Perdón Mauro

Sirva este artículo no solo para destacar la victoria de Alianza Lima sobre Sporting Cristal el último sábado en el Estadio Nacional, sino para expresar una especie de disculpa al uruguayo Mauro Guevgeozián.

10277823_870878676259254_6491110727601775673_n
Foto: Facebook Alianza Lima

Un delantero vive del gol dicen algunos entendidos en la materia y la verdad es que sí. Quizás, me excedí un poco en mis apreciaciones, en inyectarle toda la presión al jugador durante algunos partidos en total creencia que anotar un gol es una cosa tan fácil como respirar todos los días.

Guevgeozián peleó en el partido y se agotó, hubo un momento en que tanto trabajo lo cansó y desgastó físicamente pero en ningún momento se le pasó por la cabeza abandonar el barco cuando muchos creíamos que Guillermo Sanguinetti había ya cerrado una apuesta por irse del Nacional con un empate. Pero no fue asi porque el “Armenio” se  elevó por los cielos y con un certero golpe de cabeza le dio el triunfo a Alianza, una victoria que merece ser celebrada por la importancia del rival, por el momento del partido y para callar a algunos improvisados que siguen viviendo en la época del que tiene que ganar el equipo que practica un juego bonito.

Alianza fue efectivo y Mauro Guevgeozián prolonga su romance con la red, con el gol, con el hincha y este servidor le ofrece disculpas públicas.

Ahora si, Alianza Lima se paró así el sábado pasado:

mi alineacion

Dos tiempos:

En el primer tiempo, Sporting Cristal mereció irse con un marcador incluso holgado a los vestuarios. Para suerte nuestra, Junior Ross no estuvo fino en la definición, el travesaño impidió lo que hubiera sido un golazo de Irven Ávila y George Forsyth otra vez dio rienda suelta a la seguridad en el arco. En ataque fue nulo, con un Cedrón a quien le pesa la camiseta en lo que va del torneo, y Kahn estuvo regular, no tan participativo como en anteriores partidos.

En la segunda parte hubo otro chip. Alianza propuso un poco más y cerro ciertos espacios al equipo cervecero. Si, Sanguinetti cerró el partido con un empate pero ni él mismo pensó que Guevgeozián iba a marcar a pocos minutos de cerrar el partido. Quizás el resultado merecía ser otro, pero sigo manifestando que en el fútbol actual, el merecimiento ya murió y el partido lo gana el que anota más goles.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=1QX6-FZ8EkI]

Carrillo: 

“El mejor árbitro es aquel que pasa desapercibido en el partido”, es una frase que escucho casi siempre. Para mi Carrillo quiso ser protagonista del partido y lo fue en algunos pasajes como esperar recién al segundo tiempo para pedir que Daniel Ahmed use un chaleco que lo diferencia con la vestimenta de Alianza (¿?).

No pongo dudas en la roja a Pablo Míguez pero Luis Advíncula también mereció ver la roja por una mano deliberada siendo él último hombre. Pudo ser más drástico en una discusión entre Roberto Guizasola y Yoshimar Yotún, lo que pudo traer como consecuencia la roja al lateral celeste. En fin, en este tipo de partidos siempre hay ventana abierta a la polémica.

Más de lo mismo:

Alianza no ofrece un juego vistoso pero gana. Con ese panorama ¿qué es importante? Considero que en el fútbol de hoy en día, es importante ganar sin importar tener o no la pelota, ser sometido gran parte del partido, etc. Sporting Cristal fue un rival duro, complicó mucho, desnudó ciertas falencias defensivas de Alianza, pero fueron los blanquiazules quienes marcaron el gol y con todo derecho celebraron el triunfo. Allá algunos mezquinos que siguen creyendo que el que gana lo debe hacer regalando huachas o rabonas o que opinan con cierto resentimiento hacia el club. Hoy Alianza es puntero del Torneo del Inca les guste o no a cierto sector de “improvisados” que cogen el micrófono los domingos a las 10:30 de la noche en señal abierta.

Abrazo de gol

Daniel Brown Mansilla