Archivos de la categoría caso

Hace 66 años un OVNI cayó en Roswell y aún sigue la conspiración…

 

¿Estamos solos?

 

Hace 66 años, el periódico Roswell Daily Record publicó un titular que sorprendió a la mayoría de estadounidenses, este decía lo siguiente: “RAAF captura platillo volante en un rancho en la Región de Roswell”. Una décadas más tarde, aún abundan las teorías de conspiración ,siguen existiendo dudas y hasta escepticismo referentes al caso OVNI más famoso (y rentable) de todos los tiempos Roswell.

Sigue leyendo Hace 66 años un OVNI cayó en Roswell y aún sigue la conspiración…

Supuesto avistamiento OVNI en Trujillo, Perú

Supuestos avistamientos OVNI en el poblado de Huanchaquito (ubicado en Trujillo, Departamento de La Libertad, Perú), parecen estar ocurriendo durante estos primeros meses del año 2013. Los habitantes están continuamente reportando fenómenos de este tipo. Esto también estaría sucediendo en el centro de Trujillo.

 

La aparición de objetos luminosos en el cielo trujillano en pleno día ha causado mucha preocupación entre los pobladores, los cuales encuentran como expicación la venida de catástrofes o el cumplimiento de profecías del fin del mundo.

En Huanchaquito, una pobladora pudo ver un objeto volador que realizaba movimientos irregulares; el hecho se produjo de madrugada. Se presume que el objeto podría provenir del mar.

 

“Era una especie de platillos con luces, como una bola de discoteca que destella luces”, describió la testigo que además dijo que no es la primera vez que ve este objeto, pues hace dos semanas observó una nave circular de color rojo en el cielo de dicha zona.

 

Se trataría de una forma de comunicación de seres extraterrestres con humanos

Dante Ríos Gambini, especialista en metafísica y OVNIs aseguró que las imágenes y vídeos recolectados por los ciudadanos de Trujillo serían una prueba inminente del intento de comunicación de seres extraños con los humanos.

Le explicó a un diario local que “El vídeo es contundente, no cabe la menor duda que por el movimiento oscilante a una velocidad que cualquier aparato terrícola no puede realizar y la luminosidad en la parte céntrica y anómala, incluso a la derecha hay fuselaje metálico oscuro y el enfoque del sol hace que este objeto de un golpe de luminiscencia, se trata de presencia no humana”.

 

Agregó además que “el encuentro con seres extraños está próximo” y que los sucesos en Trujillo y zonas aledañas son una prueba contundente de esto.

Autor: Fernando Távara (Exploración OVNI.com) – Fuente de imagen: RPP

Los UFO Crash peruanos

 

Ufo Crash peruanos

Entre los tantos encuentros cercanos y/o avistamientos ovnis ocurridos en Perú, resaltan algunos, ya sea por los convincentes testimonios o por alguna que otra evidencia, aunque no fehaciente pero tampoco fácil de desechar.

 

Estos son algunos de los incidentes peruanos en que un supuesto Ovni estuvo involucrado:

 

1905, Cerro Pilan: el historiador local Carlos Espinoza León informa que aquel año la gente vio un Ovni que venía de la zona de Talara y se estrelló en las montañas. En el transcurso de los días se analizó el suelo y se halló una huella redonda de unos 300 metros, donde la hierba no volvió a crecer y las piedras fueron aplastadas. Es poco probable que se haya tratado de un meteorito, pues las narraciones de las personas mayores de ese lugar no guardan relación con un hecho de tales características.

1966, Talara: En una base de la FAP (Fuerza Aérea del Perú), en la provincia de Talara (Piura) se registró una supuesta caída de un OVNI, con la recuperación de los tres ocupantes fallecidos en el interior.

1977, San Mateo, un ovni se estrelló en la aldea de San Mateo, cerca de Chosica (Región Lima). También se recuperaron dos cuerpos de seres extraterrestres. Una televisión nacional envió la noticia y envió un equipo al lugar del supuesto incidente, pero no fue liberado ningún material audiovisual. Al parecer, los restos del ovni estrellado y sus ocupantes fueron rescatados por agentes del gobierno de los EE.UU. y Perú.

