Bebés prematuros son propensos a los males mentales

Un grupo de investigadores descubrió que los bebés que nacen prematuros tienen más riesgo de desarrollar problemas mentales en el transcurso de sus vidas.

Tanto el trastorno bipolar, como la depresión y la psicosis serían más probables, de acuerdo a un estudio publicado en la revista »Archives og General Psychiatry».

Los científicos del Instituto de Psiquiatría del King College de Londres y el Instituto Karolinska de Suecia, analizaron los datos de 1.3 millones de nilos nacidos en Suecia entre 1973 y 1985.

Los estudios revelaron que un total de 10 523 personas fueron ingresaradas en el hospital con trastornos psiquiátricos, 580 de ellos habían nacido prematuramente.

Los especialistas comprobaron que la probabilidad de que los niños nacidos de embarazos a término de -40 semanas- fueran internados por problemas mentales era de solo dos de 1.000.

El riesgo para los bebés prematuros, en cambio, era cuatro de 1.000 para los nacidos antes de las 36 semanas y seis de 1.000 para los nacidos antes de las 32 semanas.

Finalmente, aquellos bebés que nacieron muy pequeños teníam siete veces más chance de sufrir trastorno bipolar y casi tres veces más probabilidades de deprimirse.

La doctora Chiara Nosarti, integrante del grupo de investigadores, reveló que las cifras reales pueden ser mayores porque los problemas menos graces pueden no habernecesitado hospitalización.

»Aunque no creo que los padres deban preocuparse, es importante que ahora tengamos conocimiento de que el nacimiento prematuro confiere una mayor vulnerabilidad a los trastornos psiquiátricos. Tal vez los padres deban ser conscientes de ello y vigilar signos tempranos de problemas que puedan agravarse más adelante». explicó Nosarti.

»Ya sabíamos que el nacimiento prematuro podía estar relacionado con la esquizofrenia, pero esta evidencia que ahora lo vincula a una serie de condiciones psiquiátricas que requieren hospitalización es sorprendente», fue la posición de Marjorie Wallace, directora de la organización benéfica de salud mental SANE.

Estudio afirma que niños menores de dos años no deben ver televisión

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para muchos padres de familia, es tentador sentar a sus hijos pequeños al frente del televisor, especialmente si los programas o videos se anuncian como «educativos».

La Academia Estadounidense de Pediatría, advirtió en el 2011 que los programas o DVD dirigidos a menores de dos años y que se anuncia como educativos, no tienen ninguna utilidad para estimular las capacidades cognitivas y sociales del infante, indicó la organización.

Además, agregó que podría tener un impacto negativo en su desarrollo.

El organismo acaba de publicar nuevas recomendaciones sobre el uso de los medios de comunicación en los menores de dos años. Y su conclusión es: la televisión no es buena para estos niños. Probablemente hasta es mala.

El informe, presentado durante la conferencia anual de la AAP en Boston, no encontró evidencia de que estos programas ayuden a los niños en su desarrollo intelectual o social.

Esto se debe simplemente a que los niños no pueden entenderlos. «Estos primeros años son cruciales para el desarrollo del niño» dice la AAP.

«Y nos preocupa el impacto de los programas de televisión dirigidos a los menores de dos años porque pueden afectar el desarrollo del niño».

«Los pediatras nos oponemos firmemente a esta programación dirigida, especialmente cuando se utiliza para promover juguetes, juegos, muñecos, alimentos insanos y otros productos para infantes», señala el organismo.

Según la AAP la pantalla de TV limita el juego creativo del niño y reduce la interacción con sus padres o con otros niños. La TV también puede interrumpir sus rutinas de sueño o alimentación, los cuales son procesos críticos en el desarrollo del infante.

La AAP publicó en 1999 sus primeras recomendaciones sobre el uso de los medios de comunicación en los menores de dos años y ya entonces había concluido que era mejor no utilizarlos. Desde entonces se han llevado a cabo varios estudios sobre el impacto de la televisión en este grupo de edad.

Atragantamientos en los niños

Siempre es una alegría para los padres ver que sus niños ya saben caminar, pero también tiene un peligro cuando ellos aprovechan ese avance en su etapa de vida para explorar varias experiencias.

Las monedas son los ‘objetos’ preferidos por los pequeños, seguido de juguetes pequeños, globos, trozos de revistas, jabón, plastilina.

La desesperación y preocupación de los padres es entendible, pero en el 80% de los casos, el objeto pasa a través del sistema digestivo y se elimina junto con las heces. Cuando es un objeto punzante, el niño sufre un atragantamiento por lo que se deben tomar medidas de seguridad.

