Todas las entradas de: Daniel

La fiebre en los niños

Invierno, una temporada complicada por el clima frío que perjudica a la población, en especial a los niños, quienes son propensos a diversos males respiratorios. Aunque ahora, vamos a centrarnos en la fiebre y las recomendaciones que los padres de familia deben tener en cuenta ante un suceso como este en sus menores hijos.

Being ill

¿Qué pueden hacer los padres de familia si el niño presenta fiebre?

Se recomienda medir la temperatura con el termómetro. Es verdad que los padres y madres saben cuándo el niño tiene fiebre por su actitud y por el calor que se siente al momento de ponerle la mano en la frente o la espalda.

Apenas es necesario, para el pediatra, saber si el niño tiene antecedentes en crisis de fiebre. Esto deriva en que no resulta conveniente no dejarle subir mucho la temperatura, aunque puede que el primer signo de que el niño tiene fiebre sea la convulsión.

No se debe abrigar al niño, si tiene frío, conviene taparlo para que se sienta mejor pero sin taparlo en exceso. La temperatura en casa debe ser templada.

Conviene ofrecerle líquido abundante pero sin forzarle, porque el aumento de temperatura corporal aumenta las pérdidas insensibles de líquido corporal.

Utilice las dosis de antitérmicos recomendados por el pediatra respetando los intervalos entre las mismas. En la medida de lo posible, administrarlo por la boca en lugar de la vía rectal, puesto que la absorción es más exacta.

No es recomendable alternar medicamentos para tratar la fiebre. Es recomendable utilizar solo uno en las dosis adecuadas.

Los baños con aguas templadas disminuyen un poco la fiebre. Puede emplearlos para ayudar a los antitérmicos pero siempre a una temperatura dos grados menor a la fiebre del niño.

¿En qué casos acudir a urgencias?

  • En caso el niño afectado tenga menos de tres meses de edad.
  • Si el pequeño está decaído o muy irritable.
  • Si ha tenido por primera vez una convulsión.
  • Si se queja de dolor de cabeza de manera intensa y vomita varias veces.
  • Si respira con dificultad, se le notan las costillas, respira de prisa y haciendo ruido.
  • Cuando aparecen manchas rojas en la piel que no desaparecen al presionar.

 

La temida bronquitis

Estamos entrando al Invierno y las bajas temperaturas ya vienen provocando malestares en el hogar, sobre todo a los niños quienes son los más propenso a los males respiratorios.

del catarro a la bronquits

La bronquitis es un mal común en esta temporada. Se trata de la inflamación de los bronquios que suele afectar a los niños en otoño e invierno. Es importante dar ciertas precisiones sobre este mal.

La bronquitis suele estar originada por infecciones de tipo vírico. Puede estar causada también por bacterias o agentes irritantes como el tabaco y la contaminación.

La Tos seca se prolonga durante dos semanas aproximadamente a consecuencia de la bronquitis.

¿Qué hacer?

  • Mantener al niño en cama y humidificar el ambiente con elementos específicos.
  • No abrigarlo excesivamente.
  • En el caso de fiebre alta, suministrarle al niño un antipirético. Aunque es preciso recordar que la fiebre es un mecanismo de defensa de nuestro organismo por lo que se hace importante evitar su descenso inmediato apenas se manifiesta.
  • En el caso de la tos, se puede recurrir, sólo en la fase aguda, a los jarabes para la tos, siempre después de consultar al pediatra. De hecho, la tos también es un mecanismo de defensa, que sirve para proteger a los pulmones de las infecciones.

¿Cómo prevenir la bronquitis?

Si el niño muestra vulnerabilidad especial ante las infecciones, las medidas son:

  • Evita la exposición excesiva al frío y a la contaminación. Procura que cambie de aires de vez en cuando;
  • Llévale a la montaña o a la playa.
  • Evita el contacto con sujetos resfriados.

El hábito de la lectura en los niños

La lectura forma parte del camino hacia una buena educación, hacia un desarrollo óptimo intelectual de las personas y un correcto uso de palabras para nuestra vida diaria. Cultivar ese hábito desde niño es indispensable y por eso, es importante que los padres de familia puedan cultivar en ellos esta educativa costumbre.

