Método práctico para dormir la siesta

Dormir es todo un placer y siempre una siesta por la tarde resulta muy reponedora para continuar con el ritmo que se sigue durante el día. Pero, se viene imponiendo un método especial para poder hacer más moderno este tipo de descanso.

Se trata de la ”Ostrich Pillow” (Almohada avestruz), un producto insólito que permite hacer la siesta en el lugar que uno desee. Es un dispositivo acolchado con dos orificios para los brazos y uno para la nariz.

Este invento apareció debido a la necesidad que tuvo uno de sus creadores: el británico-persa Ali Ganjavian, miembro del estudio de arquitectos Kawamura-Ganjavian. Para suerte de él, ha sido un éxito al recaudar no solo los US$70.000 necesarios para su fabricación, sino que se ha excedido en un 160% del dinero esperado.

”Pasamos mucho tiempo frente al ordenador, hay momentos en los que necesitamos revitalizar, descansar, tomar un café, salir un rato. Actualmente no hay ningún objeto en el mercado que te permita revitalizar. Entonces lo creamos para nosotros mismos”, sostuvo Ganjavian, quien asegura sentirse ”revitalizado y refrescado” luego de dormir una siesta.

Una siesta siempre resulta revitalizante. Según la NASA, dormir por espacio de 20 minutos aumenta un 34% la productividad laboral, siendo una cifra importante si se trata de la necesidad de incrementar energía para un bienestar físico y mental.

Pese a que aún es considerado un invento ridículo por muchas personas, a Ganjavian le llegan muchos pedidos desde varias partes del mundo.