Monedas:

A los niños les fascinan los objetos redondos y brillantes. Al no tener bordes, la mayoría pasan por el tracto intestinal sin más y se eliminan a las 24 y 36 horas con las heces.

Si se las tragan, se debe pedir una cita con el pediatra para que éste siga los movimientos de las monedas por el tubo digestivo con sucesivas radiografías.

Pilas de Botón:

Su ingesta si se considera una urgencia médica porque contienen sustancias tóxicas como el mercurio, zinc o litio; los que pueden producir una quemadura importante de la mucosa gástrica o esofágica.

Si se las tragan, se debe acudir a urgencias para sacar el objeto peligroso lo más rápido posible.

Frutos Secos:

Este tipo de alimentos (como el maní), deben estar prohibidos en la dieta de los niños, pues al no estar acostumbrados a triturarlos de manera adecuada, se corre el riesgo de que pasen de la boca a las vías respiratorias, lo que puede generar un atragantamiento y asfixia.

Tampoco deben consumir aceitunas con hueso, cerezas, chicles ni caramelos y, con precaución y bajo supervisión paterna, alimentos como salchichas, calamares, pulpo o palomitas de maíz.

Recuerde que:

Un niño puede estar asfixiándose y necesitar ayuda inmediata si:

  • No puede respirar
  • Jadea o boquea, haciendo esfuerzos para respirar
  • No puede hablar, llorar ni emitir sonidos
  • Se pone azul
  • Se sujeta la garganta o agita los brazos
  • Parece aterrado

Ante situaciones de asfixia en niños, es recomendable:

  • Si un niño se está asfixiando y tosiendo pero puede hablar y respirar, la vía respiratoria no está completamente obstruida y es mejor no hacer nada. Probablemente el niño se encontrará bien tras un buen ataque de tos. No intente sacarle el objeto de la garganta o de la boca ni tampoco darle palmadas en la espalda. Cualquiera de estos pasos podría empujar el objeto todavía más abajo en la vía respiratoria y empeorar la situación. Acompañe al niño y mantenga la calma hasta que termine el episodio.
  • Si un niño está consciente pero no puede respirar, hablar ni hacer ruidos o se está poniendo azul, la situación requiere los empujes abdominales de la maniobra de Heimlich. Inicie los empujes abdominales, si ha recibido preparación al respecto. Si no lo ha hecho ni hay otra persona que pueda realizarlos, llame al número de emergencia y pida ayuda.

 

¿Qué hacer en caso de asfixia en niños?

Cuando un niño se está ahogando o asfixiando, es porque un alimento o un juguete, se le ha quedado alojado en la traquea e impide que el aire fluya con normalidad desde y hacia los pulmones.

La traquea esta protegida por un pequeño colgajo o pliego de cartílago llamado epiglotis. La traquea y el esófago comparten un orificio en la parte posterior de la garganta, y la epiglotis actúa a modo de tapa, cerrándose sobre la traquea cada vez que la persona traga. Eso permite que los alimentos pasen hacia el esófago e impide que bajen por la traquea.

Pero, hay momentos en que la epiglotis no se cierra de prisa y los objetos se cuelan o deslizan por la traquea.

En la mayoría de los casos, el alimento u objeto bloquea la traquea parcialmente y es probable que sea expulsado tosiendo y la respiración se vuelva a restablecer. Un niño que se atraganta, se podría recuperar sin ayuda, aunque no deja de ser un momento complicado para un padre o una madre.

En algunas oportunidades, el objeto puede entrar en la traquea y obstruir por completo el paso del aire. Si el flujo del aire queda obstruído y el cerebro deja de recibir oxígeno, la asfixia por aspiración se puede convertir en una emergencia que incluso, puede poner en peligro la vida del niño.

Un niño puede estar asfixiándose y necesitar ayuda inmediata si:

  • No puede respirar
  • Jadea o boquea, haciendo esfuerzos para respirar
  • No puede hablar, llorar ni emitir sonidos
  • Se pone azul
  • Se sujeta la garganta o agita los brazos
  • Parece aterrado

En estos casos, se debe proceder con los empujes abdominales de rescate, conocido como «maniobra de Heimlich».

Ante situaciones de asfixia en niños, es recomendable:

  • Si un niño se está asfixiando y tosiendo pero puede hablar y respirar, la vía respiratoria no está completamente obstruida y es mejor no hacer nada. Probablemente el niño se encontrará bien tras un buen ataque de tos. No intente sacarle el objeto de la garganta o de la boca ni tampoco darle palmadas en la espalda. Cualquiera de estos pasos podría empujar el objeto todavía más abajo en la vía respiratoria y empeorar la situación. Acompañe al niño y mantenga la calma hasta que termine el episodio.
  • Si un niño está consciente pero no puede respirar, hablar ni hacer ruidos o se está poniendo azul, la situación requiere los empujes abdominales de la maniobra de Heimlich. Inicie los empujes abdominales, si ha recibido preparación al respecto. Si no lo ha hecho ni hay otra persona que pueda realizarlos, llame al número de emergencia y pida ayuda.

