Cómo lidiar con el TDAH en niños

La hiperactividad con déficit de atención (THDA) es un trastorno conductual, se caracteriza por desatención, comportamiento impulsivo, actividad excesiva, este padecimiento afecta a los niños en edad escolar y continúa a lo largo de la vida, en algunos casos los síntomas se aminoran con la edad.

Se produce con más frecuencia en varones que en niñas. Se desconoce las causas del problema, pero se sabe que puede ser hereditario.

Síntomas

No puede enfocarse y prestar atención.
Problemas para seguir instrucciones como si no escuchara.
Cuando se le habla directamente parece distraído.
Continuo movimiento, no puede permanecer sentado.
Es olvidadizo.
Demasiado hablador.
No controla su necesidad de moverse incluso en situaciones inapropiadas.
Es impulsivo
Se entromete en juegos o conversaciones.

Aunque muchos niños presentan este tipo de comportamiento y suele ser natural a temprana edad, si el niño tiene varios de estos síntomas y afecta el desempeño académico y su salud o su comportamiento sea vuelve inmanejable por parte de los padres, es necesario consultar con un pediatra.

Tratamiento

El diagnóstico se realiza haciendo exámenes médicos y descarte de otros problemas. El tratamiento puede ser farmacológico y psicoterapia conductual, la combinación de ambos suele ser es el más efectivo según expertos. El tratamiento farmacológico incluye medicamentos estimulantes como el metilfenidato y los no estimulantes como atomoxetina.

También es recomendable la terapia familiar para lidiar con el estrés.

Recomendaciones para ayudar al niño

Ser afectuoso con el niño.
Tratar de mejor la disciplina.
Ofrecerle actividades como arte, música, lecciones de artes marciales.
Ayúdelo a que aprenda a organizarse, proporciónele un cuaderno donde pueda anotar sus tareas diarias, mantenga el ambiente ordenado. Mantenga una rutina diaria.
El niño debe descansar, no debe fatigarse demasiado ya que esto aviva los síntomas del TDAH.
Tenga paciencia con el niño, muéstrese calmado para que el niño siga su ejemplo.
Mantenga una relación fluida con los maestros del niño para que puedan apoyarlo.

 

  • Juan Matias

    Y en Japón alquilan gatos… para combatir el estrés