Recién casados a los 90 años

Dos Viejitos se encuentran en un Centro Geriátrico, deciden casarse  y así lo hacen.

Moishe le dice a su flamante esposa:

– Raquel, yo tengo un lindo departamento…. Mudémonos allí. Yo vine acá para no estar solo, pero ahora, contigo, es otra cosa…

Ella, contenta, acepta.

Al llegar a la casa, él le dice:

– Este es mi dormitorio y ese de allí es el tuyo. Vas a ver que es más práctico.

A ella no le parece mal y acepta.

A las nueve de la noche, Moishe le golpea la puerta:

– Toc toc… ¿Puedo pasar?.

– ¡Claro, Moishe, pasa!.

Moishe pasa, se mete en la cama y la pasan fenómeno.

Luego charlan un rato y Moishe se va a su habitación.

Ella piensa: “¿está bueno así?”.

A las once de la noche, Moishe golpea nuevamente la puerta y dice:

– Raquel, ¿Puedo pasar?.
(Ella no lo podia creer )

– Claro, Moishe, ¡¡¡pasa!!!.

Nuevamente, un gran momento y él, luego, se retira del dormitorio.

Luego, a la una de la mañana, golpea Moishe y Raquel, desorientada y sorprendida, pregunta:

– ¿Quién es?….

– Soy yo, Moishe. ¿Puedo pasar?.

Raquel pregunta:

– ¿De nuevo?.

Y Moishe responde:

– ¿Qué pasa?… ¿Ya estuve?