Todas las entradas de: Daniel

¿Qué hacer en caso tengamos un gato con gripe?

No solo los perros se pueden resfriar. Los gatos también pueden padecer este mal y se ve afectado tanto como lo pueden estar lo humanos. El resfriado suele desaparecer en una semana, pero hay algunos pasos que pueden ayudar para que tu felino pueda sentirse bien.

gato-resfriado

Recomendaciones:

Trata de que tu gato se alimente. Ofrécele comida en lata más que comida seca porque tiene un olor más fuerte y trata de alimentarlo con un poco de atún. Cuando un gato tiene un resfriado, posiblemente no tenga mucho apetito. Como su nariz está congestionada no puede sentir el olor de la comida. Debe ingerir alimentos para que se pueda mantener fuerte.

Coloca un humidificador en la habitación en la que se encuentre tu mascota. Si agregas humedad al ambiente, su congestión se puede aliviar y su respiración mejorar.

Asegúrate que tu gato tenga un constante suministro de agua fresca. Necesita beber agua para prevenir la deshidratación.

Limpia cualquier secreción de los ojos del felino con agua tibia y un paño suave o bolita de algodón. Este ayudará a prevenir que se forme una costra alrededor de los ojos y la nariz; si la mucosidad es amarilla o verde, el gato puede tener una infección y deberías llevarlo al veterinario.

Lleva a tu gato al veterinario si su condición no mejora o empeora en siete o diez días. Un resfriado puede desarrollar una situación más seria, como neumonía, que requiere tratamiento médico.

Algunas mentiras acerca del pelo de gato

Mucho se dice de los gatos, culpado algunas veces por antiguas creencias: Que esteriliza a las mujeres, que uno se traga su pelo se formará una bola de pelo en el cerebro u otros órganos. Todo esto causa que estas afirmaciones se sigan creyendo pese a que no cuentan con un fundamento claro.

img_como_adoptar_un_gato_2503_orig

1. El pelo de gato deja estériles a las mujeres

Este mito proviene por el temor a la enfermedad de la toxoplasmosis, que como se sabe, se contagia fácilmente a las personas por consumir agua sin hervir, carne mal cocida, vegetales mal lavados y contacto con tierra o plantas. El pelo no tiene nada que ver aquí. Si un gatito se contagia de toxoplasmosis eliminará éste parásito a través de sus heces y para contagiar a una persona tendría que comerse las heces del gato. ¿Difícil verdad?

2. El pelo del gato es del diablo

No se sabe el origen de esta afirmación pero hay algunas generaciones que aún la mantienen. El pelo de gato es solo de gato, así como el cabello humano es de humano, el pelo de perro es de perro. No hay poder maligno en el pelo de los mininos, es una locura relacionarlos con entidades diabólicas, práctica común en la EDAD MEDIA, cuando la gente creía que las habilidades del gato eran “sobrenaturales”.

3. El pelo de gato transmite enfermedades

No es cierto. Lo único que puede generar son alergias pero no por responsabilidad del gano sino porque la persona alérgica reacciona ante los alérgenos del ambiente (lo mismo puede ocurrir con el polvo, polen y otras partículas). También se dice que si un pelo de gato entra al ojo, la persona se queda ciega, algo totalmente carente de veracidad.

4. El pelo de gato forma quistes

Es bastante difícil que nos traguemos un pelo, pero si eso sucediera, pasará por todo el proceso natural de digestión. No se quedará dentro de nuestro cuerpo multiplicándose mágicamente hasta convertirse en una gran masa peluda. Resulta absurdo afirmar eso.

5. El pelo de gato provoca asfixia a los bebés

Finalmente, mucho se cree que los bebés se pueden asfixiar con el pelo de gato. Estos son solo mitos lamentables que afortunadamente van quedando en el pasado. Eso si, se sabe que si se expone al bebé en ambiente de mascotas se reforzará su sistema inmunológico acostumbrando al organismo a este entorno, por lo tanto disminuye el riesgo de padecer alergias más adelante.

El resfriado en los perros ¿Cómo tratarlo?

En invierno las personas no son los únicos seres que pueden contraer un resfriado. También nuestros perros pueden contraer este mal y por eso es importante identificar las señales de una infección respiratoria y evitar que se complique y sea algo más serio.

perros-con-resfriado

Señales de un resfriado canino

En su forma más simple, un resfriado es una infección del tracto respiratorio superior y produce los siguientes síntomas:

  • Congestión y secreción nasal
  • Un poco de dificultad para respirar por la nariz Tos ocasional
  • Fiebre leve
  • Ojos llorosos
  • Estornudar
  • Letargo general
  • Pérdida del apetito

Si bien estos síntomas pueden hacer que tu perro esté relativamente incómodo, no son graves. La mayoría de los perros pueden superar un resfriado leve dentro de una semana sin tratamiento alguno siempre y cuando se mantengan calientes e hidratados.

¿Cómo tratar el resfriado de su perro en su casa?

Aún no hay una cura para el resfriado común. Pero, puedes proporcionarle algunas cosas para hacer que tu perro se sienta más cómodo durante la duración del resfriado.

Mantén a tu perro caliente y seco

Trata de limitar el tiempo expuesto al aire libre durante el frío, pues los bronquios tienen a contraerse durante esta temporada, lo que hace más difícil la respiración del perro. Proporciona una nutrición extra como el pollo hervido y arroz integral. Esto mantendrá su fortaleza y apoyará el sistema inmunológico.

Anima a tu perro a beber líquidos. Si puedes tentar a tu mascota con un caldito de pollo le vendría muy bien. Esto ayudará a disminuir las secreciones nasales.

Puedes administrarle medicina par niños siempre y cuando la dosis sea aprobada por un veterinario. Esto no cura el resfriado pero puede ayudar a aliviar los síntomas y hacer que esté mucho más cómodo.

¿Cuándo acudir al veterinario?

El primer paso para decidir eso es notar si recae en el reconocimiento de sus síntomas. Algunas infecciones respiratorias se mejoran sin intervención médica, pero juzgar la severidad del resfriado del perro es difícil.

La regla indica que los cachorros y perros mayores deben ser examinados por un veterinario en el momento que tienen síntomas similares al resfriado. Esto se debe a que sus sistemas inmunes son generalmente más débiles que las de animales adultos sanos.

Los síntomas se hacen más intensos:

  • El perro desarrolla un sonajero en su pecho.
  • El perro presenta signos evidentes de que esta realmente incomodo.
  • El perro deja de beber líquidos.

En muchos casos, el veterinario le recetará un antibiótico para tratar la enfermedad. Si bien es cierto que los antibióticos no son efectivos contra los virus, estos medicamentos pueden destruir invasores, bacterias oportunistas que hacen que un perro enfermo, incluso mientras que su sistema inmunológico está luchando contra el virus original.