Todas las entradas de: mcarmen

Protegiendo la piel de nuestro gato

Hace unos días celebró su día, nuestro querido amigo puede ser susceptible de adquirir algunas dolencias. Estas son algunas enfermedades de la piel de los gatos.

Problemas en la piel del gato
Como consejo general podemos decir que la alimentación adecuada es la base para la salud de la piel de nuestra mascota, también es básico someterlo a una desparasitación interna y externa. Por eso, se recomienda desparasitar a la mascota cada 6 meses o 3 meses si en casa hay una mujer embarazada o niños pequeños.

Enfermedades de la piel
La tiña felina es una enfermedad muy común en los gatos que viven en la calle, por falta de higiene. También pueden padecerla los gatos cachorros porque su sistema inmunológico aún es deficiente. Esta enfermedad se trata con antimicóticos, puede ser contagiosa para el ser humano.

Las alergias a alimentos o a algun elemento del ambiente provoca síntomas como picazón, el gatito se rascará enérgicamente, descamación y enrojecimiento.
El rascado excesivo hace que la piel se dañe y se puede infectar con bacterias, se debe llevar al gato al veterinario para que reciba antibióticos y descubrir qué alergeno provoca esta reacción.

El acné del gato es otra enfermedad y aparece en la zona de la barbilla, ocurre cuando al beber agua la zona quedá húmeda y las bacterias proliferan. La infección se trata con antibióticos y un champú especial.

Otra dolencia es la cheyletiella felina, se trata de ácaros en la piel, es más usual en gatos pequeños. Se puede transmitir a los seres humanos. Verás el pelaje del gato con caspa, rascado continuo. Se trata con antibióticos.

La sarna en el gato no es tan frecuente, también es originada por un ácaro. Aunque es un ácaro que vive naturalmente en la piel de la mascota, prolifera cuando sus defensas están bajas o el animal está enfermo. Otro tipo son la sarna de tipo sarcóptica, también ocasiona picazón y descamaciones además de un olor fétido en su piel.

El cáncer se presenta con lesiones como heridas, tumores e infecciones. Es más usual en gatos mayores.

Enfermedades comunes en los loros

Los loros son mascotas muy divertidas e inteligentes, si tienes uno de estos animales te recomendamos leer este artículo para conocer las enfermedades más comunes en estas aves:

Cocidiosis
Es la inflamación del intestino del ave, es causada por un parásito, provoca pérdida de peso en el animal. Se previene limpiando la jaula frecuentemente.

Salmonelosis
Esta enfermedad también se presenta en seres humanos, el loro tendrá diarrea, falta de apetito y artritis, la enfermedad se origina por consumo de un alimento descompuesto o contaminado, se previene siendo cuidados con el alimento de la mascota que debe estar siempre en buen estado.

Enfermedad de pico y plumas
Es una enfermedad viral, ocasiona que el pico del ave se deforme, problemas en las plumas y en las uñas, el loro luce “despeinado”, esta enfermedad propicia el desarrollo de hongos que agrava más el estado del ave, si la enfermedad no se trata puede llegar a romper el pico impidiendo que se pueda alimentar, o provocar muerte de los tejidos. Es más frecuente en aves jóvenes. Sus síntomas son decaimiento, vómito, diarrea y pérdida del apetito.

Psitacosis u ornitosis
Es una enfermedad transmitida por una bacteria, se da sobre todo en aves adquiridas en sitios poco confiables o loros comprados a ambulantes en la vía pública.
Los síntomas son pérdida de peso, conjuntivitis, dificultad respiratoria, diarrea.
La enfermedad se trata con antibióticos.
Esta enfermedad es transmisible al ser humano por inhalación de partículas de excrementos del ave, provoca en el ser humano problemas respiratorios que pueden derivar en neumonía.

Si tu mascota presenta cualquiera de las señales detalladas busca atención veterinaria cuanto antes.

Un perro limpio, un perro feliz… la hora del baño

A muchos perros les desagrada la hora del baño, sin embargo, podemos hacerlo más agradable y tener los cuidados adecuados, a continuación unos consejos que te servirán de mucha ayuda.

Recuerda que no se debe bañar a los perros menores de doce semanas y tampoco a las hembras preñadas durante su primer mes de embarazo.

Antes de bañar a tu mascota, retira de su pelaje cualquier elemento extraño, como pasto, ramas, cepíllalo en el sentido del pelo, desde el lomo hacia los lados, de la cabeza hacia la cola.

Usa agua tibia para el baño, es mejor taparle los oídos con algodón o tapones especiales para evitar que el agua entre y pueda provocarle alguna infección, colócalo en la bañera con el collar puesto, si tienes problemas para controlarlo, pide ayuda a otra persona.

Moja su pelaje y aplica un champú para perros, primero enjabona el cuerpo, deja la cabeza para después, forma espuma y frota en sentido contrario al crecimiento del pelo, esto es para que pueda limpiarse mejor, ahora enjabona la cabeza suavemente, sé cuidadoso en que el agua jabonosa no tenga contacto con la nariz, enjuaga bien.

