Archivo de la etiqueta: religión

El Adviento, a la espera de Jesús

El Adviento es el periodo de espera a la celebración de la navidad, son las cuatro semanas previas a esta festividad, durante el adviento se llevan a cabo retiros, campañas de oración entre asociaciones, también celebraciones como el encendido de los cirios de la corona de adviento.

El Adviento marca el comienzo del año litúrgico, este periodo inicia el domingo más cercano al 30 de noviembre y culmina el 24 de diciembre.

El propósito su celebración es reforzar la fe en los cristianos y representar la espera del nacimiento de Cristo. La palabra adviento proviene del latín adventus, esto significa llegada o venida, es decir es un lapso de tiempo en que los cristianos se preparan para la llegada del nacimiento de Jesús.

En este tiempo, la iglesia, sobre todo los domingos se dedica a estimular la disposición que deben tener los cristianos para recibir a Jesucristo. El color representativo de este periodo es el morado que representa la actitud de sacrificio y penitencia.

Usualmente se acostumbra colocar en las iglesias y algunas casas, la tradicional corona de adviento,  corona de ramas de pino, con cuatro velas que representan cada domingo del adviento.

En la vida familiar, los miembros se reúnen en torno a la corona cada domingo, encendiendo una vela y dedicando un propósito esto se acompaña con la lectura de textos bíblicos, oraciones y canciones.

Origen de la celebración

No se conoce cuando se empezó a celebrar, en un principio el adviento era un tiempo de preparación para la segunda venida de cristo, haciendo referencia al apocalipsis, era un tiempo de arrepentimiento y penitencia para estar preparados para ese momento. Más adelante la celebración se dedica a la espera del nacimiento simbólico de Jesús, la navidad.

Se registra la primera referencia a dicha festividad, durante los siglos VI a VII, en los antiguos leccionarios (libros de lecturas bíblicos) de Wursemburgo y de Capua  al Adventu Domini (“venida del señor”) , también en leccionarios gregoriano y gelasiano hay algunas oraciones de adviento, así comienza a ser relacionado con la navidad.

Poco a poco con el correr de los años fue instituido en la iglesia católica romana, se sabe que primero fue adoptada por la iglesia ortodoxa, donde se celebra con algunas variantes.

 

Los Amish y sus costumbres a prueba de tiempo

Los amish son integrantes de un movimiento religioso cristiano asentado en los Estados Unidos, pertenece a una de las ramas más conservadoras del cristianismo.

Su comunidad vive alejada de la modernidad y avances tecnológicos, llevan una sencilla vida campestre porque según su concepción es la manera real de vivir el cristianismo sin ostentaciones materiales.

Su forma de vida siempre ha despertado curiosidad por su aislamiento, su profunda religiosidad y sus normas estrictas de convivencia.

Los amish habitan en algunas zonas de Estados Unidos, se encuentran sobre todo en Ohio, Pensilvania e Indiana, también se pueden hallar algunas comunidades en Canadá.

Dentro de sus territorios,  el tiempo parece haberse detenido, por lo rústico de sus casas, la ausencia de autos, ellos usan carretas y usan las vestimentas a la moda de sus ancestros del siglo XVIII.

Los niños van a la escuela regular hasta la preparatoria, pero no continúan estudios superiores, a pesar de que tienen los más altos promedios del país, su vida está orientada a mantener a la comunidad y vivir bajo los preceptos del Ornung, conjunto de normas decretadas por las autoridades de la iglesia amish, estas normas varían ligeramente dependiendo del distrito amish, si algún miembro de la comunidad no acepta las normas es excomulgado.

Los amish, son cristianos protestantes o más bien,  un movimiento procedente de una reforma dentro del protestantismo, que fue impulsado por el ex sacerdote Meno Simmons, provienen de Europa, de hecho, algunos utilizan un dialecto alemán que utilizan a nivel familiar. Son considerados anabaptistas, ya que no creen en el bautismo infantil,  sino debe realizarse en la adultez cuando el bautizado tenga voluntad para decidirlo, los amish creen en el nuevo testamento, cada domingo se reúnen en un edificio que  donde interpretan la Biblia.

En algunas comunidades amish se ofrece a los adolescentes de 16 años un periodo llamado  rumspringa donde se da cierta libertad a los jóvenes para interactuar y participar en actividades recreativas.

