¿Qué jugador peruano le anotó tres goles a Inglaterra?

La Selección Peruana no pasa por su mejor momento. La Bicolor no clasifica a un Mundial de Fútbol desde hace más de 30 años y por ende, los momentos de gloria son escasos.

Sin embargo, hay pasajes que marcaron más de un momento especial de la Selección: México 70, la Copa América de 1975 y la primera fase del Mundial de Argentina 78. Pero, en la década de los 50, nuestro combinado patrio se dio el gran lujo de golear a Inglaterra, el país inventor del fútbol.

Ocurrió el 17 de mayo de 1959. El Estadio Nacional fue sede de un partido amistoso entre el equipo peruano y los británicos, quienes contaban en su alineación con Bobby Charlton, gloria viviente del Manchester United.

Inglaterra venía de jugar un amistoso en Río de Janeiro ante Brasil y en el Maracaná el “Scratch” se impuso 2-0 con goles de Pelé y Garrincha.

La segunda parada fue Lima, donde los nacionales realizaban partidos amistosos con equipos locales que les daban ardua pelea, poniendo en tela de juicio el trabajo del técnico húngaro Gyorgy “Jorge” Orth, pese a la obtención del cuarto lugar en el Sudamericano de Argentina.

Perú ofreció un once de calidad, con jugadores que pasaban por un buen momento individual y en sus clubes. El resultado final fue 4-1 en favor del equipo nacional y el detalle más saltante fue el hat trick marcado por Juan Seminario, quien junto al holandés Marco Van Basten, son los únicos jugadores en marcar tres goles en un partido a los ingleses.

COn esta derrota, el equipo británico recibió más de una crítica al regreso a Reino Unido. En Perú, el triunfo se vivió con mucha algarabía y Seminario fue paseado en hombros por todo el estadio.

Síntesis:

Perú: Rafael Asca, Willy Flemming, José Fernández, Isaac Andrade, Juan de la Vega, Víctor Benítez, Óscar Montalvo, Miguel Loayza, Juan Joya, José Carrasco, Juan Seminario. DT: Gyorgy ‘Jorge’ Orth.

Inglaterra: Eddy Hopkinson, Don Howe, Billy Wright, Jimmy Armfield, Ron Clayton, Ron Flowers, Norman Deeley, Jimmy Greaves, Bobby Charlton, Johnny Haynes, Doug Holden. DT: Walter Winterbotton.

Estadio: Nacional, Lima
Goles: J. Seminario (10’, 39’, 80’), J. Joya (69’); J. Greaves (60’)
Juez principal: Edwin Hieger, Austria
Jueces de línea: Arturo Yamasaki y Alberto Tejada Burga
Asistencia: 50,306 espectadores

Los goles más gritados de la U en los últimos años

Universitario de Deportes cumple 89 años de vida. El equipo merengue sin duda, es uno de los clubes con mayor tradición en el fútbol peruano y ha regalado momentos de notable alegría a su afición, en base a la tradicional garra empleada por los cremas.

Por ello, compartimos los cinco goles más gritados por la afición estudiantil, cada uno en distinta época pero con el mismo condimento: El triunfo.

1. Luis Alberto Carranza (2000)

El “Betito” hizo lo imposible. La U necesitaba ganar en Cerro de Pasco a Unión Minas para ganar el título del Torneo Apertura aunque el partido, como se preveía, se tornó muy complicado. El equipo minero ganaba 1-0 y para el segundo tiempo, Roberto Challe dispuso el ingreso de Carranza al partido y el argentino, con un notorio chullo en la cabeza, fue el héroe crema al anotar el empate de penal y luego un gol que pocos, creían real por tratarse de un argentino corriendo sin parar en la ciudad más alta del mundo. Gol del triunfo y título en Pasco.