12938-habitos-de-lectura-en-ninos-de-3-a-6-anos

Una buena manera de iniciar en los niños el hábito de la lectura es mediante los cuentos. Hay una diversidad de ellos: unos vienen con pegatinas, otros para colorear, otros desplegables. Es importante que el niño escoja el libro que le gusta para que tenga interés por leerlo. Hacer algo en contra de su voluntad no ayudará en nada.

Una de las grandes dificultades a la hora de motivar al niño en la lectura está en la falta de conocimiento que tienen muchos padres al momento de situar por ese camino al niño. Si los niños están familiarizados con los libros, según algunas investigaciones, se encontrarán más preparados para tener éxito en los estudios. El acto de leer o simplemente ojear un libro, estimulará su inteligencia, imaginación y creatividad hasta el punto de hacer del hábito de la lectura una actividad sumamente enriquecedora.

Consejos para fomentar la lectura en los niños:

1. Predica con el ejemplo: Es necesario que seas un modelo para tus hijos, que te vean con un libro en la mano e intenten imitarte. Los niños sentirán más interés por leer un libro si ven que este hábito está presente en su entorno. Piensa que ellos optan por copar e imitar como una manera de aprendizaje.

2. Fomenta el contacto con el libro: Es indispensable estar convencido que la lectura debe ser usada como una forma de diversión en lugar de una obligación. El contacto con lo libros debe ser fomentado antes de que empiece la escuela o esté aprendiendo a leer.

3. Estimula sentidos: Cuando el bebé consiga sentarse firme en el suelo o en la cuna, ofrécele libros para que los maneje. Procura que se entretenga con cuentos educativos, incluso hay pequeños libros hechos con tela y material plástico.

4. Léele en voz alta: Cuando adquiera un poco más de edad, lo ideal es leerle en voz alta, siguiendo siempre la historia del libro. Empieza con los cuentos tradicionales, clásicos, pero fundamentalmente elige libros que le agraden. Si un libro resulta aburrido, olvídalo y busca otro que sea más interesante.

5. Lleva a tus hijos a la biblioteca: No hay mejor ambiente que un lugar cerrado con varios libros a disposición. Así podrán familiarizarse con los libros, aprenderá a manejarlos y construirá buenos lazos con la lectura. Tras esa experiencia querrá elegir muchas veces los libros que desee.

6. Regálale libros: Convierte un libro en un premio, será un buen estímulo. Cada vez que tengas que premiar a tu hijo por algo importante, regálale un libro sobre su tema preferido.

7. Enriquece su biblioteca: Cuando sientas que tu hijo se interesa por las historias, se involucra en la trama, se identifica con los personajes e imagina distintos finales, sorpréndelo con nuevos cuentos. Dale continuidad a esa costumbre abasteciendo el hogar con más libros y revistas.

Hablar de divorcio con los niños

divorcio-padres-hijosCuando una pareja de esposos decide separarse y tomar otros rumbos en su vida queda en total incertidumbre la situación de los hijos, más aún si se trata de niños, quienes tendrían que vivir con una experiencia traumática, un dolor difícil de superar para ellos. Es importante para eso que los padres sepan diferenciar entre el rol de pareja y el papel de padre y/o madre.

¿Cómo explicar a los niños la separación de los padres?

Sería ideal que los hijos fueran informados acerca de la situación de la ruptura matrimonial de una manera adecuada de acuerdo a la edad de cada uno y no hablarles mal a ellos de su padre o de su madre. Lo conveniente es que los padres informen de manera directa a sus hijos sobre su separación y que ellos no se enteren de esa decisión por terceras personas.

Consejos para hablar de divorcio con los hijos:

Comenta con claridad la situación: Explica a tu hijo que papá y mamá ya no pueden y no desean vivir juntos y que a partir de ahora vivirán en distintas casas.

Explícales qué es la separación y sus consecuencias: Habla con tus hijos sobre la realidad de la separación y procura no culpar a nadie.

Consolida lazos de amor y cariño: Asegura de madera repetida a tus hijos que ambos continúan queriéndose igual o más que antes. El padre o la madre que no tenga su custodia podrá verlos las veces que ellos lo deseen.

Respeta la rutina de tus hijos: No cambies la rutina habitual: Domicilio, entorno, relaciones con los amigos, colegio, horario, etc.

