A una semana de Sudáfrica 2010

Estamos a una semana del inicio de Sudáfrica 2010. Una nueva edición de la Copa del Mundo, desde hace 80 años, paraliza al mundo. Cada cual tiene sus favoritos y propongo algunos pronósticos de cara al primer Mundial que se disputará en África.

Los favoritos: Hoy por hoy, dos equipos parten como los serios candidatos a levantar el trofeo el 11 de Julio en Johannesburgo. España y Brasil acaparan la atención en el mundo del fútbol. El equipo ibérico es el campeón de Europa y accedió al Mundial con un puntaje perfecto. En tanto, el ‘Scratch’ ya sabe celebrar en suelo sudafricano, pues el año pasado, ganó la Copa Confederaciones, el segundo trofeo de Dunga como técnico.

Los otros favoritos: Inglaterra también llega con puntaje perfecto en el proceso eliminatorio. Alemania, a pesar de las bajas, siempre es un rival al que se le mira con cierto respeto. Argentina tiene la suerte de jugar en un grupo accesible, mientras que Holanda apelará al talento de Robben para por fin tentar algo importante.

El equipo revelación: Quien clasifique en el Grupo A será el equipo revelación y yo me inclino por Uruguay, por el peso histórico y por la calidad de ataque que tiene con Forlán y Suárez.  Me gustaría ver que ofrece el Chile de Bielsa y lo que pueda brindar Paraguay, ambos equipos de extraordinaria eliminatoria. Dinamarca, Costa de Marfil (a pesar de la ausencia de Drogba) y Portugal también tienen la chance de ser protagonistas en Sudáfrica.

El tapadito: Serbia. Dejar en el camino a Francia y acceder primero en su grupo europeo no es nada fácil. El equipo liderado por Dejan Stankovic tiene todo para superar a Australia y Ghana y darle dura pelea a la favorita Alemania en el Grupo D.

El mejor jugador: Este Mundial será una auténtica prueba de fuego para los tres últimos FIFA World Player: Kaká, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Pero es sobre el argentino sobre quien recaen todas las miradas del mundo. Si a la estrella del Barcelona le va bien, de seguro que Argentina llegará lejos.

El jugador revelación: Aparte de Kaká, en Brasil hay un jugador que debe aparecer en el Mundial: Luis Fabiano. El delantero del Sevilla fue una de las figuras del ‘Scratch’ en las eliminatorias, y con un fútbol más maduro, tiene la responsabilidad de llevar la ‘9’, aquella que Ronaldo usó para la última consagración del equipo en 2002.

Además, en Sudáfrica tendrán la oportunidad de mostrarse jugadores como Andrés Iniesta y Fernando Torres (España), Angel Di María, Gonzalo Higuaín y Diego Milito (Argentina), André Pierre Gignac (Francia)

El entrenador: Dará curiosidad por ver a Fabio Capello al mando de Inglaterra. Cosechó muchos éxitos dirigiendo clubes (Milán, Real Madrid, Juventus), pero está bien podría ser su verdadera prueba de fuego.

Pero, la atención también estará centrada en Diego Maradona y las razones son obvias. El peso histórico del ‘Pelusa’, artífice del título de 1986 se traslada ahora a la dirección técnica. Fue duramente cuestionado en el proceso eliminatorio, y para seguir manteniendo la divinidad que le profesan, tiene que regresar al país con la tercera corona.

Sudáfrica: Dos bloques. Primero: Siempre el anfitrión gozará de cierto favoritismo (sino, que lo diga Corea del Sur en 2002), más aún en un grupo ‘indeseado’, pues le tocará jugar con dos ex campeones mundiales (Uruguay y Francia) y la potencia de CONCACAF como México. El equipo es toda una incógnita y pocos le dan como seguro clasificado, pero con el local nunca se sabe.

Como país organizador, la infraestructura es aceptable, sólo queda ajustar algunos detalles en cuanto a la seguridad. La experiencia de la Copa Confederaciones del año pasado, debe de haber sido valiosa para ellos, desde mi perspectiva, un buen territorio para que África albergue por primera vez un Mundial (a pesar del intenso frío).

La decepción I: En términos colectivos, las participaciones de Francia e Italia pueden generar dudas. En el caso de los galos, la incompetencia e ineptitud de un payaso de entrenador como Raymond Domenech, han sido causantes del mal momento que atraviesa el fútbol francés, a pesar de lo escandaloso que resultó su clasificación.

Y en el caso de Italia, parece complicado que pueda defender con éxito el logro obtenido cuatro años atrás en Alemania. Parte con la base de aquel equipo que conquistó el mundo en la final de Berlín, pero carece de ritmo y velocidad, pues la mayoría de jugadores ya bordean los 30 años de edad.

La decepción II: La ausencia de estrellas. Tome nota, primero de los lesionados: Michael Ballack (Alemania), Didier Drogba (Costa de Marfil), Michael Essien (Ghana), David Beckham, Río Ferdinand y Michael Owen (Inglaterra), Salvador Cabañas (Paraguay)

Los ausentes por decisión técnica: El principal Ronaldinho (Brasil) y sus compatriotas Adriano, Diego y Alexandre Pato. Les siguen: Ruud Van Nistelrooy (Holanda), Francesco Totti, Antonio Cassano y Luca Toni (Italia), Karim Benzema y Samir Nasri (Francia), Theo Walcott (Inglaterra), Juan Román Riquelme, Javier Zanetti, Esteban Cambiasso y Fernando Gago (Argentina).

Y los que lo verán por TV porque su país no accedió a la Copa: Zlatan Ibrahimovic (Suecia), Emmanuel Adebayor (Togo), el caserito en esta sección Ryan Giggs (Gales), Claudio Pizarro, Jefferson Farfán y Juan Vargas (Perú), Andry Shevchenko (Ucrania), Robbie Keane (Irlanda), Andrei Arshavin (Rusia), Luis Valencia (Ecuador), Mladen Petric e Ivica Olic (Croacia), Peter Cech y Thomás Rosicky (República Checa).

Los partidos de primera ronda: A no perderse: Uruguay-Francia / México-Francia / Uruguay-México. Luego, Argentina-Nigeria será un buen termómetro para Maradona y compañía. Alemania y Serbia será el plato fuerte del Grupo D. Italia y Paraguay abrirán el Grupo F, y los guaraníes tienen varias opciones para ganar. El partido sin duda de la primera ronda será el de Brasil-Portugal (Kaká vs. Ronaldo), mientras que Chile, en el Grupo H, será un duro examen ante la favorita España.