Cómo mantenerse alejado de los fraudes por internet

emailrealEl siguiente es un mensaje escrito por: Jason Morrison, del Equipo de calidad de las búsquedas de Google, considero importante republicarlo porque a pesar que es de hace algunos años los mismos fraudes en inglés ahora se están propagando en español.

Como persona designada para resolver los problemas técnicos de mis familiares más directos, suelo recibir llamadas sobre problemas tales como fallos del navegador o sitios web sospechosos. Hace pocos días, mi madre me llamó para preguntar por algo que había visto en Internet: Google estaba dispuesto a pagar miles de dólares por trabajar desde casa sin necesidad de experiencia. No respondió al ofrecimiento, pero quería saber si era cierto.

Mi madre tenía razón en mostrarse escéptica. En la difícil situación económica actual, muchas personas buscan modos de ganar dinero extra. Desgraciadamente, algunas personas sin escrúpulos ven esta tendencia como una oportunidad para engañar a los usuarios incautos con fraudes y complicados planes para hacerse millonarias rápidamente. Están apareciendo casos alarmantes en que determinados sitios web, correos electrónicos y anuncios afirman poder ganar grandes cantidades de dinero desde casa con muy poco esfuerzo mediante los productos y servicios de Google. Parecen haber sido escritos por una persona normal, como tú, a quien se le presentó la increíble oportunidad de hacer realidad sus sueños de riqueza. Lo que claramente no dicen es que Google no está afiliado a estos sitios y que podrían hacer cargos adicionales a tu tarjeta de crédito o usar indebidamente tu información personal.

Evidentemente, es un orgullo poder decir que muchas empresas y trabajadores ganan dinero legítimamente colocando anuncios en sus sitios web con Google AdSense o participando en programas como Google Affiliate Network. Crear un sitio web de éxito es una tarea ardua: estos sitios ganan dinero escribiendo contenido interesante, desarrollando aplicaciones útiles y manteniendo comunidades de usuarios atractivas. Cualquier afirmación que insinúe que nada de eso es necesario y que se puede ganar el mismo dinero publicando enlaces, usando un sistema secreto o ejecutando un kit de herramientas para generar sitios web, debe tratarse con grandes dosis de escepticismo.

Los remitentes de spam intentan llegar a los usuarios generando cientos de páginas web y enviando una avalancha de mensajes de spam, a veces incluso mediante la compra de anuncios en sitios web acreditados. Sus sitios se dirigen también a otras empresas de Internet conocidas. Pueden incluir fotos de familia robadas de otro sitio o una fotografía de un cheque que supuestamente han recibido. Los remitentes de spam utilizan una gran variedad de técnicas que intentan sortear los filtros automáticos para ponerse en contacto con el usuario. En Google, nos esforzamos para proteger a los usuarios de estas prácticas mediante una combinación de herramientas automatizadas y manuales que eliminan estos sitios de nuestro índice de búsqueda y red publicitaria. Sin embargo, los fraudes van dirigidos a muchas empresas y aparecen en sitios muy diversos en toda la Web, por lo que es necesario que todos trabajemos en colaboración. Google colabora con diversos organismos de protección del consumidor gubernamentales y no gubernamentales, como la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission), que investiga en profundidad este tipo de prácticas (http://ftc.gov/opa/2009/07/shortchange.shtm).

Cómo identificar fraudes y otras prácticas ilegales

Como norma general, si parece demasiado bueno para ser verdad, es que no es verdad. A continuación se incluyen algunos consejos que pueden resultar útiles:

Antes de rellenar un formulario o proporcionar a alguien los datos de tu tarjeta de crédito, haz una búsqueda web para ver los comentarios de otras personas sobre la empresa y sus prácticas.

Desconfía de las empresas que solicitan pagos iniciales por servicios que Google ofrece gratuitamente. Visita nuestra página de soluciones empresariales antes de extender un cheque.