2. Roberto Martínez (1995)

Dicen que los goles se disfrutan a más no poder, pero en un clásico la pasión desborda por completo. Universitario y Alianza Lima definieron en diciembre de 1995, al subcampeón peruano y último representante a la Copa Libertadores de América. Fue un partido trabado, cerrado y que tuvo que llegar al tiempo extra. Parecía que el choque se iba a definir por penales, pero Roberto Martínez no lo quiso así y con un fuerte disparo infló las redes blanquiazules para desatar el delirio de la Trinchera Norte.

3. Carlos “Mágico” González (1996)

Noche de Copa Libertadores de América ante uno de los equipos más tradicionales de este certamen: Peñarol. Universitario de Deportes necesitaba ganar en el Centenario de Montevideo para mantenerse con vida en el torneo. El partido iba 1-1 y el “Mágico” González, de pasado aliancista, fue el héroe de la fría noche uruguaya y de derecha, le dio el triunfo que le devolvió a la U su vieja estirpe copera. El Dato fue que para ese partido, Sergio Markarián había renunciado a la dirección técnica y su lugar fue tomado interinamente por “Pichicho” Benavides.

4. Piero Alva (2009)

El último título nacional de Universitario fue en el 2009 ante Alianza Lima. Fue un 2-0 en el global pero en la ida se comenzó a gestar la corona 25 con un golazo de tijera de Piero Alva. El “Zorrito” es un delantero querido por algunos y resistido por otros, pero que en los clásicos siempre trajo a mal traer a los aliancistas. Con ese gol le dio medio título al equipo dirigido por entonces por Juan Reynoso.

Cuando Sport Boys y Municipal dominaban nuestro fútbol

Esta semana, ambos equipos estuvieron de aniversario institucional. Sport Boys y Deportivo Municipal son viejas glorias del fútbol peruano, pero lamentablemente, ambos forman parte del torneo de Segunda División.

Ambos equipos sacaron cita con la historia pues protagonizaron la primera final en la etapa profesional del Fútbol Peruano. Fue en el año 1951.

Ese año empezó el profesionalismo en nuestro balompié. Sport Boys y Deportivo Municipal eran por entonces los clubes más importantes y temidos de Lima, por encima de Alianza Lima y Universitario de Deportes. “Rosados” y “Ediles” disputaron palmo a palmo aquel torneo y por azar del destino, se tenían que enfrentar en la última fecha, a la que llegaron con igualdad de puntos.

Deportivo Municipal era el campeón vigente y dirigido por JUan Valdivieso, histórico arquero de Alianza Lima en los años 30. En materia de individualidades, Tito Drago era su máxima figura junto a Manuel Rivera, Pablo Pasache y Germán Colunga. Pero también tenía un “as” en el arco como Luis Suárez, el mejor de aquella época.

En tienda porteña, subcampeón en 1950, tenía una dupla de ataque poderosa: Valeriano López y “Willy” Barbadillo eran los puntas del equipo dirigido por Alfonso Huapaya. El “Tanque de Casma”, como se le conocía a Valeriano, venía de una grata experiencia en el extranjero, donde fue figura del Millonarios de Colombia.

Fueron 25 735 los espectadores que acudieron al Estadio Nacional a presenciar el partido, que era el de fondo pues se jugaban los recordados tripletes. La jornada la iniciaron Ciclista Lima y Atlético Chalaco y luego, Centro Iqueño y Universitario antecedió al choque definitivo por el torneo.

Municipal tenía al equipo completo. En el arco salió el ‘Flaco’ Suárez; atrás, César Brush y Augusto Cabada; al medio, Pablo Pasache, Germán Colunga y Marcelino Tello; y arriba, Augusto Alvarado, ‘Tito’ Drago, Manuel Rivera, ‘Vides’ Mosquera y Roque Rivera.

Sport Boys presentó a Velásquez en puerta; el ‘Chino’ León y Diego Agurto en la zaga; el capitán Lorenzo Pacheco, Dagoberto Lavalle y Luis ‘Joe’ Calderón en el mediocampo; y Boluarte, Barbadillo, Valeriano López, Pedro y Guillermo Valdivieso en punta.