Evita echar culpas: Asegura a tus hijos que ellos no tienen ninguna responsabilidad en el divorcio. Ellos no tienen “culpa” alguna y la responsabilidad pasa solamente por papá y mamá.

Mantén opiniones positivas: Trata de proteger las opiniones positivas que tu hijo tenga de ambos padres.

Comparte preocupaciones y tareas: Trata con el progenitor no custodio todo lo relacionado con la educación y la salud del niño.

El botiquín adecuado para el bebé

Cuando nacen los bebés, muchos padres tienen cierto desconocimiento a la hora de conocer qué material de primeros auxilios y de emergencia necesitan para el recién nacido.

Botiquin

Algunas familias optan por comprar un botiquín con todo el material necesario, mientras otros optan por tener sus propios productos en función de la edad y de las necesidades de su bebé. A continuación, de brindamos algunos consejos para tener tu propio botiquín de emergencia.

Es muy recomendable tener en el botiquín los números de emergencia, por ejemplo, del centro de salud más cercano, números de bomberos y también de la policía.

Aunque a la hora de medicar al bebé es importante consultar al pediatra pues hay algunos fármacos que conviene tener siempre en el botiquín del bebé. Por ejemplo, para niños menores de tres meses se aconseja tener “Paracetamol” en gotas preparado para bebés.

Hasta los tres años se recomienda también “Ibuprofeno” y “Jarabe de Ipecacuana”, que induce al vómito en caso de intoxicación, pero siempre consultando a pediatras o a especialistas en toxicología.

Asimismo, se recomienda incluir en el botiquín crema de protección solar, alcohol al 90%, pomada antibiótica para heridas, crema de hidrocortisona al 0.5% para rozaduras como las del pañal y picaduras de insecto. La aplicación de corticoides debe estar celosamente vigilada por el pediatra.

Además de los fármacos, hay otros productos importantes para añadir en el botiquín de primeros auxilio: Termómetros, tiritas, vendas y gasas estériles, además de pinzas, tijeras adaptadas para las cutículas y un aspirador nasal para la mucosidad.

Mucho ojo con los fármacos caducados, los frascos sin tapa de seguridad para niños, medicamentos recetados por otros miembros de la familia, antihistamínicos, laxantes y otros productos no indicados para el bebé. Éstos no deben ser incluidos en el botiquín y mantenerse fuera del alcance del bebé.

 

¿Cómo educar a niños que suelen distraerse fácilmente?

Los niños se distraen con un ruido, una luz o con sus propios pensamientos. Es complicado para ellos concentrarse y esto provoca que demoren un poco a la hora de aprender conocimientos. No son niños nerviosos especialmente, incluso pueden ser niños tranquilos que sin embargo, van a un ritmo más lento porque se despistan y no prestan la suficiente atención.

Young boy drifts from his concentration while studying TFGP.

¿Cómo manejar esto?

No resulta similar un niño distraído que un niño con déficit de atención (TDA/H). El Déficit de atención es un problema que afecta a una proporción mínima de niños. La diferencia radica en que el TDA/H se produce cuando el problema de concentración del niño es sumamente severo y no evoluciona.

Los síntomas aparecen antes de los siete años y se dan tanto en el colegio como en el hogar. El diagnóstico se da luego de una serie de pruebas pues se trata de un problema en algunas áreas del cerebro y se realizan con el apoyo de psiquiatras, neurólogos y pediatras.

Sin embargo, la mayoría de los niños distraídos no sufren TDA/H. Sólo se trata de problemas de concentración. Pueden ser soñadores o despistados aunque también niños inquietos.

¿Cómo ayudar a los niños distraídos?

Cuando un niño se distrae con más facilidad de lo normal, lo nota en el aprendizaje. Adopta conocimientos de forma más lenta y las tareas de la casa se vuelven una pesadilla para él y para los padres. Pero, no es conveniente regañar al niño ni mostrarse molesto pues esto implicaría que el niño se sienta fracaso y culpable.

