Archivo de la etiqueta: crianza

Cómo reforzar la autoestima en los niños

En en la niñez donde se forman los cimientos de la autoestima, los padres son los principales responsables de fomentarla, ello repercutirá positivamente en su vida futura.

La autoestima es el sentimiento de valoración que sentimos hacia nosotros mismos, en simples palabras sería el amor a nuestro propio ser, incluidos nuestros gustos, apariencia física, ideales. Es la aceptación incondicional de quienes somos.

Según el psicólogo Walter Riso hay cuatro aspectos que conforman la autoestima de las personas:

  1. El autoconcepto (que se piensa de uno mismo)
  2. Autoimagen (qué tanto se agrada uno mismo)
  3. Autorrefuerzo (qué tanto se premia y se da gusto)
  4. Autoeficacia (es la confianza en uno mismo)

La autoestima se forma en la infancia, los niños buscan en sus primeros años la aceptación de sus padres,  la autoestima es aprendida y es durante los primeros años de nuestra vida que nuestro cerebro registra experiencias convirtiéndolas en creencias fabricando modelos o patrones de comportamiento, es por ello muy importante que los padres fortalezcan una buena autovaloración en sus hijos, ellos serán los encargados de  transmitirles su visión del mundo. Es crucial educar a los niños para desarrollar el amor propio,

Cómo se moldea la autoestima 

En general podemos indicar factores de tipo personal como las habilidades físicas e intelectuales, la imagen corporal; las personas significativas en la vida como padres, hermanos, profesores, amigos; este entorno constituye las creencias de la persona hacia sí misma, inculca valores, sus conceptos sobre la vida son adoptados por los niños, en mayor medida por parte de los padres.

La autoestima también esta ligada a los tipos de valores admitidos por la sociedad y si el niño las posee, sin embargo, es determinante la consideración o crítica de las personas significativas de su vida.

Importancia de la autoestima

Los niños por naturaleza se aceptan y se consideran valiosos, son más libres en sus acciones, pero necesitan la guía de los padres para no traspasar algunos límites, brindarles seguridad y controlar sus impulsos;  evitar los excesos en la disciplina, no mellar la libre expresión de los niños, se debe respetar su personalidad y no ser autoritarios. Una guía firme pero con libertad y cariño es lo ideal para una sembrar las bases de una buena autoestima en nuestros hijos.

Señales de baja autoestima

No intentar actividades nuevas por miedo a equivocarse.
No asumir sus propias responsabilidades.
Falta de confianza en sí mismo
Excesiva timidez o ser actitud agresiva.
Baja tolerancia a la frustración.

Causas de la baja autoestima en los niños

Como señalamos en líneas anteriores, los niños de manera innata confían en sí mismos, muestran una gran curiosidad por el mundo y están llenos de energía, los pequeños también pueden excederse o tener actitudes egoístas, es importante formarlos a  respetar los derechos de los demás.

Recordar que la autoestima no es ego, no se trata de hacerlos creer superiores a los demás, ni ser exigentes o ponerles altos cánones de comportamiento, la autoestima real es sentirse valioso y considerar a otros de la misma manera, brindarles consideración y  buen trato a las demás personas.

 Cómo criar un niño con una buena autoestima

Estos son algunos consejos:

Siempre brindar elogios a los niños, concentrarse en las acciones positivas que realice. No ser excesivamente críticos, no pretender la perfección en los niños. Autoanalizarse si se pretende esto de los hijos y es una actitud enraizada ya que podría proceder de la propia crianza de los padres.

Siempre mostrar respeto hacia los hijos, de la misma forma que se muestra hacia personas extrañas, inculcarles normas de cortesía.

Promover que los niños tomen sus propias decisiones, si se equivocan no descalificarlos, explicarles el motivo del error y apoyarlos, esto ayudará a hacerlos más tolerantes a la frustración y seguros de sí mismos.

Evitar la sobreprotección.

Estimular los intereses y las habilidades, hágalos partícipes de actividades interesantes y divertidas según su edad, en las cuales usted sabe que pueden sobresalir para aumentar su autoestima.

Debemos evitar sembrarles culpas, si se cometió un error, no machacar en él constantemente, ni usarlo para recriminar algún nuevo mal comportamiento,  hacerlos reflexionar de manera firme, en caso de algún mal comportamiento, evitar el castigo físico, es mejor restringir algún tipo de actividad que el niño disfrute como prohibirle el uso videojuegos o salidas.

No reprenderlo delante de otras personas.

No ser demasiado exigentes, recordar que son niños no adultos en miniatura, recordar sus necesidades emocionales, los niños no deben ser receptores de problemas de adultos.

Tener un comportamiento maduro, no actuar de manera caprichosa y variar el comportamiento según la propia conveniencia, por ejemplo decirle que mentir es malo y luego obligarlo a hacerlo por alguna circunstancia.

Instarlo a aceptar riesgos, pero no obligarlo ni recriminarlo si muestra temor, un aprendizaje progresivo es lo natural en los seres humanos.

Delegarles responsabilidades según su edad, como hacer sus tareas escolares, cumplir con rutinas para ir a dormir, ordenar sus juguetes.

 Ventajas de tener buena autoestima

Se incrementa la alegría, creatividad y la confianza, se cuenta con mayor seguridad en las tareas ha emprender, una alta autoestima permite mejorar las relaciones con las personas, disminuirá el miedo al ridículo y se tratará con consideración a los demás.

Más adelante se tendrá relaciones saludables, se amará de forma madura, no se permitirán maltratos, ya que no existirá el miedo a perder al ser amado,  la persona se sabe lo suficientemente valiosa para no permitir tratos abusivas y es capaz de  cortar con relaciones potencialmente tóxicas.

La autoestima genera mayor independencia, ya que existe más confianza en las propias decisiones y tomar el control de su propia vida.

 

¿Es bueno ponerle límites a los niños?

La ausencia de límites al interior de la familia podría traer severas consecuencias en la educación de los hijos. Por eso, es importante que los padres digan “NO” en ciertos momentos de la crianza de los niños.

mother-child-talking-rex

Lo que más prefiere el niño es pasarla bien todo el día y eso provoca que olviden que deben cumplir con ciertas obligaciones y es ahí donde entra a tallar el rol de los padres de familia.

Los padres deben aprender a tolerar a veces algún llanto o que el niño diga que no quiere hacer algo, pero cuando las cosas son óptimas para él, ellos deben mantenerse firmes pues eso es muy importante para la educación del niño.

Una de las principales preocupaciones de los padres es la de no ser demasiado estrictos en su educación para no provocar traumas en los niños y eso no es así, pues ellos solo se trauman si alguien les hace daño de verdad sea física o psicológicamente. Pero cuando los padres le imponen un castigo educativo, limitan su conducta o le prohíben algunas cosas por su bien.

Hay que tener en cuenta que los niños no quieren que los padres le compren o den todo. Lo que de verdad desean es que los padres estén pendientes de ellos y que cuando hay una cosa que no deben de hacer, que los padres no se la dejen hacer.

A veces los niños no tienen fuerza de voluntad y se dejan llevar por sus amigos por miedo a enfrentarse a ellos.

Como padres cuesta a veces decir que no, pero a veces es necesario darse cuenta que otorgándoles todo no se le hace ningún favor.