1985, Urubamba, un ovni se estrelló cerca de la región de Cusco. Se recuperó un artefacto con forma de disco, con la ayuda de otras potencias. Se supone que el Gobierno del Perú entregó todo el material y evidencias halladas a un país poderoso (creo que ya sabemos cual es).

Año 1988, Jesús: el incidente ocurrido el 18 de junio. Muchos residentes de la ciudad en la región de Cajamarca narraron haber visto un objeto inusual en el cielo. El objeto se encontraba en llamas, cruzó el cielo para luego pererse en las montañas. Luego de unos momentos se sintió una gran explosión. De acuerdo con la versión del alcalde, el objeto pasó a muy baja altura, inclusive sacudiendo las tejas de las casas. El objeto era ovalado, de color blanco y naranja y además emitía un sonido jamás antes escuchado, según los testigos. Tras el impacto en la montaña, el alcalde convocó a una comisión científica para investigar el caso. Llegó una agrupación desde España denominada: “Comisión Investigadora de Orígenes del Hombre”. Esta comisión se estableció en el Perú durante meses con el objetivo de encontrar los restos de la supuesta nave espacial; pero nunca se supo cuales fueron los resultados.

Año 1997: Un caso sin dudas muy interesante. Se dice que algunos aviones fueron derribados,  y luego una supuesta nave desconocida se precipitó sobre un barranco en la ciudad de Chachapoyas (región peruana de Amazonas). De acuerdo con algunas informaciones (se dice provenientes de un anónimo militar de EE.UU.), los restos del objeto volador fueron recogidos en secreto por un escuadrón militar con el permiso del Estado peruano. El lugar estaba bañado por una extraña “matriz gelatinosa.”

 

Es más que seguro que estos no son los únicos casos o incidentes ovni en Perú; muchos de ellos se mantienen en secreto, y otros han pasado a formar parte de las costumbres y el folclore de las zonas. El Perú es un país repleto de misterios que están esperando a ser descubiertos… Investigadores jóvenes y expertos les hago un llamado para unirnos y tratar de encontrar un poco de la verdad que oculta este gran país.

Entre incidentes OVNI y el folclore: Historias de misterio en el cerro Pilán

Desde hace mucho tiempo el Cerro Pilán, ubicado entre los caseríos Solumbre y Franco en el distrito de Morropón, en el departamento de Piura – Perú, ha sido fuente inacabable de noticias concernientes al fenómeno OVNI; y aunque muy pocas veces ha sido el centro de atención en los diversos medios de comunicación, es poseedor de muchas historias, leyendas y de un gran poder misterioso que se “siente” en aquella zona.
El enigmático cerro Pilán – Cortesía de imagen: Robert Calderón
Los Ladrillos de oro hallados en el Cerro Pilán
Este es uno de los más importantes hallazgos que tienen que ver con el Cerro Pilán, y puedo ser refrendado por los testigos, algunos de ellos ya muertos, pero algunos otros aún viven cerca a la zona, exactamente en el caserío de Franco, ubicado en el distrito de Morropón.

El testigo protagonista de este caso es Teófilo Montalbán, el cual aproximadamente entre los años 1925 a 1930 se encontraba pastando un rebaño de cabras en las cercanías del Cerro Pilán. Al ingresar a una hoyada pudo percatarse que habían varios ladrillos de oro. A pesar del espectacular descubrimiento, Teófilo sintió miedo ante tal escena, pero luego de tener tal sensación pudo reincorporarse y, con la ayuda de su hijo, empezó a llenar sus alforjas con cuanto oro podía cargar. Una vez que terminaron de llenar los ladrillos en las alforjas, Teófilo y el niño, iniciaron el retorno hacia el caserío de Franco, de donde eran naturales, pero a pesar del tiempo transcurrido y el continuo esfuerzo en encontrar la ruta, la cual conocían como la palma de su mano, no les fue posible encontrar el sendero que los conduzca a la zona de Franco. Si tomaban un camino por el cual seguir, luego de caminar un rato se sentían perdidos, y de repente se encontraban en el mismo lugar del hallazgo; esto causaba desesperación en Teófilo y en su hijo.
Luego de tanto tratar de encontrar una ruta que los condujese al caserío de Franco, esto no era posible; minutos más tarde se toparon con un rebaño de cabras, en aquel momento Teófilo pensó que las cabras  le pertenecían  a otro poblador de Franco y decidió seguirlas. El rebaño caminó un trecho bastante largo, hasta que éstas ingresaron por una abertura en una roca; Teófilo intento cruzar la misma abertura, luego de lograrlo ya había perdido al rebaño.

