Archivo de la etiqueta: verduras

8 tips para lavar correctamente los alimentos

lavando_verduraLas verduras y frutas aunque muy saludables si no son bien lavadas pueden poseer bacterias peligrosas como la E. coli o restos de pesticidas. Aunque los consuma orgánicos recuerde que al igual que los convencionales pueden contener gérmenes. Aquí le mostramos como evitar las bacterias en los alimentos:

 1. Lave frutas y verduras bajo el chorro de agua

Es la mejor forma de lavar los alimentos pues la fuerza del agua ayudará a quitar el polvo y otros residuos. Para lavar algunas frutas como las uvas puede usar un colador y abrir el caño, ayúdese frotando el alimento con las manos limpias.

2. Frote con un cepillo
Algunos alimentos necesitan mayor fricción como pepinos, naranjas, apios, betarragas, papas ,porque el polvo puede asentarse en partes de las verduras.

 3. Pele siempre las frutas y verduras antes de consumirlas
Pelarlas una vez lavadas y antes de consumirlas es lo más conveniente para reducir el riesgo de consumir restos de pesticidas o bacterias. Corte las áreas del alimento golpeadas o dañadas, es muy posible la proliferación de microorganismos en esas zonas del alimento.

4. Deseche las hojas más externas
De verduras como lechuga, col o apio, las hojas externas pueden contener más gérmenes o residuos.

5. Seque bien luego de lavar
Seque los alimentos que lave con un secador limpio o toalla de papel para evitar la proliferación de hongos si los va a almacenar,  además esa última fricción ayuda a retirar las bacterias o pesticidas que pudieran quedar después del lavado.

6. No use jabón o lavavajillas para lavar alimentos
Evite usar jabón o detergente para limpiar los alimentos, no se sabe a ciencia cierta si el alimento pueda absorber este producto, además podría cambiar el sabor.

7. No remoje frutas y verduras
Remojarlas no es tan buena idea, pues no permite que los gérmenes u otros residuos puedan desprenderse. Nunca los sumerja directamente en el lavatorio de la cocina, ese lugar contiene gran cantidad de microbios pues allí se corta la carne o se lavan las manos y utensilios sucios.

8. Puede usar productos de desinfección
Puede usar un desinfectante especial para alimentos (no detergente para platos o jabón común) si se siente más seguro. También puede usar este desinfectante casero, rocíelo en el alimento y déjelo reposar en él por cinco minutos, luego enjuague bajo el chorro de agua del caño.

 

El color de tus alimentos te asegura una buena salud

“Los alimentos saludables son coloridos”, según varios estudios, que aunque parezca algo demasiado simple para ser verdad, para mantener la salud tendría que buscar alimentarse de frutas y verduras en un surtido de  colores intensos y variados. Cada color evidencia un tipo de pigmento que tiene un efecto en la salud de las personas.

A continuación le brindaremos una guía de los colores en los alimentos y sus atributos:

Rojos – morados
Estos alimentos que incluyen frutas y verduras de rojo y morado como: tomates, pimientos rojos, sandía, uvas, cerezas, fresas, bayas, betarraga, col roja, pimentón, rocoto, maiz morado, cebolla roja. Todos estos alimentos previenen la hipertensión, son antioxidantes y cuidan la piel.

Los tomates según un estudio en California reducen el riesgo en un 60% de cáncer de ovario. También se relaciona con un riesgo menor de cáncer pancreático, esto debido al licopeno. Es beneficioso consumir una porción al día.

Anaranjados
El betacaroteno les proporciona su color naranja, estos alimentos cuentan con propiedades anticarcinogénica, el ácido caféico que poseen algunos de ellos como el camote y las zanahorias retrasan el crecimiento del cáncer de mama. 

Es recomendable consumir alimentos naranjas dos veces por semana. Estos alimentos son: las zanahorias, la calabaza, el mango, la papaya, la naranja, mandarina, toronja, durazno, albaricoque.

Verdes
Está relacionado con menor riesgo de cáncer de estómago, ovario, mama, colorectal.
Estos alimentos tienen gran cantidad de glucosinolatos compuestos que protegen del crecimiento de células cancerígenas, también poseen vitamina K que previene la diabetes y el riesgo de cáncer al páncreas. Pueden consumirse dos veces al día.

Ejemplo de estos alimentos son: el brócoli, el kiwi, la lechuga (escoja la de color verde oscuro), la col, las espinacas, las coles de bruselas, las alverjas y las vainitas.

Blancos
Estos alimentos protegen al estómago, por ejemplo el ajo contiene alicina, es un poderoso antimicrobiano y tiene efectos antioxidantes. Es conveniente cocinar el ajo por diez minutos para mantener sus beneficios.

Las cebollas blancas poseen polifenoles que evitan el cáncer de colon, este alimento también contiene anticancerigenos como antocianinas, mirecitina, apigeninas y quercetina.

Los hongos como champiñones contienen vitamina D. Puedes incluir alimentos de este color una vez al día. Otros alimentos con estas propiedades son el poro, los nabos, pepinos, coliflores.

Ya lo sabes, convierte tus comidas diarias en un arcoiris de frutas y verduras, algo fácil de hacer y que, sin lugar a dudas, beneficiará a tu organismo.

 

 

 

¿Por qué es bueno consumir frutas y verduras en verano?

 Las frutas y verduras son grandes aliadas este verano para mantener o bajar de peso, a continuación, explicaremos cuáles son sus múltiples beneficios para la salud:

Las frutas y verduras son ricas en fibra

Las frutas y verduras contienen fibra, lo que ayuda a saciar el hambre, la fibra provoca que el tiempo de la masticación sea más prolongado y además brinda una sensación de saciedad por lo que a diferencia de dulces u otro tipo de alimentos, permite comer menos cantidad y no volver a sentir hambre tan rápidamente, otra de sus virtudes es que en general, poseen menos calorías.

¿Qué es la fibra?

La fibra es un carbohidrato que no es digerido por las enzimas de nuestro organismo, es decir no se absorbe y se moviliza entero por nuestro aparato digestivo.

Hay dos tipos de fibra:

Fibra insoluble: es la que contienen los cereales integrales como el pan y pastas, esta fibra no se disuelve en el agua, son fibras insolubles la celulosa, lignina y hemicelulosa, este tipo de fibra previene el estreñimiento y riesgo de cáncer colorrectal.

Fibra soluble: es la que se disuelve parcialmente en agua y puede ser absorbida en pequeñas cantidades por el intestino grueso, ejemplo de ella es la pectina, gomas como la guar. Los alimentos ricos en esta fibra son las verduras, la avena, las semillas y menestras.

Beneficios de su consumo

Según César Domínguez, especialista del Instituto Nacional de Salud, las dietas que son ricas en fibra provocan la absorción de los azúcares y grasas que hayamos consumido y además  mejoran el tránsito intestinal, su consumo previene el estreñimiento.

El experto aconseja que es mejor consumir los vegetales y frutas enteras, evitar los jugos o extractos porque se eliminan las fibras que son tan útiles para el organismo.

Para prevenir problemas como colesterol elevado, diabetes, cáncer de colon, se recomienda el consumo diario de 400-500 gramos diarios de frutas y verduras.

Otros alimentos con gran cantidad de fibra son: las peras. las fresas, el pan integral, la piña, brócoli, alcachofa, zanahoria, espinaca, salvado de trigo, lentejas, cebada, naranjas, avena y frutos secos.