El chat para iPhone que no necesita estar conectado a internet

FireChatLas tiendas de aplicaciones móviles están llenas de aplicaciones para enviar mensajes, desde WhatsApp hasta Tango y sus numerosos imitadores. Pero FireChat, lanzada para el iPhone la semana pasada, destaca. Es la única que se puede usar sin cobertura.

FireChat aprovecha una característica introducida por Apple en la última versión de su software móvil, el iOS7, llamada conexión multipares. Esta característica permite a los teléfonos conectarse entre sí usando directamente Bluetooth o wifi como alternativa a internet. Si estás usando FireChat, su sala de chat “de proximidad” te permite intercambiar mensajes con otros usuarios en 30 metros a la redonda sin tener que enviar los datos a través de tu proveedor móvil.

El director ejecutivo y cofundador de la start-up Open Garden, creadora de FireChat, Micha Benoliel, afirma que esta aplicación demuestra que los smartphones pueden liberarse de las redes móviles. Espera poder lanzar muchas más aplicaciones en las que el uso de internet sea opcional gracias a la próxima aparición de herramientas de software que permitirán a los desarrolladores construir aplicaciones del estilo de FireChat para dispositivos iPhone, Android, Mac y Windows. “Este enfoque es muy interesante para juegos con múltiples jugadores y para todo tipo de aplicaciones de comunicación”, afirma Benoliel.

El desarrollador de la consultora Thoughtbot, Anthony DiPasquale, afirma que FireChat es la única aplicación que conoce que se ha construido para hacer uso de la conexión multipares, quizá porque esta función es poco conocida entre los desarrolladores para Apple. “Espero que más gente empiece a usarla pronto”, afirma. “Es un marco fantástico con muchísimo potencial. Probablemente haya muchísima utilidad para la conexión multipares en todas las situaciones en las que hay grupos de gente en un radio cercano queriendo compartir algún tipo de información”. DiPasquale ha hecho pruebas propias con la conexión multipares, creando una aplicación experimental que envía música en streaming de un dispositivo a otros cercanos.

En la actualidad esta nueva característica de iOS7 sólo sirve para datos que pasan directamente de un dispositivo a otro o de un dispositivo a varios más. Sin embargo, el software de Open Garden que está a punto de salir ampliará la función para que los datos puedan pasar de un iPhone a otro que no estén dentro del mismo radio de acción, a través de dispositivos intermedios. Este enfoque, conocido como red en malla, es parte fundamental de varios proyectos existentes para crear redes de comunicación a prueba de desastres naturales, o que estén controladas por la comunidad (ver “Crea tu propia Internet móvil con las redes en malla”).

Las aplicaciones construidas para aprovechar estas posibilidades de comunicación entre dispositivos quizá ofrezcan beneficios en términos de seguridad y privacidad respecto a las que dependen de internet. Por ejemplo, los mensajes enviados usando FireChat a dispositivos cercanos no pasan por un sistema operado ni por OpenGarden, ni por un operador inalámbrico (aunque sí se emiten a todos los usuarios de FireChat cercanos).

Eso significa que el contenido de un mensaje y sus metadatos no los podrían recoger en un nodo de comunicación central un atacante o una agencia gubernamental. “Este método de comunicación es inmune a cortafuegos como los instalados en China y Corea del Norte”, explica el ingeniero de software Mattt Thompson, que escribe el blog sobre desarrollo para iPOS y Mac, NSHipster. Las recientes revelaciones sobre la vigilancia masiva de los servicios en línea y la constante aparición de informaciones sobre filtraciones de datos hacen que éste sea un buen momento para aplicaciones que no dependen de servidores centrales, afirma. “Ahora que los usuarios son más conscientes de las implicaciones de seguridad y privacidad de las tecnologías de la que dependen, moverse hacia una red local y a medida tiene mucho sentido”.

Sin embargo, las aplicaciones entre pares y de redes en mallas conllevan sus propio riesgo, dado que se puede acceder al tráfico local simplemente usando un dispositivo que esté dentro del radio de acción.

El principal producto de Open Garden es una aplicación que permite a los dispositivos Android compartir sus conexiones de internet (ver “¿Me prestas un poco de acceso a Internet?”). Sin embargo, Benoliel explica que no va llegará al iPhone próximamente porque la característica de la que depende FireChat no se puede usar para compartir la conexión de datos.

Las comunicaciones móviles entre pares y las redes en malla podrían ser tener una importancia especial en los países en los que apenas existen infraestructuras de comunicaciones. “Google se puede gastar miles de millones en fibra y en globos aerostáticos, pero eso no resolverá el problema de la conexión móvil ubicua”, afirma Benoliel, y sostiene que la difusión de teléfonos Android baratos por todo el mundo hará factible la red en malla. “Tenemos que crear pequeños internets capaces de funcionar por sí mismas y después conectarlas al gran internet”.

Fuente: [technologyreview]