El comienzo de esta historia de Ovnis

kenneth-arnold-hortenEsta historia comienza el 24 de junio de 1947 cuando un empresarios norteamericano, viajaba en su pequeña avioneta, divisó unos extraños objetos ovalados volando a gran velocidad que parecían platos soperos al revés, en una perfecta formación V. de esta forma Kenneth Arnold bautizo a los objetos como platillos voladores, dando rápidamente la vuelta al mundo esta noticia.

Semanas después en las cercanías del pueblo de Roswell, Nuevo México (USA) ocurre otro incidente, un objeto no identificado se estrello en un rancho, en pleno desierto, desde entonces comenzaron a aparecer a la luz publica una serie de avistamientos y casos similares, hasta la actualidad.

La definición literal de ovni es cualquier objeto volador no identificado, independiente de su procedencia, es decir si un objeto creado en la tierra o tenga origen extraterrestre. Pero hay que aclarar que para nuestra pagina y el tema que aqui tratamos, al referirnos a un ovni este será cualquier objeto volador no identificado, que tenga un origen no terrestre (si tiene un origen terrestre de algun modo puede ser identificado)

Todos los encuentros y avistamientos de ovnis, han sido clasificados por los expertos en estos temas (ufólogos) según las características que tengan.

Tipos de encuentros con ovnis

Joseph Allan Hynek Center for UFO Studies (CUFOS) elaboro un informe conocido genéricamente como “Humanoid Study Group” en el cual dividió los incidentes de encuentros con humanoides en cinco categorías bien diferenciadas.

Estas son las siguientes fases:

Primera Fase: (primer tipo)
Los “ocupantes” son observados en el interior de un OVNI, bien a trabes de aperturas en su “casco” como puertas o ventanillas, o bien a trabes del fuselaje que se torna traslucido, como sucede en el “Caso Galdar” (1976) desclasificado
por el Ejercito del Aire español.

Segunda Fase: (segundo tipo)
Los testigos describen como uno o mas humanoides entran y salen del OVNI. Es el relato mas típico, y encuentra reflejo en incidentes como el vivido por el policía Lonnie Zamora en abril de 1964 en Socorro (Nuevo México, EE.UU.).

Tercera Fase: (tercer tipo)
Se describen humanoides fuera del OVNI, sin que se les vea entrar o salir del objeto. Se deduce su asociación al OVNI dada la extraña apariencia y proximidad de ambos. Esta categoría recibe el nombre de “asociación deducida”.

Cuarta Fase:
A pesar de que no hay objeto alguno en las proximidades del lugar del encuentro con un humanoide, el testigo lo asocia al fenómeno OVNI bien porque en ese momento hay un incremento de la actividad de No Identificados en el área, o bien por razones culturales (el humanoide le recuerda imágenes o descripciones
de tripulantes de OVNIs descritos por otros). Esta categoría recibe el nombre
de “asociación supuesta”.

Quinta Fase:
Son los “no asociados”. Esto es, humanoides o entidades descritas sin la proximidad de OVNIs. En esta categoría caerán los encuentros con “chupacabras”, “bigfoot” y otras criaturas mis o menos mitificadas por los testigos, cuya vinculación al fenómeno OVNI es mas que discutible.