Archivo de la etiqueta: Wilmer Aguirre

Un triunfo nada sencillo

Disputadas seis fechas, el equipo sigue invicto aunque mantiene la poca vistosidad de juego, no es del todo convincente y el triunfo sobre Unión Comercio se dio en circunstancias lejanas al buen fútbol que el hincha quiere: Penal y una defensa mal parada del cuadro de Nueva Cajamarca.

El sábado, Alianza Lima se paró en la cancha de la siguiente manera:

mi alineacion

Los cambios:

Las tres sustituciones realizadas por Guillermo Sanguinetti tuvieron algo que ver en el trámite del partido en la segunda parte. Cedrón entró bien, demostró tener pisada de pelota, control y un panorama de juego interesante, pero recién es su primer partido oficial en esta temporada. Julio Landauri ofreció lo que él siempre otorga, salida por izquierda y tentativa de desborde para un centro peligroso al área. Juan Diego González Vigil entró a buscar el gol, a empujar en el ataque y de sus pies nació el segundo gol, el de la tranquilidad que lo anotó Wilmer Aguirre ya en el final del partido.

1625686_843394139007708_1056946259_n

“Banana” Ruiz:

Algo que dejó tranquilo al hincha que asistió a Matute fue que Alianza generó peligro en el ataque pero Ronald Ruiz, arquero de Unión Comercio, estuvo genial en el partido a pesar de la derrota. Hizo demasiado tiempo, pero también sacó goles seguros a Guevgeozián y Junior Ponce en el primer tiempo y en el segundo tuvo dos pelotas que sacó casi en la línea de gol. El travesaño también estuvo de su lado pero ante el penal de Walter Ibáñez poco pudo hacer para evitar el desnivel en el marcador.

Atención Míguez:

En seis fechas disputadas, Pablo Míguez ya vio cinco veces la tarjeta amarilla y no jugará este fin de semana en Ayacucho ante Inti Gas.Esta última amarilla se la ganó por tirar la pelota delante del árbitro y eso lo sacó prácticamente del partido el último sábado. No dudo de la calidad del uruguayo pero debe controlar un poco su carácter y vehemencia al momento de disputar la pelota, más aún si se trata de un jugador que se está convirtiendo en clave para el mediocampo blanquiazul.

A mirar el 2014 con ojos más optimistas

Atrás quedó la irregularidad del 2013, en que empezamos con cierto optimismo pero lo terminamos ‘pidiendo la hora’ y clasificando a la Copa Sudamericana. El 2014 pinta de otro color para Alianza y la victoria ante Universitario en el clásico del Verano invita a hacer la idea de que el equipo peleará de principio a fin por el título de la temporada.

Lo primero que destacar en esta nueva versión del equipo es que hay variantes. El año pasado quedamos cortos y muchas veces, al voltear hacia el banco de suplentes, ni Wilmar Valencia ni Francisco Pizarro encontraron las soluciones para un mejor funcionamiento del equipo.

Hoy, Guillermo Sanguinetti tiene una mixtura de jugadores para elegir y sacar los resultados esperados. Quizás no será un equipo brillante, pero lo que el hincha de Alianza espera es que el club recupere su mística, su estilo y tradición de juego habilidoso, cálido y que genere satisfacción en el simpatizante que va religiosamente a la tribuna.

Lo del viernes en la ‘Noche de la Magia Blanquiazul’ y la victoria sobre los cremas confirman que el hincha nuevamente da su voto de confianza en el equipo, que además de luchar por el título nacional, tendrá que llegar lo más lejos posible en la Copa Sudamericana 2014.

Línea por línea

Debo confesar que las primeras propuestas de equipo titular de Sanguinetti no me resultaron del todo convincentes:

Arco: Se sabe que George Forsyth es el arquero titular pero Manuel Heredia demostró una buena regularidad en la temporada pasada. La lucha por el arco será ardua y los dos tienen varias opciones de ser parte del once inicial en la ‘Copa Inca’. Sanguinetti (y Francisco Pizarro) tienen la palabra final.

Defensa: La propuesta es con Roberto Guizasola, Koichi Aparicio, Walter Ibáñez y Luis Trujillo. Por las bandas, creo que no hay objeción alguna pues ambos son jugadores de la casa. Ibáñez supo ganarse el respeto del hincha y es el capitán del equipo tras la partida de Henry Quinteros. Con Aparicio aún manejo mis dudas y me gustaría que José Canova tenga más minutos en cancha. Una lesión lo apartó del primer equipo la temporada pasada, pero en el 2012 ya había demostrado tener condiciones para formar una buena dupla con el uruguayo.

Volante: Queda claro que Paulo Albarracín y Pablo Míguez deben ser la primera línea de volante, aunque Sanguinetti apostó en estos partidos amistosos por Josimar Atoche en lugar del ‘Cachetón’. Mención especial para Míguez, uno de los que más destacó en la pretemporada y en el clásico demostró que tiene calidad para recuperar pelota y también sumarse poco a poco al ataque. Es ‘el refuerzo’ de la temporada.

Más adelante, Gabriel Costa mostró algunos chispazos aunque aún le falta acomodarse mejor en el terreno de juego. El uruguayo hasta ahora aprueba el examen pero sabe que la competencia por ganarse un lugar será dura, más aún si tienes a un Víctor Cedrón que tiene calidad y habilidad para controlar el medio campo. Si Junior Ponce quiere dejar de ser conocido como un ‘jugador de recambio’ debe ser más protagonista y participativo en el juego y comprometerse con el juego. Ayer empezó bien pero luego fue decayendo con el correr de los minutos.

¿Recambio? Interesante lo aportado hasta ahora por Julio Landauri e Israel Kahn. Más minutos para ambos porque se tratan de jugadores que de verdad, la conocen.

Ataque: Wilmer Aguirre ya tiene la experiencia, pero no la velocidad de años anteriores. Ayer anotó en el clásico pero ahora lo vemos apoyando también en labores defensivas. El ‘Zorrito’ sabe que tiene un clavo que sacarse este año y confiamos que así sera. Como único punta, Mauro Guevgeozián apunta a ser titular, pero detrás del uruguayo están Juan Diego González Vigil y Mauricio Montes. Tres nombres para un solo lugar y que solo Sanguinetti sabrá ordenar.

Ese es el panorama de Alianza para el 2014, un año en el que el título debe ser el principal objetivo. Ya no hay excusas que valgan, los refuerzos están, las inversiones están, la hinchada siempre está. Solo queda esperar que el balón ruede y que el equipo salga siempre a ganar.