…   A los 50 son como cebollas… ”

El hijo dice: – Cebollas?

El padre respondió: – Si. Cuando los miras, te dan ganas de llorar.

Esta explicación lleva a madre e hija a un punto neurálgico tal, que la hija adolescente pregunta:- Puedo también hacer una pregunta un tanto personal?

– Mamá, cuántos tipos de penes existen?

La madre queda un poco sorprendida, pero mirando al marido responde:- Bien,hijita, un hombre pasa por tres fases distintas.. A los 20 años el pene es como un tronco de roble, respetable y firme.  De los 30 a los 40 años el pene es como un tronco de Sauce llorón flexible pero confiable.  Después de los 50 años el pene queda como un árbol de Navidad .

La hija dice: –  ¿Árbol de Navidad?

La madre responde:

– Eso mismo. Muerto de la raíz a la punta y las bolas cuelgan como decoración!!
Y lo peor: sólo se arma una vez al año!!!