Boys dominó las acciones en los primeros minutos del partido, generando en los primeros 15 minutos, cuatro tiros de esquina. ‘Muni’ respondió con un intento de Alvarado, pero Boys insistía con desbordes de Pedro Valdivieso y Boluarte, quienes estaban metidos como cuñas en el área. Valeriano esperaba algo más retrasado, quién sabe guardando físico para los minutos posteriores.

Lo cierto es que a partir de la media hora, el ‘9’ rosado se volcó con todo a su hábitat, el corazón del área. Y Municipal lo pagó caro. A los 35′, Pedro Valdivieso fugó por izquierda y le metió un pase en cortada al goleador, quien libre por el medio la mandó a guardar. Dos minutos luego, el ‘Tanque de Casma’ volvió a decir presente: recibió un pase a media altura de Barbadillo, la bajó y fusiló a Suárez.

Deportivo Municipal reaccionó con el 2-0 en contra y logró el descuento a los 39 minutos por intermedio de Tito Drago. Allí nomás, el ‘Chino’ Rivera se escapó solo y forzó una falta en el borde del área; Alvarado lo cobró y envió un misilazo que se fue desviado. Pero Boys y el ‘Tanque’ tenían combustible para más: Valeriano recibió un centro de Pacheco y, a los 43′, puso el 3-1 con un testarazo potente.

A los 81 minutos, descontó nuevamente el equipo de la comuna. ‘Vides’ Mosquera se encontró el balón en el área chica y la mandó a guardar.

Sport Boys defendió el resultado y se consagró campeón, el primero de la era profesional. En las calles del Callao, los festejos se prolongaron hasta la madrugada y se escribió una página brillante en la historia de la “Misilera”. Ambos equipos, hoy en Segunda División, escribieron su propia página, que los transportó al libro de oro de nuestro fútbol.

Los 45 de Germán Carty

No es mediático como Claudio Pizarro o Paolo Guerrero, pero Germán Carty es un delantero histórico en el fútbol peruano. Es quiźas, el único que se mantiene en actividad pasado los 40 años de edad, es más, esta semana cumplió 45 años de vida y aún, forma parte de la fiesta de nuestro balompié defendiendo las sedas del Pacífico FC.

El “Avestruz” es histórico porque formó parte del Cienciano Campeón de la Copa Sudamericana 2003 y de la Recopa 2004. No fue campeón nacional (como Sergio Ibarra), pero esos dos títulos internacionales le dan a Carty (y a otros jugadores que tomaron parte) el ingreso al la historia.

Germán Carty Monserrate nació el 16 de julio de 1968 en Cañete. Debutó en 1988 en Primera defendiendo las sedas del Coronel Bolognesi de Tacna para luego pasar a Hijos de Yurimaguas. Pero fue en Sport Boys en 1991 donde alcanzó a destacar por sus goles y marcó el camino de una larga carrera en el fútbol profesional:

Club Año
Coronel Bolognesi 1988
Hijos de Yurimaguas 1989-1990
Sport Boys 1991-1994
Universitario 1995
Sport Boys 1996
Atlante 1997
Irapuato 1997-1998
Sporting Cristal 1998
FBC Melgar 2000
Blooming 2001
Estudiantes de Medicina 2001
Cienciano 2002-2004
Alianza Lima 2005
Sport Boys 2005
Chalatenango 2006
Unión Huaral 2006
Total Clean 2007
Sport Ancash 2008
Total Chalaco 2009
Sport Boys 2010
Deportivo Coopsol 2011
Pacífico FC  2012-

En Cienciano fue donde Carty saboreó la gloria individual y grupal. En el 2003 se consagró campeón de la Copa Sudamericana con el cuadro imperial y por si fuera poco, fue también goleador de aquel torneo con 6 goles. Universidad Católica, Santos, Atlético Nacional y el poderoso River Plate en la final fueron víctimas del “Avestruz”.

Carty es ejemplo de responsabilidad deportiva. Con 45 años y en el fútbol profesional es un caso digno de imitar.

Hasta siempre “Viejo”

Resulta difícil creer algunas noticias. El lunes, causó sorpresa la noticia de la muerte de Julio César Balerio en Uruguay, sin duda, uno de los mejores arqueros que pasó por el fútbol peruano.