Lee siempre la letra pequeña. Ten cuidado con los planes para ganar dinero rápidamente que realizan un cargo inicial de poca cuantía antes de aplicar disimuladamente grandes cargos recurrentes a tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria.

Google no garantiza nunca una ubicación destacada en los resultados de búsqueda o AdWords: desconfía de las empresas que ofrecen garantías de rankings, afirman mantener una relación especial con Google o anuncian un “envío prioritario” a Google. No existen envíos prioritarios para Google. De hecho, el único modo de enviar un sitio directamente a Google es a través de nuestra página Incluye tu URL o a través del programa Sitemaps, y estas tareas las puedes realizar tú mismo sin coste alguno.

No te fíes de todo aquello que parezca un esquema piramidal(http://www.sec.gov/answers/pyramid.htm), que consiste en ganar comisiones mediante el reclutamiento de más participantes.

Algunos reclamos publicitarios usan la palabra “Google” u otras marcas comerciales directamente en su nombre con expresiones estratégicas como “efectivo”, “cobro”, “dinero”, “secretos”, “trabajo en casa”, etc. Si no lo encuentras en nuestra lista de productos Google ni en la página de soluciones empresariales, no te fíes.

Busca la verificación de un tercero. Los estafadores pueden cortar y pegar imágenes fácilmente para decorar un sitio con frases como “tal como aparece en televisión”, “reseñas de cinco estrellas” y los logotipos de canales de noticias famosos. Los productos que en verdad han sido recomendados por expertos y usuarios suelen contener enlaces de sitios de noticias legítimos y varios sitios de reseñas de usuarios.

Con el correo electrónico no solicitado que indica cómo ganar dinero con Google AdWords, muestra el mismo escepticismo que con las pastillas dietéticas que “queman la grasa mientras duermes” o las solicitudes para ayudar a transferir fondos de dictadores depuestos. En general, desconfía de las ofertas de firmas que te envían correo electrónico que no esperas. Aunque parezca increíble, nosotros también recibimos spam como éste:

“He visitado su sitio web y he detectado que no figura en la mayoría de los motores de búsqueda y directorios principales…”

* Google no juega a la lotería y no hemos seleccionado tu dirección de correo electrónico para ganar millones de dólares. No proporciones los datos de tu cuenta bancaria a través de correo electrónico como anticipo de un cuantioso bote.

Acciones posibles

* Si has sido víctima de un timo o sospechas que otras personas lo han sufrido, informa del sitio y presenta una reclamación al organismo pertinente.

* Si te encuentras con muchos sitios con contenido duplicado o plantillas comunes cuyo objetivo es dirigir a los usuarios al mismo producto o estafa, háznoslo saber con un informe de spam.

Si se han puesto en contacto contigo para que coloques enlaces sospechosos en tu sitio por dinero, infórmanos de ello con un formulario de informe de enlace de pago. Si tienes tu propio sitio web o eres el encargado de la publicidad de un sitio, piénsatelo bien antes de aceptar anuncios o participar en programas afiliados que dirigen a tus usuarios a estafas como las mencionadas anteriormente.

* Si los foros o las secciones de comentarios de tu sitio han recibido spam con ofertas falsas para ganar fabulosas sumas de dinero, es posible que tengas que tomar medidas para combatir el spam en los comentarios. Los remitentes de spam se aprovecharán de cualquier sección de contenido generada por los usuarios de tu sitio e incluso generarán miles de perfiles de usuario falsos para intentar pasar inadvertidos.

Si recibes mensajes sospechosos que afirman provenir de Google, puede tratarse de intentos de suplantación de identidad (“phishing”). Denúncialos en phishing@google.com.

Recuerde siempre que un estafador se aprovecha de Usted. Más información importante en: Evita estafas

  • Hola, tengo pensado ir a Peru y alquilar un departamento. Me gustaria saber si es fiable hacerlo por internet, si hay casos de estafa, y como los podria evitar.

    Muchas gracias,

    F.