Más adelante padre e hijo se toparon con una gran cantidad de ganado vacuno, que parecían ser muy grandes y muy bien cuidados. Nuevamente Teófilo comenzó a seguir al ganado, pero no fue posible, pues según los testigos estos animales pasaron por hueco por el que cabia una hormiga y desaparecieron. Mientras tanto el hombre y su hijo ya mostraban síntomas de cansancio y extrema frustración.

Serapio Montalbán, hijo de Teófilo, narra que su padre le contó que en un intento de encontrar el camino que lo conduzca hacia el caserío de Franco, observó una ciudad en el cerro Pilán, el podía expectar que gente caminaba de un lugar a otro, pero no pudo identificar a ninguno; también pudo observar canales llenos de agua que surcaban el cerro Pilán. En un momento de gran desesperación y cansancio Teófilo llegó a la conclusión de que el origen de su problema eran los ladrillos de oro que habían extraído de aquella hoyada; es así que él decide regresar al mismo lugar donde los encontró y arrojar los ladrillos.

Luego de decidir “devolver” aquellos valiosos ladrillos, Serapio, cuenta como la mente de su padre se despejó, y por fin pudo encontrar la ruta correcta al caserío de Franco. Es así como los dos presentes pudieron llegar a su hogar. Serapio sostiene muy convencido que si su padre, un gran conocedor de los accesos y misterios del cerro Pilán, no hubiero “devuelto” los ladrillos de oro, ellos jamás hubieran podido encontrar la ruta de regreso a Franco, y se habrían quedado eternamente encantados en el cerro.

El relato de Teófilo transmitido a Serapio, cuando éste era aún un niño, confirma que en el momento en que los hombres estuvieron perdidos, una parte del rebaño pudo regresar junto a ellos a Franco, pero otra parte jamás regreso. Al día siguiente, a pesar de los enigmáticos hechos suscitados, Teófilo  decidió regresar a buscarlas, pero no las volvió a ver.