Balerio había debutado en Uruguay en 1980 en Rentistas, tras lo cual pasó en 1982 a Bella Vista, donde jugó dos temporadas. Su carrera en el exterior la inició en el argentino Boca Juniors (1984-1985) y continuó en Racing, desde 1986, equipo con el que logró la Supercopa Sudamericana en 1988.

El “Viejo” llegó al Perú para jugar por el Deportivo Sipesa de Chimbote en 1993. Cumplió un gran papel con el equipo chimbotano, con el que llegó hasta los cuartos de final de la Copa Conmebol, donde fue eliminado por el Atlético Mineiro de Brasil.

Sus buenas actuaciones lo llevaron a ser contratado por Sporting Cristal, institución donde alcanzó la gloria al coronarse tricampeón del fútbol peruano entre 1994 y 1996, además de llegar al subcampeonato de la Copa Libertadores de América 1997. Cruzeiro le arrebató la consagración definitiva al equipo rimense en Belo Horizonte.

Fue uruguayo, pero jugó por Perú. Y tanto fue su amor y agradecimiento por nuestra tierra, que le tapó un penal a su compatriota Enzo Francescoli en el propio “Centenario” de Montevideo. Y es que Balerio fue un arquero experto en atajar penales y también, en iniciar las jugadas de peligro en favor de su equipo.

El fútbol peruano lo recordará siempre. Hasta pronto “Viejo” Balerio.

El golazo de José Pereda en el caribe colombiano

Mañana Perú juega sus chances de seguir en la pelea por un lugar en el Mundial de Brasil 2014 en la calurosa Barranquilla ante Colombia, sin duda, un rival muy peligroso si tenemos en cuenta los antecedentes cefeteros jugando de local en este proceso.

Pero, la bicolor jugará en un terreno donde el triunfo no le es ajeno. En 1997, durante el proceso para el Mundial de Francia, Perú sacó uno de sus mejores últimos resultados jugando en calidad de visita, derrotando al equipo de Carlos Valderrama por 1-0, con un golazo del volante José Antonio Pereda.

Fue sin duda, un proceso que estuvo a punto de alcanzar la meta trazada. Aquel equipo de Juan Carlos Oblitas regaló momentos intensos de principio a fin y sacó resultados importantes jugando fuera de Lima. Aquiel triunfo en territorio colombiano resultó clave para mantener la moral al tope en un proceso mundialista que lo tuvo como uno de sus principales animadores junto a Chile.

El 30 de abril de 1997 se disputó este partido en el estadio Roberto Meléndez, conocido como “El Metropolitano” en Barranquilla. Se presentaba un partido duro, pues Perú debía afrontar una lucha no solo contra el cuadro local, que tenía entre sus filas a Valderrama, Asprilla y el “Tren” Valencia, pero también el intenso calor del caribe colombiano.

Minuto 17 del segundo tiempo. Colombia presionaba ante un Perú que esperaba un instante de sorpresa para intentar dar el golpe. Así fue. Un despeje malo del arquero Faryd Mondragón llegó a los pies de Roger Serrano, quien en primera, rechazó el balón que terminó en los pies de José Pereda. El entonces jugador de Universitario de Deportes le pegó magistralmente al balón, haciendo inútil todo deseo del meta colombiano de llegar a la pelota y evitar la conquista peruana.

Un golazo muy celebrado en Barranquilla y en todo el país. Pereda, actualmente con 39 y trabajando en las divisiones menores de la Universidad César Vallejo, ganó notoriedad con aquel golazo que devolvió a Perú la esperanza de jugar por un lugar en el Mundial de Francia. Lamentablemente, no se pudo lograr el objetivo al final del proceso, pero quedó la satisfacción de que si se pudo dar pelea hasta el final, algo que se le exige en esta oportunidad a los dirigidos por Sergio Markarián.