Tenga en cuenta estos consejos:

  • Asegúrese que duerma lo suficiente. Hay niños que duermen mucho pero mal y al final no pueden rendir bien porque están cansados.
  • Mírele a los ojos mientras hable con él. Es la forma más correcta de asegurarse que lo está atendiendo.
  • Cuando trabajen en casa, cree una zona de trabajo sin elementos distractivos. Aparte las luces, juguetes y otros objetos que puedan captar su atención.
  • No deje las tareas más difíciles para el final. El niño podría perder el interés en esforzarse.
  • Anímele a que resuma en frases cortas lo que acaba de hacer. Así lo obligará a concentrarse y hacer memoria.
  • Y lo más importante, tenga mucha paciencia. La concentración se trabaja poco a poco y los resultados no se darán de la noche a la mañana.

¿Cómo evitar la humedad y su consecuencia en los niños?

La humedad se transforma en protagonista del invierno. Puede ocasionar numerosos problemas de salud en el hogar y hacer padecer a los niños, muy sensibles a la baja temperatura que pueden ocasionar males respiratorios.

1380194645

Si bien la humedad tiene un aspecto favorable pues permite la lubricación y obtención de agua en el aparato respiratorio. el exceso de humedad ocasiona el desarrollo de hongos y ácaros con mayor facilidad. El aumento de ambos incrementa la posibilidad de padecer infecciones.

Los hongos ocasionan alergias en el aparato respiratorio con suma frecuencia. Las esporas (“polen” de los hongos por llamarlo así) se encuentran en el aire dependiendo siempre de la zona, de la proximidad al mar, de la estación del año, etc.

Por lo general, las personas alérgicas a los hongos empeoran en las épocas en que se da el cambio estacional. En viviendas húmedas, oscuras, poco soleadas o ventiladas, además de sótanos o habitaciones con filtraciones, pueden encontrarse elevadas concentraciones de esporas de hongos.

También son fuentes de hongos la tierra húmeda de las macetas, humidificadores, aparatos de aire acondicionados mal empleados, los cubos de basura, los alimentos que se guardan por varios días, etc.

Por tal razón, las familias deben prepararse para adaptarse a la temporada del invierno. Es importante siempre:

  • Evitar permanecer en lugares cerrados
  • No abrigarse de manera excesiva
  • Contar con una excelente ventilación en el hogar
  • Reparar las filtraciones y limpiar las superficies enmohecidas.
  • Limpiar el aire acondicionado con frecuencia.
  • Mantener la ducha limpia, evitar la formación de manchas en las mayólicas.
  • Eliminar diariamente las bolsas de basura.
  • Evitar la acumulación del polvo en la vivienda.
  • Evitar la formación de manchas en las paredes.

Mitos relacionados con la lactancia materna

La lactancia debe ser uno de los procesos más importantes de unión entre una madre y su hijo. Se trata de un acto donde no solo influyen los factores fisiológicos sino también, las mujeres tienen a hacer por instinto.

Cuando se da a luz nace una serie de dudas por resolver y algunos mitos que deben ser derribados, principalmente las madres, primas, tías o amigas que tienen hijos y que dan ciertos consejos sobre lo que debes y no debes hacer.

image

Para que no pase esto, se elaboraron 15 mitos comunes relacionados a la lactancia materna. ¿Cuáles son ellos?

Mito n. 1: Amamantar de manera frecuente al niño reduce la producción de leche y produce el fracaso de la lactancia

La producción de leche guarda relación con la frecuencia de mamadas y la cantidad de veces que la glándula se vacía. Funciona en relación a la demanda, ósea, mientras más se pide producir, más leche se da.

Mito n. 2: La madre requiere amamantar de cuatro a seis veces cada 24 horas para mantener una buena cantidad de leche

Las investigaciones demuestran que la madre amamanta de manera precoz (dentro de la primera hora post parto) y frecuentemente (8 a 12 veces en las primeras semanas). Con esto, la producción de leche se ve aumentada, el peso del bebé se incremente para bien y hay una posibilidad mayor de que la lactancia sea más prolongada.

Mito n. 3: Los niños obtienen toda la leche que necesitan durante los primeros cinco a diez minutos de mamar.

Mientras que muchos niños alcanzan la mayor parte de su leche en los primeros cinco a diez minutos, esto no puede ser general para todos. Los recién nacidos aún están aprendiendo a mamar y no son muy eficientes en la succión.