Como es costumbre en las zonas del norte del Perú, Teófilo por consejo de un vecino acudió donde un brujo o chamán de la zona, para que rastree a las cabras perdidas. El brujo le aseguró a Teófilo que sus cabras se encontrabvan deambulando cerca al lugar en donde Teófilo arrojó los ladrillos. Nuevamente Teófilo fue a buscar a sus animales, y esta vez efectivamente tal como lo dijo el brujo, las pudo encontrar.
Serapio Montalbán Romero, hijo de Teófilo Montalbán, fue el herededo de todo el conocimiento concerniente a los accesos y misterios presentes en el cerro Pilán; y fue él, en vida, la persona que más conocía acerca de estos enigmas en aquella zona. Serapio era muy conocido por ser un hombre misterioso y por ser un constante visitante al cerro Pilán; según dicen varios testigos casi a diario se le veía hablándole al cerro.
En otra ocasión, mucho tiempo después de ocurrido el primer incidente (ladrillos de oro) narrado por Serapio, otro hecho le ocurriría que según se cree le terminó por moldear esa personalidad misteriosa muy característica de él.
El perro encantado
Serapio tenía un perro llamado “Bala” el cual desde muy cachorro lo había ayudado en las tareas de cuidar al ganado mientras pastaban en las inmediaciones. La rutina de Serapio era soltar desde muy temprano en la mañana al ganado junto al perro para que se alimenten, y al mediodía él acudía al cerro Pilán, en donde se encontraba el ganado, para cuidarlo más de cerca. Pero cierto día, Serapio sufría de fuertes dolores estomacales, por lo que no pudo asistir al mediodía, y espero que sean las cinco de la tarde, hora en que su ganado regresaba. Efectivamente ya en la tarde el ganado regresó pero esta vez sin el perro “Bala”, lo que causó una gran preocupación a Serapio.
Al día siguiente y muy temprano, Serapio se dirigió al cerro a buscar a su mascota. Estando en el cerro, pudo escuchar el ladrido de su amigo canino, y de repente el perro salió al encuentro de su amo. Luego del feliz reencuentro Serapio procede a regresar a su hogar junto a su perro, pero a pesar de que Serapio intentaba cargar al can y jalarlo hacia la dirección de regreso, el perro luchaba por soltarse de sus brazos, y luego de lograrlo se perdía por un hoyo de aquel misterioso cerro.
Serapio cuenta que durante quince días intentó regresar a casa con su perro, pero esto no era posible, pues una fuerza opuesta parecía arrebartárselo cada vez que el perro venía a su encuentro.
Esto  es lo que él manifestó:
“Durante quince días luche para rescatar al perro de las entrañas del cerro. Cada vez que yo acudía al cerro Pilán, el perro salía a mi encuentro, pero en el momento de traerlo a Franco, el animal luchaba hasta que terminaba por fugarse”
Luego de varios días de intentar recuperar al can, Serapio se dio por vencido y nunca más lo volvió a ver.
En la actualidad más de una persona relata escuchar los lastimero aullidos del perro encantado, provenientes de las profundidades del enigmático cerro Pilán.

En el cerro Pilán existen muchos túneles y cuevas, sin embargo, éstas se encuentran en lugares inaccesibles. Existió un protagonista más, llamado José del Carmen Carrasco Peña, el cual habría sido testigo de una construcción que al parecer desapareció días después.
Extrañas edificaciones que desaparecen 
Según ha narrado José del Carmen Carrasco, en una oportunidad pudo observar una pared de piedra de aproximadamente 15 metros cuadrados, la cual se encontraba en la parte lateral izquiera de la cumbre del cerro Pilán. Dicha pared contenía incripciones jeroglíficas, y además cerca de de ésta había un túnel de dos metros cuadrados de diámetro que conducía al interior del cerro (cabe recalcar que dicho túnel se encontraba en dirección a Solumbre).

A pesar de que muchos otros visitantes al cerro Pilán han dado fe de la existencia de las construcciones vistas por José, mucho tiempo después José regresó a la zona, esta vez acompañado de varios amigos, para mostrarles el sitio que él pudo ver anteriormente. Luego de buscar por mucho tiempo José y sus amigos no pudieron hallar dicha edificación.

 Opinión del editor:
Hasta el día de hoy las historias que se cuentan acerca del cerro Pilán continúan inundadas de enigma y misterio; historias como “Los ladrillos de oro” o el “Perro encantado” solo son algunas de las conocidas historias que pasan de boca en boca entre los pobladores de la zona; pero sin duda existen diversos relatos, muchos de ellos capaces de hacerte cruzar la línea del escepticismo. El cerro Pilán es también conocido por los continuos avistamientos de luces en el cielo que atraviesan el cielo para dirigirse hacia su cúspide. Historias como las narradas en este artículo siguen dándose hoy en día, y no solo en Pilan, sino en innumerables zonas de nuestro país, y también en el mundo entero, lo que me hace pensar en una posible conexión entre ellas, y en una posible presencia que se sale del ámbito espiritual o folclórico para llegar a ser, posiblemente, extraterrestre o de otra dimensión.

OVNI en Paita – Perú. ¿Posible nave nodriza?

OVNI en Paita - Perú

 

A fines del año 2011 un revelador vídeo apareció en internet; se trata de un Objeto volador extraño el cual se encuentra suspendido en el cielo de la ciudad de Paita, ubicado en el departamento de Piura en Perú. El objeto volador tiene una extraña estructura, se puede ver que está conformado por tres luces potentes las cuales parecen estar unidas; el objeto se mantiene suspendido en el aire; y de él se desprenden unas especies de luces las cuales parecen descender a tierra.

