¿Y que pasó con el Fin del Mundo?

El 21 de octubre pasó y nada ocurrió. Nuevamente, el nonagenario pastor estadunidense de la destrucción Harold Camping fracasó en sus vaticinios y como sucedió hace algunos meses, guarda silencio tras su falsa tercera profecía.

En realidad, lo que sucedió fue una serie de comentarios acerca de las fallidas predicciones de este líder espiritual, dueño de una de las redes radiales cristianas más grandes del mundo; ”Family Radio”. Burlas, improperios, rechazos de ateos, pastores, clérigos llenaron Google durante el 21 de octubre, la ”fecha del fin del mundo”.

El amigo y exrepresentante de Camping, Tom Evans, declaró este sábado que Camping necesita tiempo para “recuperarse” tras la decepción del Juicio Final y que se encuentra profundamente “desconcertado”(?).

En una grabación para “Tom Evans Show” en Family Radio el último jueves, Evans indicó que había hablado con Campong y que este le había dicho que “cree que los incrédulos simplemente se cansaran, se dormiran, y nunca despertaran “cuando llegue el rapto el 21 de octubre”.

Afirmó con vehemencia que el fin del mundo iba a suceder el 21 de mayo, y luego se escondió de la crítica pública después de que el día del juicio final de mayo que predijo resultó inexacto.

Resulta que Camping cambió su opinión, afirmando que lo de mayo fue sólo el ”rapto espiritual”, por lo que el ”rapto físico” se iba a dar el 21 de octubre.

Lo que bien se le puede recomendar a Camping es un buen hospital asistencial pues por tercer vez, sus ”predicciones” no se hicieron realidad.