No usan energía eléctrica y no ven televisión, no aceptan la seguridad social, teléfonos ni usan ropa moderna, tampoco usan automóviles y se resisten a cumplir servicio militar, son pacifistas acérrimos. En sus tareas en el campo no utilizan maquinaria moderna.

Algunos amish que acceden a la vida moderna o deciden continuar con estudios superiores son rechazados en su comunidad, ellos son los menonitas, que aunque renuncian a algunas de las normas más conservadoras, mantienen  principales valores amish.

Algunas de las costumbres de los amish que pueden parecer anacrónicas pero, sin embargo, increíblemente mantienen cohesionada a este pueblo a lo largo del tiempo.

El pacifismo, su sencillez y fe pueden ser puntos de encuentro con muchos credos en apariencia distintos pero que tienen en común el mismo fin de trascendencia del espíritu.

Conociendo el sintoísmo, la religión japonesa

Shinto

El sintoísmo o shintoísmo, es una religión poco conocida por occidente, se profesa en Japón, su origen se calcula entre los años 300 a.C a 300 d.C, es una religión animista (se venera los fenómenos meteorológicos, las montañas, los astros). El sintoísmo se basa principalmente en ritos.

La religión se basa en la creencia de los kami,  de hecho el significado del sintoísmo es “la vía de los kami. Un kami es el alma, es la esencia o existencia de cualquier creación de la tierra, también puede referirse a cualidades de los seres terrenales.

Para el sintoísmo, el kami está presente en todo cuanto existe. Otras características de los kami es que no son perfectos, pueden comportarse negativamente, son energías vivas, que interactúan con los humanos, existen tres clases: los ujigami, que son los ancestros de los clanes y los kami de elementos naturales y kami de las almas de seres humanos de comportamiento célebre.

Kami Amaterasu es la diosa sol y es la más importante para la religión, se considera que es antepasada de los emperadores del Japón, otros importantes son: Beten asociada a la música y arte; Ebisu, de la prosperidad; Hachiman, deidad de la guerra; Susanoo, kami de la tormenta que brinda protección en los desastres y Tenjin, kami de la educación.

Qué propone la doctrina sintoísta

Las doctrina del sintoísmo propone principalmente: honrar a los kami, con rezos y ofrendas y calmar su cólera a través de limpieza personal.
Los ritos son llamados kegare, antes de los actos de culto, someterse a un método de purificación es imprescindible, la purificación es muy importante para el sintoísmo ya que la suciedad o el caos es una falta de respeto para estas deidades y pueden provocar su furia.

Ritos del Shinto

Los rituales consisten en la veneración de los kami, a través de oraciones y ofrendas de comida que generalmente son arroz, pescado, frutas o sake. Una de las características más reconocibles son las cintas de papel blanco atadas a ramas de pino que se usan en los cultos.

Las celebraciones se dan durante épocas importantes de la vida del creyente, por ejemplo al nacer el bebe es ofrecido a un kami que será su tutor. También se celebran fiestas en honor a los kami en los santuarios (Resai) y consiste en el desfile de un pequeño santuario que es cargado en hombros que se acompaña con cánticos, comida y bebida.

Los rituales se realizan en los santuarios donde se colocan altares, también existen lugares sagrados en el campo que deben ser respetados. En el sintoísmo hay sacerdotes.El shinto, no tiene un libro que se considere de inspiración divina, los libros respetados por los sintoístas son descripciones de prácticas que se basan en mitos, genealogía de dioses, también recopilaciones de ceremonias y rezos.

El sintoísmo es una de las religiones más populares del Japón junto con el budismo, algunos japoneses practican ambas sin ningún conflicto.

 

 

 

 

 

 

Sábado o Domingo: ¿cuál será el Día de Reposo establecido por Dios?

Una de las controversias más resaltante y divisoria que existe dentro de la fe cristiana en general y a nivel mundial, está relacionada con el día de guardar, o también conocido como el día de reposo y el séptimo día, que fue instituido por Dios para este mundo. En realidad la polémica entre el sábado y el domingo es un debate histórico que ya tiene siglos de duración, mediante el cual cada iglesia sostiene de acuerdo a su propia interpretación y doctrina, que uno de estos dos días es el verdadero y elegido por el Padre Celestial.