Antes ya se habían documentado muchos de estos raros avistamientos de naves dejando caer objetos luminosos sobre la tierra. Hasta el día de hoy no se ha podido explicar la causa real de este avistamiento.

En la ciudad de Paita, los pobladores comentan que estos fenómenos se presentan muy a menudo y ya no les causa extrañeza presenciar luces desconocidas en el cielo norteño peruano.

Es evidente que la Fuerza Aérea peruana debería poner cartas en el asunto e investigar más a fondo estos casos reiterativos en el norte peruano, y sobretodo poder dar una explicación clara y VERDADERA a la población testigo de estos avistamientos extraños.

OVNI en Paita - Perú

OVNIS durante el vuelo de aeronave Faucett de Chiclayo a Lima (Perú)

El día 2 de febrero de 1966 pudo ser un día trágico para la aviación comercial en Perú; donde el causante del accidente, al parecer, no sería de este planeta.
Aquel día el capitán del vuelo Oswaldo Sanvitti, ex piloto de la Fuerza Aérea Italiana, comandaba la tripulación y pilotaba la nave DC-4 perteneciente a la aerolínea Faucett Perú. Siendo las 19:30 horas la nave se encontraba a una altura de 7 mil pies y a una velocidad de 320 Km/hora y siendo su ruta Chiclayo – Lima. Luego de unos minutos la tripulación divisó una luz azul y blanca al oeste, más precisamente, a la derecha del avión. Para sorpresa y miedo de los presentes el objeto desconocido empezó a acercarse rápidamente a la aeronave.
El supuesto OVNI
Según varios testimonios, el objeto tenía forma elíptica, con la parte superior de un color blanco fluorescente y con la parte inferior de un color azul, el cual cambiaba a amarillo cuando el objeto se ponía en movimiento, y dejando una estela naranja tras sí. Según el capitán Sanvitti, el objeto se encontraba a unos kilómetros del avión, pero aún así el piloto decidió comunicar o sucedido a la torre de control dándose cuenta que la radio se encontraba inutilizable, y además su brújula habá girado 30 grados fuera de su sitio normal, por lo cual el capitán tuvo que bordear la costa para poder retormar su rumbo hacia la capital.
Lo curioso de este caso, fue justamente, que los pasajeros pudieron observar dicho fenómeno; muchos de ellos empezaron a gritar “platillo volador” y muchos otros cayeron presa del pánico. Luego de unos minutos el objeto se elevó y se colocó encima de la aeronave, manteniéndose en esa posición por casi 10 minutos, luego se colocó al lado izquiero y se mantuvo en esa posición unos 15 minutos más para finalmente dirigirse hacia la cordillera de los Andes. Al alejarse el OVNI los instrumentos del avión, como la radio y brújula volvieron a funcionar y así el capitán pudo comunicarse con la torre de control del aeropuerto de Lima para contarles lo sucedido.
El objeto reaparece
Para sorpresa y nuevamente susto de la tripulación el objeto volvió a acercarse a la aeronave 10 minutos después y volvió a perseguir al avión; pero esta vez el objeto no estaba solo, sino que se encontraba acompañado de otro objeto volador. Esta vez los dos objetos se posicionaron uno por el lado izquierdo y el otro detrás de la aeronave. Sin embargo esta vez los instrumentos de navegación y la radio funcionaron de manera normal, por lo que el capitán volvió a comunicar lo sucedido a la torre de control. Desde el aeropuerto le comunicaron al capitán que aparte de su avión no había otra nave sobrevolando la zona. Diez minutos después del último hecho los objetos volvieron a desaparecer nuevamente con rumbo a la cordillera de los Andes; para esto en el aeropuerto ya se había preparado todo lo necesario para  fotografiar a los objetos extraños, pues la aeronave ya se encontraba por aterrizar.
Después del hecho el capitán Sanvitti manifestó lo siguiente: “Al comienzo no quise revelar mi observación porque pensé que quizá se trataba de un planeta, ¡Pero el planeta se estaba poniendo ya muy cerca!”.

