Archivo de la etiqueta: postre

El dulce piurano que está ‘cómo se pide chumbeque’

chumbeques

El chumbeque es un rico postre, parecido al turrón, típico de Piura, sobre todo de Sullana, donde se consume como una golosina.

El dulce es vendido por ambulantes, en quioscos y bodegas y panaderías de Piura, a bajos costos, por lo que es muy popular, es muy energizante y  solicitado por su rico sabor.

El chumbeque está hecho de harina, manteca, ajonjolí, canela, miel y yema de huevos lo que le da su color amarillo anaranjado. También hay chumbeques con sabores a frutas como limón, mango, guayaba, también de chocolate y con manjar.

Su origen es muy antiguo, se cree que se originó en la época de la  colonia, estaba tan arraigado su consumo que dio origen al peruanismo “Cómo se pide chumbeque” (que significa muy bueno o muy bien). Se registra el nombre chumbeque (que por cierto es un palabra de raíz mochica) en el año 1919 en las Aventuras de Pepito y Chumbeque, en 1920 un periódico llevaba ese nombre, también es mencionado en canciones y décimas antiguas.

Este dulce piurano ha alcanzado auge sobre todo con la revaloración de cocina peruana, fue ofrecido en la Feria Gastronómica Mistura junto con otros postres  y potajes típicos peruanos.

 

El Ranfañote

Ranfañote

El ranfañote es un postre típico limeño, es uno de los dulces más antiguos del Perú, tiene su origen en la colonia, luego de que los españoles introdujeran el azúcar en América. Este postre era considerado ordinario por lo común, de sus ingredientes, que incluye trozos de pan seco y melaza; sin embargo estaba muy difundido en la capital por su fácil preparación y su dulce sabor.

Sobre su origen hay varias teorías,  se supone que en la época del virreinato era común remojar el pan en miel de caña; de esta costumbre y añadiéndole algunos ingredientes como queso fresco,  fue así, evolucionando e incorporándose los ingredientes ya conocidos, como queso y coco.

La segunda teoría de su aparición es  que  esclavos negros fueron los autores del postre, usando sobras de comida de sus amos, como pan tostado, queso y coco crearon el sencillo pero agradable ranfañote.

La primera mención de este dulce se aprecia en un cuadro del siglo XIX llamado “Ranfañote” que se encuentra en el “Museo de Limeñadas”, también podemos recordar el título de la tradición de Ricardo Palma titulada “Pan, queso y raspadura” que probablemente hacía referencia a un antecedente del postre.

El ranfañote  se comercializa en San Miguel, Tina Reyes dueña de una dulcería, vende además de ranfañote una gran variedad de postres limeños como mazamorra de cochino, dulce de camote y de higos, su postre fue ganador en la Primera Bienal astronómica Peruana realizada hace unos años en el Museo de la Nación.

El postre a base de pan tostado, miel de chancaca, frutos secos, pecanas, nueces, almendras y coco;  que estuvo a punto de perderse en el tiempo, porque su receta no fue muy difundida,  fue uno de los más solicitados en la feria Mistura.