El Perú y el póker

El póker es el juego de cartas más jugado, y valga la redundancia, de la historia. En todos los países se organizan torneos y son muchos los ciudadanos que son adeptos y disfrutan alrededor de un tapete y una baraja de cartas. También lo hay, y cada vez más, que prefieren disfrutar del póker en la soledad de su casa y su ordenador.

Perú no es distinto en esto. Son muchos los aficionados al histórico juego de cartas, tanto de manera presencial como online. En el segundo de los casos, hace solo unas semanas finalizó una edición más de la Liga Peruana de póker online, organizada por póker de las américas, que dio la posibilidad a tres jugadores de entrar en la siguiente ronda donde se jugarán la opción de disponer de 250 dólares para utilizarlos en un torneo en vivo.

Quien sabe si estos jugadores que ahora se mantienen en el anonimato gracias a sus ordenadores no se convertirán en un futuro en campeones de la WSOP o de cualquier otro prestigioso torneo. Porque, al igual que en otros muchos países, la enorme proliferación del juego a través de los casinos online está llegando a cifras realmente inesperadas hace apenas una década.

Uno de los eventos más importantes en lo que se refiere al póker online en Latinoamérica es la Copa América, organizada por PokerStars. Una competición que cada año reúne, gracias a los teclados y las pantallas de los ordenadores a miles de jugadores en pos de un ansiado triunfo en uno de los torneos con más solera del panorama del poker a nivel americano.

Una de las novedades en la edición de 2012 de este torneo es que no tomarán parte los equipos de Estados Unidos y Canadá. Una noticia que, a buen seguro, ha sido bien recibida por muchos ya que en anteriores ediciones de la Copa América los canadienses fueron los grandes dominadores logrando el triunfo en el 2011 y en el 2010, esta último campeonato se disputó, precisamente, en Perú.

Por tanto, se vienen emociones fuertes y grandes oportunidades para que los amantes del póker, y si es online mejor, desplieguen todas sus armas.

  • Mira pues, ahora a los que les encanta jugar online van a tener la oportunidad de ser famosos.