OVNI sobre la ciudad de Yurimaguas, uno de los casos Faucett en Perú

Otro de los fenómenos OVNI que se dan muy a menudo es el que involucra a pilotos comerciales, existen centenares de casos conocidos y se cree que muchos más sin aún conocer. El Perú no ha sido la excepción cuando se trata de avistamientos OVNI donde está presente una compañia aérea, pilotos comerciales y muchos testigos.
OVNI sobre Yurimaguas - Caso Faucett
 Durante el año 1962 el capitán Ricardo Palma de la Compañía de Aviación Faucett se encontraba volando un avión DC-6 en la ruta Lima-Chiclayo-Moyobamba-Yurimaguas-Iquitos; luego de 30 minutos de haber despegado se produjo el avistamiento. Mientras volaban de Yurimaguas con destino a Iquitos, a unos 5 mil pies de altura y siendo aproximadamente las 3 de la tarde  el piloto observó un objeto extraño en el cielo, de forma redonda y de un color anaranjado. El capitán Palma calculó que el objeto desconocido estaba a una altitud de 30 mil pies de altura, y se encontraba delante del DC-6 a una elevación de 50 ó 60 grados sobre su nivel.
Según narra el capitán Palma el objeto empezó a realizar maniobras alrededor del avión, pero a una velocidad y forma imposibles de realizar para cualquier nave terrestre conocida. Ante estos movimientos extraños el capitán quizás en un acto imprudente y curioso se acercó al objeto para poder identificarlo con mayor presición; elevando la nave hasta el límite permitido para los pasajeros que no cuentan con equipo de oxígeno pudo observar que el objeto era redondo y de un color naranja y con pequeñas luces brillantes en los bordes las cuales cegaban si se las miraba fijamente.
Luego de 30 minutos el capitán decidió continuar con la ruta normal hacia Iquitos; el objeto no los siguió y después de unos instantes desapareció de su vista.
Lo que narró el capitán luego del incidente fue que había observado un “platillo volador o un objeto aéreo extraño y bajo control inteligente. Y a una velocidad fantástica. Uno puede llamarlos lo que quiere…”
Este hecho nos muestra que no solo la fuerza aérea es testigo de hechos de este tipo, también existen muchos avistamientos en la aviación comercial, muchos que se callan por temor o simplemente no perjudicarse. Sería excelente si dichas aerolíneas llevaran una bitácora sobre tales experiencias extrañas; pero parece que no se le brinda la importancia debida a este fenómeno.

OVNIS en Cerro Azul, Paita – Perú

Érase el año 2011, y los despejados y tranquilos cielos de la ciudad de Paita, ubicada en el departamento de Piura (Perú) se vio inundado de luces extrañas las cuales parecían caer a tierra; como una lluvia de meteoros fue descrito dicho fenómeno desconocido.

Aproximadamente a las 17:30 horas en la comunidad campesina San Francisco de la Buena Esperanza el cielo se oscureció y se pudo ver como caían extrañas luces del cielo en forma de racimos, lo cual generó inmensos remolinos y polvaderas, según narran los testigos y pobladores de la zona.

Este hecho causó tal temor a la población que muchos de los presentes se arrodillaron y empezaron a rezar y a llorar algunos ante un inminente fin del mundo. Tal fue la intensidad del fenómeno que logró causar la histeria colectiva en la población.

Aún no se tiene conocimiento del origen de dicho avistamiento, la NASA no reporta alguna lluvia de meteoritos y tampoco se cree que sea basura espacial; entonces ¿que fue lo que al parecer entró en la atmósfera y se estrelló en Paita?

Aquí una de las pocas evidencias del fenómeno:

OVNIS en Paita, perú

El Incidente Chulucanas – Caso OVNI en Piura, Perú

Entre los casos más importantes y reveladores del fenómeno aeroanómalo y OVNI en el Perú, se encuentra el extraordinario caso sucedido en Chulucanas o ya conocido como “El incidente Chulucanas”.