Los 100 años de Lolo Fernández

Este 20 de mayo, Universitario de Deportes y el fútbol peruano en general, recordarán a uno de los más grandes íconos de este deporte en nuestro país: Teodoro Fernández Meyzán, conocido como “Lolo”, de quien se conmemorará 100 años de su natalicio, ocurrido en el año 2013 en la ciudad de Cañete.

El hincha merengue hincha el pecho de orgullo y razón tiene. Lolo ha sido ejemplo no solamente de gran futbolista, sino también de persona ejemplar y leal con su club de toda la vida, la “U”. Definitivamente, tiene mil y un anécdotas que grafican ese sentimiento que lo envolvió para siempre con el color crema, como ocurrió por ejemplo cuando rechazó un cheque en blanco por parte del club Colo – Colo de Chile.

Compartimos la siguiente anécdota contada por el propio “Lolo”:

Muchos de los casos más anecdóticos de mi vida profesional los he pasado en Chile. Desde ese día que viajé en forma relámpago, para reforzar al Colo Colo y tuve que hacerme pasar por embajador, hasta la mejor oferta de mi vida. Eso fue precisamente después de ese encuentro que jugué con las sedas del popular elenco mapochino.

Allá estaban alternando con mucho suceso mi hermano Arturo, el “pibe” Socarraz y Jorge Góngora, que a la vez estudiaba ingeniería. Ese choque fue memorable contra Independiente de Avellaneda. En el mediocampo tenía a Coletta, un hombre pura fibra y temperamento y desde luego nos declaramos un duelo tremendo, que volvía a revivir cada vez que nos encontrábamos.

A Dios gracias ese día, el vencedor fui yo, el partido fue duro y muy luchado hasta que en una buena combinación, me dejaron la redonda, como a mí me gustaba y saqué un disparo fiero. Y el mismo “Tarzán” Bello, a quien ya había batido en Lima, no pudo hacer nada para evitar la caída.

Ya se imaginan ustedes cómo reventó el público chileno con esa conquista que a la larga le dio el triunfo a Colo Colo, una victoria para ellos inolvidable. Desde ese momento comenzaron a acecharme, dirigentes, hinchas y jugadores chilenos para que me quedara a jugar por ellos. Para qué…yo siempre he sido muy pegado a mi tierra, a mi familia, a mi club. Mi respuesta siempre fue negativa.

El último intento lo hizo el presidente colocolino, cuando iba a tomar el avión y me dijo “Fíjese Lolo, aquí está el cheque en blanco….usted póngale la cantidad, pagamos lo que pida…” Lo miré y le dije: “Disculpe, mi club está en Lima, y se llama la U”.

Tomado del libro Enciclopedia de Campeones (Anécdotas de Lolo).

Son pocos los casos en el fútbol peruano de jugadores que mostraron fidelidad a una camiseta en toda su carrera. Además de “Lolo”, tenemos el caso de José Luis Carranza, otro emblema de Universitario y Paulo Hinostroza en Alianza Lima (1988 a 2001). Lo que presentamos líneas arriba, grafica el real compromiso del “Cañonero” con los colores de su equipo, pese a recibir un cheque en blanco muy tentador para la vida de un profesional.

Desde aquí, un saludo fraterno a todos los hinchas del club Universitario de Deportes por el centenario del natalicio de su ídolo máximo, Lolo Fernández.

Un peruano campeón de Europa

Esta semana se terminó por confirmar la clasificación del Bayern Munich a la final de la UEFA Champions League, con un peruano de por medio: Claudio Pizarro. El “Bombardero” tendrá la oportunidad de consagrarse campeón de este torneo en la gran final de Wembley ante el Borussia Dortmund. Sin embargo, hubo otro compatriota que supo levantar el trofeo en alguna oportunidad, nos referimos a Víctor Benítez.

El “Conejo” Benitez logró el título máximo del fútbol europeo en 1963 vistiendo la camiseta del AC Milán de Italia, que venció en la gran final al poderoso Benfica de Portugal en el estadio Wembley.

