Batman cumple 75 años

Varias generaciones pasaron por estos 75 años. El superhéroe de Ciudad Gótica sobrevive al paso del tiempo y mantiene su sentido de la justicia, el concepto de lucha, su firme deseo de seguir siendo un nocturno anónimo que busca la paz de sus conciudadanos y que nadie sepa quien, al menos entre los villanos, se esconde detrás de ese misterioso traje negro.

Cada 23 de julio se celebra el “Día Batman”, un gran evento que congrega solamente en Estados Unidos a miles de visitantes, quienes se reúnen para compartir sus experiencias relacionadas con “El Caballero de la Noche”, un héroe que forma parte del Olimpo de los dioses del cómic y reinventado con el paso del tiempo; sencillamente un mito.

wall_batmen

“Es como un diamante irrompible. Lo podía estrellar contra la pared o el techo sin hacerle ni una muesca. Solo era cuestión de encontrar la faceta que nadie había usado nunca”. Esta frase pertenece al guionista y dibujante Frank Miller y puede ser la mejor descripción que se le pueda otorgar al millonario playboy de día y terror de los villanos por la noche.

En su 75 aniversario, Batman se encuentra en la cúspide del éxito y siempre vigilante desde las gárgolas de Gotham, desde donde vela por Ciudad Gótica. En 2016 se estrenará su nueva película “Batman y Superman: Dawn oj justice” (a pesar de la criticada participación de Ben Affleck), la conclusión de la tetralogía del videojuego Batman Arkham y el evento que cada 23 de julio, paraliza las tiendas de cómics en Estados Unidos.

Pero, todo empezó con un sueño del dibujante Bob Kane y un zapatero (Bill Finger). En 1938, ambos se estrecharon la mano en una fiesta común y corriente en Nueva York. El encuentro se narra en el libro Batman serenata nocturna (Timun Mas, 2014) de David Hernando (editor de Batman en España durante seis años).

BatmanEl autor describe a un Finger retraído, apasionado del cine y de Mozart. Kane se fascinó al verlo y de pronto vio el negocio; el zapatero le podría dar una fortuna si escribía los tebeos que él dibujara. Ambos no sabían el fenómeno que iban a ocasionar en el nacimiento de un personaje que acapararía la fama entera. El primer relato fue publicado en la revista de historietas Detective Comics 27, lanzada por la editorial National Publications en mayo de 1939. A partir de allí, nada iba a ser lo mismo.

Desde ese momento nació Bruce Wayne, un personaje que ha ido en constante evolución a pesar de una vida llena de pérdidas y decepciones. Con el paso del tiempo, Batman disputó el liderazgo de ventas de DC con otras grandes estrellas como su ¿amigo? Superman. En la década del 60 llegó al estrellato televisivo absoluto con un estilo pop que impuso a un “Bruno Díaz” con panza y a su fiel ayudante Robin con mucho color y onda twist.

 

La aparición del hombre de Krypton en el cine se dio a finales de los años 70 con las secuelas sucesivas que tuvo. Grandes estudios quisieron poner a prueba a Bruce Wayne y de este modo, Warner, que tenía los derechos, contrató a Tim Burton. El “emo” de los directores comenzaba a forjar su camino junto al hombre murciélago.

Burton filmó dos películas: “Batman” y “Batman Returns” que mostraron a un Bruce cuarentón, distante de la sociedad, antipático, con un poco de humor negro y otros detalles que encandilaron al público. En esas sagas aparece el mejor “Pingüino” de la historia en Danny de Vito y Michelle Pfeiffer como la “Gatúbela” más hermosa de todas. Mención especial para Jack Nicholson, quien impuso un memorable “Guasón” como un personaje desquiciado y siniestro.

 

Joel Schumacher pudo arruinar la franquicia con su grandilocuencia, colores histriónicos y poca cintura fílmica pretendió darle un giro a la oscuridad burtoniana. Batman Forever y Batman y Robin, la primera con Val Kilmer y la segunda con George Clooney, casi ocasionan un descalabro inmenso, pero la aparición de Christopher Nolan salvó al personaje.

Con Nolan, se estrenó en 2005 Batman Begins y todo cambió de color. La recaudación estalló por el cielo con una historia adulta, diferente a la de Burton, donde se mostraba cuál era la esencia del superhéroe, sus inicios, cómo se forjó el personaje, su origen y el porqué de la personalidad de Wayne. Para la crítica, Christian Bale es el mejor Batman de la historia y que le permitió a Nolan realizar una trilogía impecable, brillante, quizás inimitable, aunque con un camino abierto para que otros tomen su posta y proyecten nuevas historias.

 

El Caballero de la Noche y El Caballero de la Noche Asciende son las dos continuaciones de Nolan que dejan muy en claro que el cine de género puede y debe ser nutrido con una dosis de drama para contar con un relato propio de una historieta. Aparece para muchos el mejor Guasón de la historia personificado por el fallecido Heath Ledger, quien murió poco antes del estreno de El Caballero de la Noche; un villano imprevisible pero al mismo tiempo fascinante.

 

Con Ben Afleck se abre una nueva etapa en el personaje. Se verá la interacción entre Batman y Superman y el esperado nacimiento de la Liga de la Justicia. Sin duda la historia no terminará ahí y tendremos muchos años más.