Una vez finalizado el baño seca a tu mascota con una toalla grande, usa la secadora, ten cuidado con la temperatura. No la uses si el perro padece de problemas a la piel que le provoquen picazón, puede acentuar ese problema.

 

Los celos en los perros

La llegada de un nuevo miembro de la familia o la adopción de una nueva mascota en el hogar puede originar celos en algunos perros. Sepa que medidas tomar para prevenir o lidiar con este problema.

¿Por qué un perro siente celos?

No todos los perros son celosos. Es complicado saber cuál será la reacción de tu mascota, si es la primera vez que vas a integrar a un familiar a la casa o a otra mascota.

Entre algunos factores que pueden influir están: la raza, generalmente los perros más pequeños son más territoriales y posesivos y las razas más grandes suelen ser más sociables; la educación es aún más determinante que el factor anterior, si el perro aprendió cuál es su jerarquía en el hogar, y en general es sociable, no deberían haber muchos problemas. Los perros machos pueden sentirse amenazados si adopta otra perro del mismo sexo por su natural territorialidad y competencia.

Consejos para evitar los celos con otra mascota

Primero se debe dejar que vayan acercándose poco a poco, permitir que se huelan, pero no demasiado tiempo y estar siempre presente.

Las recompensas deben ser iguales para ambos canes, de otra manera se originarán inseguridades y se reforzarán los celos. Es importante que  sus alimentos estén en platos separados y de preferencia en distintos lugares de la casa para que no hayan peleas por la comida.

Celos con un miembro de la familia

Si los celos son por ejemplo por un bebé se debe dejar que el perro huela su ropa, puedes dejar la ropa sucia del bebé cerca del perro, para que acepte mejor al pequeño, es importante que el perro sepa que se encuentra en el último lugar de la jerarquía; los perros perciben a la familia como una manada, el perro debe sentir que se encuentra en el último nivel, de otra forma, se pueden originar agresiones o un comportamiento negativo.

Señales de celos

El perro se vuelve irritable en presencia del objeto de sus celos, se vuelve posesivo con su dueño y quiere estar con él todo el tiempo.

Su comportamiento cambia y rompe objetos o ensucia la casa para llamar la atención o cambia intempestivamente de humor, gruñe y muestra los dientes y luego regresa a la normalidad.

Como enfrentar los celos caninos

El perro  debe tener muy  claros los límites, en este caso no debes bajar la guardia, si tiene un mal comportamiento, no lo premies, llámale la atención, es importante que quien se encargue de hacerlo sea de la persona a la que el perro sienta su posesión. Si el problema se vuelve muy difícil de manejar es urgente llevarlo a un veterinario, este tipo de casos puede traer ataques del perro hacia un miembro de la familia con penosas consecuencias.

Qué hacer si el perro se asusta con los juegos pirotécnicos

¿Cómo podemos proteger a nuestros engreídos del susto que les provocan los juegos pirotécnicos? Lamentablemente en Navidad y Año Nuevo abunda este tipo de ruidos estridentes por los juegos pirotécnicos que además de ser peligrosos, llenan de estrés a las mascotas.

Los perros tienen el sentido del oído más sensible que los seres humanos por eso oyen con más intensidad ese tipo de sonidos.

Para mantener lo más tranquilo posible al perro, lo adecuado, es acondicionar un lugar o una habitación en donde no se sienta mucho el ruido, puede colocarse una caja o una casita para mascota donde pueda entrar y salir con libertad, no encerrar al perro, ni
dejarlo en una habitación pequeña, la reacción natural del animal ante un
estruendo es huir o correr, un lugar pequeño lo pondría más nervioso.

Por lo anterior también se debe estar pendiente de nuestra mascota, pues puede
huir de la casa como consecuencia de los ruidos.

El nivel de estrés dependerá del temperamento del can, si tu perro es muy
nervioso puedes consultar con el veterinario si podría usarse algún sedante, nunca lo uses por tu cuenta, el organismo del perro no reacciona igual al de las personas y podría provocarse un daño irreversible. El perro debe estar acompañado si se le aplica este tipo de medicamento.

Algunas veterinarias ofrecen flores de bach como alternativa natural para reducir el temor en la mascota, aunque no está científicamente probado algunas personas aseguran que funcionan.

Otras medidas pueden ser distraerlo jugando con él para quitar su atención de los ruidos.

No le llames la atención o lo castigues cuando se muestre temeroso, eso empeoraría su comportamiento.

Si vas a salir y no puedes estar con él, además de llevarlo a un cuarto donde llegue poco ruido, enciende la radio o la televisión para camuflar los sonidos exteriores, déjale sus juguetes cerca, al igual que comida y agua.

Compórtate normalmente con el perro, no te muestres excesivamente cariñoso porque puede reforzar el comportamiento de miedo, condúcete como lo haces usualmente, tampoco lo fuerces a salir si se esconde.