Nació el 30 de octubre de 1935 en Lima. Se formó en las divisiones menores de Alianza Lima, donde jugó profesionalmente entre los años 1954 y 1959. Tras ganar los títulos de 1954 y 1955 con los blanquiazules, en 1960 fue traspasado al Boca Juniors de Argentina, donde se consagró campeón argentino en 1962, año en que se marcó a Italia para jugar en el AC Milán.

Fue en el equipo rossonero donde logró el mayor hito de su carrera: La Champions League. La campaña italiana se inició ante el US Luxembourg al que aplastó con un global de 14-0 (8-0 y 6-0). Ya en primera ronda, se deshizo del Ipswich Town de Inglaterra con un global de 4-2. Ya en cuartos de final, se deshizo con facilidad del Galatasaray de Turquía, derrotándolo 3-1 en Estambul y 5-0 en territorio italiano.

En las semifinales, un 6-1 en el global sobre el Dundee de Escocia lo depositó en la gran final de Europa ante el Benfica, equipo del ya famoso Eusebio “La Pantera de Mozambique”.

El 22 de mayo de 1963, un futbolista peruano logró convertirse por primera vez, en campeón del fútbol europeo. Aquel Milán, formpo con Giorgio Ghezzi en el arco, Mario David, Mario Trebbi, Víctor Benitez, Césare Maldini y Giovanni Trapattoni en la defensa, Dino Sani, Gianni Rivera y Gino Pivatelli en la volante y como atacantes, José Altafini y Bruno Mora.

Fue 2-1 para los italianos con doblete de Altafini y el primer título de los siete que ostenta el AC Milán en el fútbol europeo. Para felicidad de nuestro fútbol, un peruano estuvo ahí: Víctor Benítez, quien jugó gran parte de su carrera en dicho país, en clubes como Venezia, Inter y AS Roma.

 

La última alegría de una Selección Sub 17

La última alegría que nos dio una Selección juvenil del Perú fue en el 2007, cuando un grupo de jovencitos pertenecientes a la Sub 17, lograron por mérito propio clasificar al Mundial de la categoría, que se disputó en la asiática Corea del Sur.

Digo mérito propio, porque ya en el 2005, nuestro país había disputado este certamen, pero lo jugó en su calidad de organizador.

Juan José Ore se había hecho cargo del equipo peruano. Contaba ya con una experiencia en procesos Sub 15 y fue a Ecuador en silencio, sin la necesidad de hacer mucha bulla, sabiendo también que el fútbol peruano, en el tema de menores, ha pasado (y pasa) por una severa crisis de organización y también en lo deportivo.

Perú fue instalado en el grupo A junto a Brasil, el local Ecuador, Bolivia y Chile. El primer rival fue el “Scratch”, temido por muchos porque en esta categoría, ha dominado la mayoría de torneos disputados.

El partido fue el 4 de marzo en Riobamba. Contra todo pronóstico, el equipo bicolor se impuso 2-1 con goles de Christian La Torres y Reimond Manco, descontando Lulinha para Brasil. Fue un resultado sorpresivo, porque una de las “Cenicientas” de la categoría le daba un duro golpe al gran favorito, jugando un buen fútbol y dominando gran parte del partido.

El siguiente rival fue Bolivia y fue un equipo accesible. Se le ganó 4-1 con goles de Reimond Manco, Christian La Torre, Néstor Duarte y Jairo Hernández. La clasificación a la siguiente ronda, estaba ya en el bolsillo, la misma que se certificó con el empate 0-0 ante Ecuador. Pocó importó caer 1-3 con Chile, lo importante fue que un primer gran paso ya estaba dado pera pelear sí o sí la tan ansiada clasificación al Mundial de Corea del Sur.

“El grito del alma”

La segunda ronda era un enfrentamiento de todos contra todos entre 6 equipos. En ella estaba Perú, Brasil y Ecuador provenientes del grupo A, mientras que Argentina, Venezuela y Colombia hicieron lo mismo en el Grupo B.

