'La peor canción de la historia' es un éxito económico para su intérprete

Rebecca Black es una adolescente que a sus 13 años, ha visto como su corta carrera musical ha dado un giro de 360 grados.

Hace poco, colgó su video ‘Friday’ en You Tube y lo puso a la venta en iTunes y los primeros resultados no fueron los esperados: Ha sido catalogada como la peor canción de la historia, siendo Black objeto de burlas, insultos y demás comentarios negativos.

En la cadena de televisión ABC, le leyeron los comentarios a la novel cantante acerca de su interpretación. Rebecca reconoció que lloro ante las críticas despiadadas que recibió aunque asegura que no se considera la peor cantante. Eso sin contar que ha sido tema del momento en Twitter, aunque la mayoría de los dichos son criticas a la simpleza de la letra, el tono de voz y la estética.

Sin embargo, ‘Friday’ ha recibido hasta el momento más de 48360000 visitas en You Tube y un sin fin de comentarios a través de la popular red social.

Esto, ha generado que Rebecca Black poco a poco incremente sus ganancias económicas. La madre de la joven, pagó solamente 1400 euros a Ark Music Factory por la grabación y el rodaje del video. El material, al ser subido directamente a You Tube, no necesitó de inversión en márketing ni publicidad y pasó a la venta en  iTunes, logrando un inesperado éxito.

Ark Music Factory es una compañía discográfica que está empeñada en la búsqueda del próximo ‘artista número uno’ juvenil, es decir, un nuevo suceso similar a Justin Bieber.

En solo diez días, Rebecca Black logró recaudar un millón de euros en ganancias.

La tienda musical de Apple le entrega a Black 50 centavos de euro por cada descarga, y el total de ventas superó los dos millones en apenas dos semanas. La artista no es la única beneficiada de la situación. YouTube recauda, según afirma Forbes, un dólar por cada 1.000 visitas al video, y de esas ganancias un 68% le corresponden a Ark Music Factory.