El hacedor de milagros

Había una vez un famoso curandero extranjero que vino a Perú a curar a los desvalidos y desahuciados, en esa ocasión llenó el estadio nacional con más ed 45 mil personas.

A la mitad de su disertación pidió dos voluntarios para curar sus males, justo en la parte de adelante estaban un cojo y un gago, quienes levantaron la mano de inmediato, siendo vistos por el sanador, fueron subidos al estrado….

El curandero preguntó: – ¡TU!, hombre por qué has venido?

El cojo respondió:   – No puedo andar, necesito siempre mis muletas, ayúdame ….
Luego el gago respondió : – mhe gugstagria agblarg cogrectagmente

El hacedor de milagros les indicó que vayan detrás de un biombo y comenzó a rezar:

 ¡ Dios ilumíname y daaame el podeeeer!

“¡ COJO suelta las muletas   …. (se oyó un estruendo detrás del biombo…. la gente OHHHHHH…)
GAGO, habla !”

Y el gagó dijo:    ¡ Je cagyó el cogjo ¡