El debut en esa fase fue ante Venezuela en la localidad de Ibarra. Fue victoria 2-1 para Perú con un nuevo gol de Christian La Torre y el segundo de César Ruiz. Hay que tener en cuenta que el debut de Perú tanto en la fase regular como en el hexagonal, fue con triunfo, algo que motivó mucho a los llamados “Jotitas”.

En el segundo partido, Brasil se vengó de la derrota en primera ronda y goleó 4-0 a un Perú que se mostró sin capacidad de reacción ante la contundencia del “Scratch”, pero el camino aún era largo. Sin embargo, Colombia puso en alerta la clasificación al Mundial con un triunfo 3-0 que llenó de temores a la delegación nacional.

Pero, hubo un partido clave: El empate 2-2 con Ecuador en la penúltima fecha, le daba la posibilidad a Perú de sumar al menos un punto ante Argentina para poder dar el paso deseado rumbo a Corea del Sur.

Perú tenía 4 puntos, los mismo que Venezuela. Necesitaba que la “Vino Tinto” no gane a Colombia en el preliminar para poder tener chances de luchar por llegar al Mundial. Se dio asi, pues los colochos golearon 5-0 y la “bicolor”, sumando un punto ante Argentina, estaría adentro de la Copa del Mundo. La cita fue el 25 de marzo en el estadio Atahualpa de Quito, Santiago Fernández había adelantado para el equipo argentino a los 21 minutos del partido, pero Jairo Hernández, en el último minuto del primer tiempo, empató el marcador que no se movió hasta el final y que por fin, le dio el pase a Perú a un Mundial de Fútbol FIFA luego de más de 25 años (por mérito propio).

Perú vs Chile 2001: Un triunfo muy celebrado

Perú ofreció partidos interesantes ante Chile jugando en Lima. Triunfos que invitaron a soñar y que salvaron el honor de nuestro equipo, que este viernes afrontará una nueva edición del “Clásico del Pacífico” en su deseo por pelear en las Eliminatorias Brasil 2014.

Uno de los partidos más intensos de los últimos años, se jugó en el 2001 también en el Estadio Nacional. El 27 de marzo de 2001, Perú saltó al gramado de juego del coloso de José Díaz con unas curiosas medias rojas como novedad en el vestuario. El equipo era dirigido por Julio César Uribe y necesitaba reponerse de un 5-1 sufrido la fecha anterior ante Paraguay en Asunción.

Chile también llegaba mal a este partido y Perú se aprovechó del mal momento que llevaba sobre sus hombros el equipo de Nelson Acosta y liderado en el terreno de juego por el gran Iván Zamorano.

Las fiesta del gol recién llegó en el segundo tiempo. Fue Flavio Maestri quien abrió el camino del triunfo a su estilo, con la cabeza. El “Tanque”, quien en ese año era jugador de la Universidad de Chile, le ganó la posición a Ricardo Rojas y con un cabezazo contra el suelo, venció a Tapia. Empató Chile minutos después por intermedio de Reinaldo Navia tras una buena combinación con Zamorano, encendiendo un poco el susto en los hinchas nacionales Claudio Pizarroque asistieron masivamente al Estadio Nacional.

Pero, Perú se recuperó rápidamente y fue intenso en el ataque. Fue Andrés Mendoza quien aumentó el marcador con un furibundo cabezazo que venció la resistencia de Nelson Tapia. Aquella noche fue una especie de revancha para el “Cóndor”, quien era “perseguido” por la prensa de espectáculos debido a sus constantes salidas nocturnas y con su gol, calló las críticas.

Y si algo le faltaba a aquella noche bicolor, fue el gol de Claudio Pizarro. Martín Hidalgo desbordó por el sector izquierdo y lanzó un pase en profundidad a los pies del “Bombardero”y el entonces delantero del Werder Bremen definió con sutileza sobre Tapia. La tranquilidad se instaló nuevamente en el Nacional.

Fue un 3-1 claro, conciso y contundente. Perú no logró la clasificación a Japón – Corea 2002, pero se dio el lujo de no perder ningún partido con Chile en ese proceso. Ojalá este viernes, podamos gritar un nuevo triunfo nacional.