¿Pondrías tu pantalón jean en un congelador?

Chip Bergh es el CEO de Levi Strauss & Co. empresa mundialmente conocida como “Levis” y dedicada a la fabricación de prendas de vestir, en especial de los clásicos jeans.

Blue Laundry

Este personaje sorprendió a más de uno en una entrevista al señalar que los jeans que llevaba puestos para una conferencia de la revista Fortune, tenían al menos un año en uso “y no han sido lavados ni una vez”.

Para el CEO de Levis, que cuenta con 21 centros de producción en todo el planeta, los pantalones jeans o “vaqueros” deben ser lavados solo de manera ocasional y en lo cotidiano, deben eliminarse las manchas y orearlos “y con eso es suficiente”, sentenció.

Sé que suena asqueroso, pero créanme que puede hacerse”, puntualizó el ejecutivo quien aseguró que la mejor forma de mantener los jeans limpios y “como recién estrenados”, es ponerlos unas horas en el congelador una vez por semana.

¿En el congelador? Suena descabellado pero es el consejo de una de las cabezas de Levis, empresa que está en plena campaña de promoción de sus jeans “WaterLess” (poca agua) con el que se pretende defender y proteger el agua del planeta, empleando menos líquido en su proceso de manufactura.

Los jeans enfrentan durante muchos años críticas fuertes de agrupaciones ecológicas, acusando de estar entre las vestimentas que mayor daño ocasionan al medio ambiente por la gran cantidad de agua que emplean para su fabricación.

De acuerdo a estimaciones realizadas por algunas ONGs, se requieren de unos 7000 litros de agua para cada quilo de fibra de algodón, cantidad que se requiere para fabricar solamente un jean.

Además, as plantaciones extensivas de algodón, base del producto, emplean el 25% del total de sustancias tóxicas que se pulverizan en los cultivos en el mundo.

Levis asegura que utiliza “prácticas innovadoras sustentables y progresistas” y que eso no hace referencia solamente a “nuestros jeans y otros productos. Es un principio que valoramos en todo nuestro trabajo”.

¿Hacemos la prueba? Según el CEO de Levis basta colocarlo en la refri para que nuestro jean elimine todas sus “impurezas” de ella