Mito n. 4: No despiertes a un niño que duerme.

Pese a que la mayoría de niños hacen saber el momento en que necesitan comer, en el período de recién nacidos algunos son más flojos y no pueden despertar por sí solos de manera suficiente. La mamada poco frecuente puede ser provocada por falta de madurez del niño.

Mito n. 5: El metabolismo del niño está desorganizado al nacer.

Desde que nacen, los niños tienen patrones de alimentación, sueño y vigilia. No se trata de un comportamiento desorganizado, pero refleja las necesidades específicas de esta etapa de vida. Con el tiempo, los niños se van adaptando al ambiente que los rodea sin que sea necesario un entrenamiento.

Mito n. 6: Las madres lactantes deben usar ambos pechos en cada toma.

Es importante dejar que el niño termine el primer pecho primero incluso si eso significa que él no tome del segundo pecho durante esa mamada. En la medida que la glándula es drenada se accede gradualmente a esta última leche. Si pasas a la segunda mama antes de terminar con la primera, el niño puede llenarse con la primera leche baja en calorías de los dos pechos en vez de obtener el equilibrio normal de inicio y final, algo que produce una insatisfacción infantil.

Mito n. 7: Si el niño no aumenta de peso correctamente, es por que la leche de su madre puede ser de baja calidad. Eso no existe.

Las bajas de peso tienen mucha más relación con una menor producción de leche, por poco frecuencia de mamadas o con una mala técnica de acople del niño al pecho materno.

Mito n. 8: Si la madre tiene escasez de leche es por estrés, fatiga y bajo consumo alimenticio y líquidos.

Las causas más comunes de problemas en la cantidad de leche son las tomas poco frecuentes o el mal acople del niño al pecho. El estrés, la fatiga o la desnutrición son causas de la insuficiencia del suministro de leche, porque el cuerpo tiene muy desarrollados mecanismos de supervivencia para proteger al lactante durante época de escasez.

Mito n. 9: Una madre debe tomar leche para poder producir leche.

Una dieta compuesta por verduras, frutas, granos y proteínas es lo que mamá necesita para proporcionar los nutrientes ideales para la producción de leche. El calcio se puede obtener de una variedad de alimentos no lácteos como las verduras, Es ideal mantener una dieta balanceada y una correcta hidratación.

Mito n. 10: Algunos niños son alérgicos a la leche materna.

La leche humana es la sustancia más natural y fisiológica que el niño puede recibir. La mayor frecuencia de alergias a la leche se da por la proteína de la leche de vaca y no necesariamente por leche materna. Si el niño presenta signos de alergia o intolerancia, debe ser revisado por su médico especialista, quien debe realizar una evaluación e instrucciones para eliminar de la dieta materna aquella sustancia que puede provocar la alergia.

¿Es bueno ponerle límites a los niños?

La ausencia de límites al interior de la familia podría traer severas consecuencias en la educación de los hijos. Por eso, es importante que los padres digan “NO” en ciertos momentos de la crianza de los niños.

mother-child-talking-rex

Lo que más prefiere el niño es pasarla bien todo el día y eso provoca que olviden que deben cumplir con ciertas obligaciones y es ahí donde entra a tallar el rol de los padres de familia.

Los padres deben aprender a tolerar a veces algún llanto o que el niño diga que no quiere hacer algo, pero cuando las cosas son óptimas para él, ellos deben mantenerse firmes pues eso es muy importante para la educación del niño.

Una de las principales preocupaciones de los padres es la de no ser demasiado estrictos en su educación para no provocar traumas en los niños y eso no es así, pues ellos solo se trauman si alguien les hace daño de verdad sea física o psicológicamente. Pero cuando los padres le imponen un castigo educativo, limitan su conducta o le prohíben algunas cosas por su bien.

Hay que tener en cuenta que los niños no quieren que los padres le compren o den todo. Lo que de verdad desean es que los padres estén pendientes de ellos y que cuando hay una cosa que no deben de hacer, que los padres no se la dejen hacer.

A veces los niños no tienen fuerza de voluntad y se dejan llevar por sus amigos por miedo a enfrentarse a ellos.

Como padres cuesta a veces decir que no, pero a veces es necesario darse cuenta que otorgándoles todo no se le hace ningún favor.