Aquellos que observan el día sábado, declaran que Dios jamás lo ha cambiado por el primer día de la semana que es domingo, porque es un mandamiento establecido desde el principio, es una ley sempiterna e invariable. Los que observan el día domingo expresan que por cuestiones de fe y la muestra de la gloria del poder de Jesucristo al resucitar en el primer día de la semana, permitió que el sábado sea cambiado por el día domingo. Sin embargo, la pregunta es ¿Dónde podemos encontrar la verdad acerca del día de reposo?

Por ello, es necesario ir a la fuente documental importante, aquella que es base y fundamento de las doctrinas eclesiales y de la voluntad divina, ella es la Biblia. Sea en las distintas versiones como las conocidas Reina Valera, Nacar Colunga, Latinoamericana, o la conocida Dios Habla Hoy; todas estas publicaciones coinciden en el libro de Éxodo 20: 8-11, cuyo contexto trata acerca de la instauración de los diez mandamientos recibidos por Moisés en el monte Sinaí, y estos versículos determinan que el día santo de Dios es el día sábado, y al ser traducido de la palabra hebrea “Sabbat” (que significa reposo), que deriva del verbo “shabath”, este vocablo es equivalente a descansar, cesar, yacer, guardar, entre otros términos.

Es así que las iglesias que guardan el día sábado mantienen este sólido asiento bíblico, añadiendo que cuando Jesús, el hijo de Dios, vino a este mundo, ratificó que no ha venido a cambiar y a suprimir la ley, sino a cumplirla, conforme a lo que dicen las sagradas escrituras en San Mateo 5:17.

También se debe considerar lo que sucedió en la historia, en el cambio del sábado al domingo, como día de reposo. Luego de aceptar y decretar al cristianismo como religión oficial del imperio romano (en la cual se formó y consolidó el catolicismo), el día 7 de marzo del año 321 d.c.; el emperador Constantino I el Grande dictaminó que el día domingo (que significa venerable día del sol), fuera el principal y séptimo día de la semana, en reemplazo del sábado; alegando que aquel día es bendito y digno de recordar gracias a la majestuosa resurrección de Jesucristo, aunque en realidad, era un pretexto para que los ciudadanos romanos prosigan con sus ritos religiosos ancestrales y paganos, adorando al sol, que para ellos era una divinidad.

Esta afirmación se sujeta en los escritos del Código de Justiniano, libro 3, título 12, párrafo 2, que dice textualmente lo promulgado por Constantino I: “”Que todos los jueces, y todos los habitantes de la ciudad, y todos los mercaderes y artesanos descansen el venerable día del sol. Empero que los labradores atiendan con plena libertad al cultivo de los campos; ya que acontece a menudo que ningún otro día es tan adecuado para la siembra del grano o para plantar la viña; de aquí que no se deba dejar pasar el tiempo favorable concedido por el cielo”. Finalmente en el siglo VIII, se aplicó en todo su rigor la prohibición de cualquier actividad laboral, así como se prohibió toda labor en el día sábado guardado por los judíos. Este edicto fue acatado por la iglesia, la cual apoyó y defendió para mantener la relación estrecha con el imperio e influir en el pueblo, es decir prevalecieron las cuestiones políticas y de poder, que los principios y la fe.

En la actualidad, todavía continúa este altercado entre las denominaciones cristianas. Muchos apelan a decir que el sábado es exclusivamente judaico y el domingo es netamente cristiano, otros declaran que por fe y gracia el día es el domingo, y por la ley divina, el día es el sábado.

Aquí se presentan dos posturas que en vez de concordar y unir a la iglesia que pregona a un mismo Dios, la desune y envuelve en un conflicto de nunca acabar. El ser humano anhela encontrar la verdad, aquella que dice Cristo, “nos hará libres”, y caminar por la senda correcta, la que nos lleva a la luz. Ante esta situación nos preguntamos: ¿Al encontrar la verdad, ella nos conduce a cumplir la voluntad de Dios o los designios de los hombres?

En conclusión sobre este tema, y según la Biblia, ella nos dice que Dios es Amor.  El amor mueve e impulsa la fe; La fe se demuestra mediante la confianza, la fidelidad y la obediencia;  en ese sentido la Ley de Dios es la base primordial para saber si somos fieles o no al Padre Celestial. La disyuntiva sigue latente y el libre albedrío se respeta. ¿El día de reposo es el sábado o el domingo?, ¿Eres fiel a Dios o a los hombres?; En tu decisión está la respuesta, ¿Qué dices tú?