Los viejitos ebrios

viejitosDos viejitos ebrios, deciden ir a un prostíbulo. Al llegar, la madama los mira bien, llama la

mucama y le dice:

– “Ve a las habitaciones 1 y 2 y coloca una muñeca inflable en cada cama … estos dos viejos están tan borrachos que no

van a notar la diferencia … No voy a gastar a mis muchachas con estos viejos borrachos”.

La mucama cumple las órdenes y los dos viejitos van a sus respectivas habitaciones y ”hacen la fiesta sexual’

En el trayecto de vuelta a sus casas, uno de los viejos dice:

– ¡Creo que la mujer que estaba conmigo estaba muerta!

– ¿Muerta? Dice el otro. ¿Por qué piensas eso?

– Es que no se movió ni habló mientras teníamos sexo.

– Podia haber sido peor, dijo el otro. ¡Yo creo que la mia era una bruja!

– ¡¡¡¿¿Una bruja???!!! ¿Por qué carajo dices eso?

– Bueno…, lo que pasó es que mientras yo estaba en los preliminares le di una mordida en el trasero, entonces se tiró un pedo en mi

cara, salió volando por la ventana y de remate ¡ se llevó mi dentadura !