Siendo el año 2001, el bello distrito del Departamento de Piura (Perú), fue el escenario de curiosos y aún inexplicables hechos; muchos avistamientos de extraños objetos luminosos surcando los cielos, avistamientos documentados y filmados por investigadores peruanos, como el Dr. Anthony Choy, y periodistas internacionales de la cadena Univisión.

 

Algunos de muchos avistamientos

El 13 de octubre del año 2001, mientras cientos de personas se encontraban en las calles en plena procesión del Señor Cautivo de Ayabaca (costumbre religiosa peruana), ocurrió en los cielos piuranos un avistamiento sin precendentes en esa zona, ocho objetos luminosos flotando en silencio. Según los vídeos y varios testimonios de las personas presentes, dichos objetos realizaban movimientos que ninguna nave terrestre podría realizar, movimientos muchas veces en zig zag o hasta en formas que daban a entender que querían escribir algo en el firmamento. Sin duda el comportamiento de los objetos hacía parecer que éstos poseían cierta inteligencia.

El incidente Chulucanas

 

Algunos días después, exactamente el 25 de febrero del 2001, en un valle de Chulucanas, algunos testigos aseguraron divisar naves que al parecer aterrizaron en un campo cercano. Este hecho es considerado el primer caso documentado de aterrizajes de OVNI sobre suelo peruano.

Mucho después se produjo otro increíble avistamiento, el día 15 de noviembre de ese mismo año, donde varios testigos fueron presa del pánico cuando pudieron observar una gran luz cruzando por el cielo.

El incidente Chulucanas

 

Pilotos de la Fuerza aérea peruana se convierten en testigos

Existen varios testimonios de pilotos de la Fuerza Aérea Peruana (FAP), los cuales aseguran haber presenciado en la misma zona de Chulucanas lo que parecen ser naves de dimensiones descomunales surcando el cielo del mencionado lugar. Uno de los testimonios más importantes es el que ocurrió cerca del Cerro Pilán, donde un piloto sobrevolando a 12 mil pies de altura pudo ver un gigantesco círculo de fuego cuyos bordes emitían una fuente de calor de color rojo anaranjada, la cual tendría aproximadamente entre 15 a 25 kilómetros de longitud.

 

El Cerro Pilán, supuesto punto de contacto extraterrestre

El Cerro Pilán, ubicado en Chulucanas, desde hace varios años atrás es principal escenario de muchas historias y relatos muchas veces terroríficos. Algunos de estos relatos narran como muchas personas se han perdido en ese cerro para nunca más aparecer.

Algunos otros testigos presentes en el cerro Pilán, afirman haber visto seres de aproximadamente 2 metros de altura, de ojos rasgados y con trajes luminosos; los cuales exploraban las zonas aledañas al cerro.

El Cerro Pilán - Chulucanas

 

Cabe destacar en “El Incidente Chulucanas” la buena participación del investigador y Dr. Anthony Choy, el cual fue uno de los pioneros y principales investigadores en sacar a la luz este sorprendente caso. Junto a Anthony Choy, periodistas de Univisión, pudieron grabar increíbles vídeos e imágenes que sin duda ayudaron a difundir y alentaron a estudiar más el fenómeno OVNI en el Perú.

 

Fuente de las imágenes: mpfiles.com.ar

Un supuesto ataque extraterrestre: El sorprendente caso Colares en Brasil

El caso Colares, en Brasil, está catalogado como uno de los primeros casos donde se reportan ataques a seres humanos por parte de supuestas naves extraterrestres.

Los hechos se desarrollan en la isla de Colares, la cual se encuentra en la desembocadura del río Amazonas, que se conoce como el “Delta del Amazonas”, en el estado brasileño de Pará. En esta zona durante el año 1977 comenzaron a aparecer abundantes reportes de pobladores, los cuales afirmaban haber presenciado luces en el cielo de las formas siguientes: esféricas, cilíndricas, platillos, conos, etc.

