Archivo de la etiqueta: plástico

Algunes errores que cometemos al momento de reciclar

Posiblemente estás en piloto automático al momento de dejar en la basura tus botellas de plástico. Hay algunos errores al momento de reciclar que de momento podrías ignorar y que no beneficia mucho al cuidado del medio ambiente.

Vale la pena realizar un balance de cómo se debe reciclar y tú mismo deberías darte cuenta de qué errores cometes al momento de reciclar.

1. Bombillas

Las bombillas no van al contenedor de vidrio. Es necesario llevarlas a un punto limpio o a las tiendas que las comercializan.

bombillas

2. Tetrabricks

Deben ir al contenedor de los envases. Aunque su apariencia sea cartón, están hechos también de plástico y aluminio.

brick

3. Cartones

Los cartones manchados de grasa, como las cajas de pizza por ejemplo, no se pueden reciclar.

cartongrasa

4. Plástico, pero no envases

Los CDs, ropa y calzado, sartenes, cubiertos y ollas y objetos de plástico que no son envases no pueden echarse al contenedor amarillo. Para este tipo de residuos está el contenedor de genéricos o punto limpio.

ceds

5. Cerámica

No se deben tirar al contenedor verde cerámicas, porcelanas, ladrillos y piedras, también van a un punto limpio, ya que si llegan a los hornos vidrieros los envases resultantes son tan frágiles que tienen que ser desechados.

ceramica

6. Medicamentos

Los medicamentos que están caducados o ya no nos sirven no hay que tirarlos al contenedor, se deben llevar a la farmacia, allí se encargan de recogerlos.

medicamentos

7. Cuadernos

El papel de los cuadernos se puede reciclar, siempre y cuando le quitemos la anilla y las tapas si son de plástico.

cuaderno

8. Aparatos electrónicos

Aparatos eléctricos y electrónicos, juguetes con componentes electrónicos y pilas hay que llevarlos a un punto limpio.

pilas

9. Ropa

Hay contenedores específicos para la ropa y el calzado, si no, hay que llevarlos a un punto limpio.

ropa

10. Vidrio

Las botellas y botes de vidrio tienen que ir sin tapón o tapa, además tienen que estar libres de residuos.

vidrio

¿Bolsa de Papel o Bolsa de Plástico?

Muchos no le prestarían atención al siguiente debate, pero para quienes defienden a ultranza la ecología y medio ambiente, se trata de un tema indispensable.

bolsas-plastico-y-papel

En la producción de bolsas de papel se gastan muchos recursos, pero tienen posteriormente más posibilidades de reciclarse o de romperse. Es claro que muchas tiendas ofecen bolsas de este material inclinándose por el reciclaje.

Las bolsas de plástico resultan más baratas de manufacturar. Generan menor cantidad de desperdicios pero son más complicados de destruir. La quema de bolsas de plástico para provocar electricidad genera también metales pesados y cenizas tóxicas que se filtran en el aire.

¿Papel o Plástico? Hay que elegir, pero para eso habría que tomar en cuenta, por ejemplo, cuánto tardan en degradarse estos materiales. Resulta que el plástico tarda bastante más que el papel en descomponerse.

Pero, fabricar papel provoca desforestación, contaminación por combustibles fósiles y gasto de agua. Producir plástico es aproximadamente igual de contaminante para la atmósfera, pero la contaminación de agua y suelo es mayor en la producción de papel.

La comparativa de vida entre una bolsa de plástico y otra de papel resulta especialmente, relevante para la conservación del medioambiente. Como productores de energía fósil una bolsa de polietileno de baja densidad requiere 3,3 megajulios de energía no renovable y necesita de petróleo para su fabricación.

Diez consejos para cuidar el medio ambiente desde casa

El cuidado por el Medio Ambiente es una tarea que involucra a cada habitante de nuestro planeta. Por eso, hay diversos medios, diferentes maneras en los que podemos contribuir para un buen mantenimiento de la ecología incluso desde nuestro hogar.

Por tal razón, te proponemos diez actividades que puedes realizar desde tu casa para evitar en nuestro ecosistema se vaya debilitando constantemente. Demás está decir que el cambio depende única y exclusivamente de nosotros mismos.

1420564

Evitar usar el automóvil para tramos cortos

Cada vez que viajas en automóvil, agregas al aire más de 500 g de dióxido de carbono y otros gases que provocan el efecto invernadero. Por tal motivo, si debes realizar trayectos cortos es preferible caminar o transportarse en bicicleta. Estos hábitos no solo beneficiarán al medio ambiente sino a tu propia salud.

Evita el uso del plástico

Comprar alimentos en envases plásticos representa un uso excesivo de dicho material y por ende una pérdida de dinero. Por tal motivo, lo mejor es comprar alimentos con envoltorios elaborados con acero inoxidable. Si tomas bebidas calientes al trabajo, llévalas en termo y así evitarás el uso de varios vasos de plástico, que no son del todo amigables con el medio ambiente.

Opta por telas naturales para tu ropa

Incluso las prendas de vestir resultan un daño al medio ambiente por los químicos con los que son fabricados. Para desestimular el uso de estos productos, es preferible comprar ropa hecha con telas naturales, aunque no todas son amigables con el medio ambiente. Citemos por ejemplo al algodón que exige el uso de potentes pesticidas y en su lugar, se recomienda ropa de lana, seda o algodón orgánico.

