Una inadecuada manipulación de las carnes, podría echar a perder su cena navideña

La compra del pavo o de otras carnes  para la cena navideña  requiere de adecuados criterios de manipulación.  Te brindamos algunas recomendaciones para que puedas garantizar la calidad de tu compra, conservación y  preparación.

  •  El lavado de los utensilios de cocina y las manos es vital en este proceso porqué las carnes de pavo, pollo y cerdo pueden tener gérmenes patógenos como la salmonella, estos quedan en la tabla, cuchillos, manos, y provocan la contaminación cruzada de otros productos listos para el consumo como ensaladas.
  •  Si compras en el supermercado, el pavo, por ejemplo lo puedes obtener: fresco, congelado, entero o por piezas. Recuerda que esta carne  se contamina fácilmente si se tomas las medidas de higiene y conservación adecuadas.
  •  Procura conservar el pavo en su envoltura o presentación original.
  • Debes mantener la carne en el frigorífico o en el congelador.
  • Si tienes varios tipos de carne en el mismo congelador, procura que existan entre ellas una razonable distancia, para evitar contaminaciones cruzadas.
  •  No debes refrigerar el pavo a temperatura de ambiente, lo recomendable es hacerlo en el refrigerador o en el microondas.
  •  Si el pavo cuenta con relleno, entonces luego de servir las porciones, deberás  separar el relleno del pavo y guardarlo en el refrigerador, si no lo haces corres el riesgo de echar a perder lo que quedo de la cena.
  •  En el caso de  la carne de pollo, es necesario evitar que se contamine con las verduras, esto es  a lo que llamamos contaminación cruzada. el lavado implica mucho para garantizar la calidad del mismo.
  •  Recuerda que igual que el pavo debe mantenerse refrigerado, lo recomendable es a 4º , en un máximo de dos días. Porqué el calor genera la proliferación de microrganismos nocivos para la salud.
  •  Tenga en cuenta también que el color de la piel de la carne del pollo, es el resultado del alimento que ha consumido el animal, no es una indicación de valor nutritivo. Sabor o contenido en grasas.
  •  Otra recomendación es no comprar pavos vivos en la calle, ya que no le ofrecen ninguna seguridad de que el ave, este totalmente sana.

 
No olvide cada una de estas recomendaciones sólo así podrá garantizar la calidad de una cena navideña.

  • RIGOBERTO VENTURA CARI

    no es novedad los extraterrestres son una realidad diaria