Víctima de Colares

Lo particular de este caso, es que no solo se trataban de avistamientos, como comúnmente ocurren, sino que diversos pobladores narraban haber tenido experiencias realmente aterradoras, en donde objetos luminosos aparecían súbitamente y les lanzaban rayos , que de acuerdo a la sensación de los testigos, era como si les estuvieran succionando la sangre; por esta razón estos incidentes fueron popularizados como chupa-chupa. Además de ya ser atacados, los pobladores vivían extremadamente aquejados por estas luces las cuales los seguían a donde vayan, a sus casas y hasta en la iglesia.

Una de las personas que vivió estos casos en carne propia fue la joven médica brasileña Wellaide Cecim Carvalho, quien se dedicó a atender al gran número de personas que llegaban al centro médico con graves quemaduras en el cuello o pecho causadas por esas extrañas luces. Los pacientes también presentaban quemaduras con necrosis tan solo minutos después de haber sufrido un ataque, es bien sabido que la necrosis en quemaduras normales se produce unas 96 horas luego de la quemadura. Además de esto, las víctimas presentaban unos pequeños agujeros en los sectores quemados. Y lo más trágico es que los pacientes presentaban anemia debido a lo que parecía ser la extracción de su sangre. Dos casos de los tratados por la médica fueron fatales, y en sus documentos de defunción figuraba causa de muerte desconocida, pero igualmente estas personas presentaban quemaduras graves y pequeños agujeros en ellos.

 

La participación de la Fuerza Aérea

La Fuerza Aérea, preocupada por la grave situación que se vivía en Colares, hizo su aparición en la zona y puso en marcha su plan denominado “Operación Plato”. Un grupo de militares fue destacado a la zona a investigar lo que estaba sucediendo. Sin embargo, los militares llegaron 90 días después de los hechos más importantes, y Colares era ya casi una ciudad fantasma, luego de que sus habitantes huyeran despavoridos ante esa fatídica situación.

La Operación Plato

En mayo del año 2004, se realizó una reunión entre varios generales de la Fuerza Aérea Brasileña y varios ufólogos brasileños liderados por Ademar Gevaerd. Los militares entregaron varios archivos obtenidos en la “Operación Plato”, a los ufólogos. En estos documentos desclasificados se podían apreciar diversas fotos de los OVNIS tomadas en la zona, además entrevistas a testigos y dibujos que ellos mismo lograron hacer de los OVNIs y de sus trayectorias.

Comandante Hollanda - Caso Colares

El comandante  encargado del grupo de estudio era un militar llamado Uyrange Hollanda Lima, conocido como escéptico en este caso y que pretendía encontrar una explicación que no esté relacionada a extraterrestres. Sin embargo, con el transcurrir de la investigación su modo de ver las cosas se alteró, y se dio cuenta que realmente algo malo y raro estaba ocurriendo en la zona.

 

Un tiempo después de esta investigación el comandante Hollanda Lima fue entrevistado por una famosa revista ufológica del Brasil, en donde dio a conocer un hecho en que un carpintero le disparó con su rifle a una de las naves que lo seguía e iluminaba, pero muy pronto y en respuesta a los disparos la nave lanzó un rayo contra el hombre lanzándolo al suelo y paralizándolo por completo. La recuperación del hombre duró más de 15 días, y durante este tiempo le fue imposible moverse, solo atinaba a hablar y escuchar pero sin realizar movimiento alguno. Al parecer estos rayos atacaban directamente al sistema nervioso.

Dibujo de OVNI en Colares

Además los últimos testimonios de Hollanda consistieron en decir que él, junto con un compañero, habían sufrido de un rápido y súbito contacto con uno de los seres extraterrestres al parecer tripulantes de la nave. De acuerdo al relato, el extraterrestre habría bajado del OVNI, y se puso delante de los dos militares, observándolos en silencio a los ojos, y luego retornaría a su nave.

Luego de dar estas declaraciones el comandante Hollanda afirma haber recibido presiones por parte de la Fuerza Aérea Brasileña para que desmienta el hecho e inclusive sufrió una campaña de descrédito, y se dijo mucho que sufría de problemas mentales. La doctora Wellaide también sufrió de abusos muchas bases por parte de los militares.