Compra alimentos orgánicos

Algunas frutas y verduras reciben químicos por haber sido cosechadas en lugares muy lejanos y haber pasado mucho tiempo desde que han sido recolectados. Lo recomendable es elegir alimentos cultivados en tu misma zona. De este modo ayudas al medio ambiente, a tu salud y a la industria nacional.

Cuida el agua

El agua es un elemento indispensable para la vida de todo ser humano pero año a año se vuelve un servicio muy limitado. Es importante cuidar de él. Cierra el caño si es necesario y mantenlo limpio. Para eso es importante colocar un filtro que le quite todas las sustancias contaminantes.

Evita los químicos para hacer la limpieza

Cuando empleas productos químicos para la limpieza del hogar, directamente (aunque no lo sepas) estás dañando el medio ambiente. Hay diversas alternativas naturales para poder quitarle la suciedad a nuestro hogar, como una mezcla de vinagre, sal y bicarbonato de sodio, como sustituto del detergente o la combinación de agua y vinagre para la limpieza de vidrios, baños y pisos.

Planta un árbol

Es ideal darle vida a tu jardín y plantar un árbol es un paso importante. La sombra natural refresca tu hogar y te quitará la posibilidad de emplear aire acondicionado. Asimismo, elevará el valor de tu propiedad y el dióxido de carbono del ambiente será transformado en oxígeno.

Come menos carne en tu dieta

La producción de carne provoca el 18% de las emisiones responsables del efecto invernadero. También, las pasturas para alimentar a los animales terminaron con muchos bosques en el mundo. Comer menos carne es otra manera importante de cuidar el medio ambiente.

Lava tu ropa en casa

Si te gana la flojera y crees que lo mejor es enviar tu ropa sucia a la lavandería, debes saber que en estos establecimientos emplean el percloroetileno, un químico considerado cancerígeno. Una vez que tu ropa esté seca, este químico permanece en ella y luego contagia el ambiente de tu hogar. Para evitar esto, debes tú mismo encargarte de tu ropa y en caso necesites acudir a la lavandería, debes asegurarte que empleen métodos de limpieza en húmedo.

Cultiva tus propios alimentos

Una tendencia últimamente es la huerta orgánica. Si tienes una en tu hogar podrás asegurarte que tus alimentos estarán frescos y contarán con un buen sabor. Esta actividad de cultivar tus alimentos te mantendrán activo porque de solo : preparar la tierra, plantar las semillas y recolectar los alimentos podrás quemar bastantes calorías.

Medidas simples para reducir el uso de bolsas plásticas

bolsa de tela

En un post anterior tratamos el tema de los perjuicios a la fauna y al medio ambiente que origina el exceso de desechos de plástico que existe en el planeta, ahora ofreceremos medidas para reducir su uso en el hogar.

¿Por qué es malo el plástico?

El plástico es un material no degradable, permanece en nuestro planeta por miles de años, ¿qué quiere decir esto? que el material mientras se siga fabricando continuará acumulándose en nuestro planeta, contaminando mares, lagos y la tierra, afectando a algunas especies animales que confunden los residuos con alimento, por lo cual mueren.

En algunas ciudades se está prohibiendo el uso de bolsas de plástico en supermercados; una de las ciudades en unirse a esta medida es la ciudad chilena de Pucón, un gran ejemplo de nuestros vecinos que deberíamos seguir, también en otros países se están buscando nuevos materiales que puedan reemplazarlo, pero, en tanto, ¿qué podemos hacer nosotros? ¿de qué manera podemos reducir los desechos de plástico?

Tu ayuda es importante

Tal vez pienses que aunque tú cambies tus hábitos,  las cosas seguirán igual, porque otras personas lo seguirán usando y no habrá diferencia, pero si compartes la información con tu familia, amigos e hijos, se sembrará más conciencia sobre el problema.

Recomendaciones

Reutiliza las bolsas de plástico que ya tengas en casa, si vas de compras llévalas contigo, no ocupan mucho espacio. Una bolsa de tela es una buena idea, por ejemplo, para comprar el pan como se hacía años atrás, ahora se entregan bolsas de papel, aunque es mejor que el plástico, el papel también tiene un oscuro origen , procede de la tala de árboles, y si vas al supermercado ¿recuerdas las antiguas bolsas de tela que se usaban para ir al mercado?, es cuestión de ingeniársela para evitar este material.

Si compras comida para llevar, lleva tu propio táper de vidrio y cuando vayas de compras a una bodega, no pidas bolsas de plástico, reutiliza o lleva contigo una bolsa de tela.

Usa termos para llevar agua, es más saludable que comprar gaseosas u otro tipo de bebidas embotelladas, incluso el agua de botella, en general, es de la misma calidad que el agua de casa y además, el calor puede hacer que el plástico se degrade y pase químicos nocivos al líquido.

Recuerda que el planeta es nuestro hogar y hogar de tus hijos y nietos, que les esperará si seguimos haciéndonos de la vista gorda a los daños que ocasionamos al planeta, tarde o temprano, nos pasará la factura.