Evita ser víctima de los fraudes inmobiliarios

Al momento de elegir nuestro propio hogar, muchas son las alternativas que podemos tomar: compra venta, alquiler con opción de compra, alquiler por temporada, vivienda compartida o subarrendamiento. Una vez decidido lo más adecuado para nosotros, se deben revisar bien todos los trámites administrativos para poder evitar caer en los fraudes inmobiliarios.

fraude

En la actualidad, la presencia de Internet y el uso del email cooperan (lamentablemente) a que las estafas se multipliquen y pocas veces sepamos con certeza con quién hacemos trato para hacer realidad el sueño de nuestro hogar. Podemos encontrar fraudes comunes como:

Anuncios falsos en red: Se trata de copias de anuncios reales donde el defraudador trata de hacerse de un adelanto pese a que el papeleo no está del todo terminado.

Estafa desde otro país: Es el anuncio típico de un propietario que se encuentra en el extranjero, pide un pago por adelantado y trata de realizar la operación a distancia. Generalmente, el precio y las condiciones de la vivienda resultan ser atractivos, lo que nos crea una ilusión que al mismo tiempo nos alerta.

Petición de datos personales: En este caso, alguien contacta contigo mediante un anuncio publicado y solicitan tus datos personales y bancarios para adueñarse del dinero de tu cuenta.

Prestamistas depredadores: Se trata de supuestos prestamistas que aprovechan de “clientes” vulnerables (personas mayores, nuevos en el tema o con escasos recursos) a quienes ofrecen hipotecas con altos tipos de interés que les pueden llevar a la pérdida del inmueble.

Fraudes de título inmobiliario: Este tipo de fraude es de sumo cuidado porque trata de un robo de identidad en donde el estafador finge ser el propietario, utiliza documentación falsa y crea una nueva hipoteca dejando al verdadero propietario como persona responsable de los pagos.

inmobiliarias-mexico_0
Por tal motivo, es importante tener a la mano los siguientes consejos para evitar ser víctimas de los fraudes inmobiliarios.

Conoce la identidad del comprador y del vendedor: Ocurre usualmente que el vendedor no presenta los papeles oficiales, lo que llama a la sospecha de una posible estafa. Por tal motivo se requiere de la documentación oficial sobre el registro de la propiedad, existencia o no de deudas pendientes sobre la propiedad, etc. Una opción a tener en cuenta es ponernos en manos de agentes inmobiliarios reconocidos en mercados globales que te ayudarán a conocer la situación del mercado en tiempo real y que te permitirán ahorrar tiempo y dinero.

Comprueba el estado de la casa: Aunque todo parezca estar en orden, debemos estar seguros de que el monto a pagar corresponda con el estado de la propiedad. Es importante revisar las condiciones del inmueble, si la conexión de agua está en buen estado al igual que el cableado eléctrico y las instalaciones de gas. Lo más recomendable en estos casos es contratar a un inspector técnico quien debe asegurar que todo esté en orden.

Revisa el contrato: Aquí entra en juego un notario, quien puede otorgar información sobre cada una de las cláusulas del contrato. Asimismo, comprador y vendedor deben contar con un abogado especialista en bienes inmuebles que sea un apoyo en todo el proceso y asegure que los documentos proceden de instituciones oficiales.

  • Beto

    Por mi experiencia al vender una propiedad puedo dar unos consejos a los compradores:

    1. Pedir en Registros públicos un historial del inmueble, si ves que ha sido comprado y vendido más de 2 veces en corto tiempo podría tratarse de una apropiación ilícita de un inmueble.

    2. Cerciórate que el propietario sea el que figure en registros públicos, de la municipalidad y los recibos de servicios puede variar, pero no en los primeros.

    3. Que firme una declaración jurada de que el inmueble no tiene deudas, hipotecas o cualquier tipo de estos.

    4. En la notaria le exigen al vendedor que saque una constancia de “no adeudos” sobre el inmueble del municipio, eso quiere dedir que no debe ni un sol por arbitrios o predios a la municipalidad.

    5. De la misma forma se le exige al comprador que pague el impuesto de alcabala y saque igualmente una constancia de “no adeudos”.

    Con las constancias originales, documentos originales, cheque o voucher del depósito (según acuerden las partes) y luego de constatar su verdadera identidad el notario hará la gestión de compra-venta.

    Hoy en día se verifica la identidad de las personas con un aparato electrónico que se conecta directamente a la reniec y en el acto saben que el dedo que pusiste en el aparato tiene la huella original del titular.

  • Joseph Haro

    muy interesante, me gusto el articulo