 

La temporada de invierno en los niños

El invierno empezó y por ahora, no tiene clemencia entre la población. Sus potenciales víctimas son los niños, quienes están propensos a los tan temidos resfríos, que de no prevenirlos, traerían severas consecuencias.

Tenemos algunas claves para proteger a los más pequeños de la casa y evitar que sufran enfermedades.

Cuidado:

Uno de los virus comúnes del frío es la gripe. Para evitarla, hay una vacuna que se ofrece a los niños entre los seis meses y los cinco años de edad. Entre las bacterias que se deben combatir está el Neumococo Polisacárida.

Otro cuidado a tener el cuenta son los aparatos que se emplean para el calentamiento ambiental durante el invierno. El uso de estufas, calentadores y la propia leña, tienen sus beneficios, pero al mismo tiempo sus riesgos como quemaduras e intoxicación. Es preferible abrigar a los niños adecuadamente y no mantener ninguna fuente de calor encendida durante la noche o las horas de sueño

Protección:

Acceder a las vacunas, evitar los lugares cerrados y con mucha gente, además de no llevar a los niños enfermos al nido o escuela, son recomendaciones más que importantes.

Abrigo:

Se debe emplear ropa de acuerdo a la temperatura exterior, incluyendo gorro, bufandas y guantes, además de la ropa de abrigo común, que se debe quitar cuando se entra a un ambiente con calefacción.

Alimentación:

La importancia de la lactancia se debe tener siempre encuenta, si esta es posible en los niños en forma exclusiva hasta los seis meses y para los que ya comen, deben beber agua y jugos de fruta natural tal y como lo hacen en verano, más aún si están enfermos.

En la alimentación diaria se debe incluir frutas, verduras, carnes, cereales, en los primeros dos años de la vida.

Ojo con la postura de los niños al sentarse en los colegios

Cada vez que el año escolar  se inicia  hay un tema que  tener en cuenta, si de la salud de los niños se trata, es la postura de los niños al sentarse en su escritorio o mesa de trabajo.

En los últimos años, se han reportado varios casos de dolor de espalda en los escolares, niños y adolescentes, como consecuencia de la mala postura el sentarse, tanto en el aula como en el hogar, cuando realiza las tareas escolares.

De acuerdo a cifras brindadas por el área de Ergonomía del Instituto Nacional de Salud, los niños pasan en la escuela alrededor de mil horas por año sentados frente a su escritorio o mesa de trabajo, por lo que una mala postura constituye un factor de riesgo para su columna vertebral.

La forma de caminar, de permanecer de pie, de estar sentado, de transportar la mochila, sean correctas o incorrectas, contribuyen a mantener una estática corporal buena o mala.

La educación postural en los estudiantes es muy importante, pues ellos se encuentran en una etapa de crecimiento donde las actividades que realizan, van a repercutir especialmente en su estructura corporal.

Algunas recomendaciones son las siguientes:

  • Sentarse adecuadamente
  • En clase o al realizar las tareas en casa deben mantener una postura erguida y alineada.
  • La postura correcta es cuando el niño puede apoyar los pies en el suelo y mantener las rodillas al mismo nivel o por encima de las caderas. Si los pies no llegan al suelo, colocar un taburete para posarlos.
  • Mantener la espalda recta y apoyada firmemente en el respaldo de la silla.
  • Ocupar todo el asiento con los glúteos.
  • Evitar los giros parciales repetidos, es preferible girar todo el cuerpo a la vez.
  • Antebrazos apoyados en la mesa formando ángulo recto con los brazos.

Delante de la computadora

  • La pantalla debe estar a unos 45 centímetros de distancia (ojo – pantalla), y la altura debe estar al nivel de sus ojos o ligeramente por debajo.
  • El teclado debe estar bajo, para no levantar los hombros y para poder apoyar los antebrazos en la mesa.
  • La inclinación del teclado sobre la mesa no debe superar los 25º.
  • Las muñecas y los antebrazos deben estar rectos y alineados con el teclado.
  • Si usa prolongadamente el ratón (mouse) se debe alternar cada cierto tiempo la mano (derecha e izquierda)
  • La iluminación debe ser natural y en todo caso se deben evitar los reflejos en la pantalla.

Al escribir en la pizarra

Deberán hacerlo a una altura adecuada (evitar escribir demasiado alto o muy bajo, ya que lleva a adoptar posturas forzadas para la columna).

Al escribir/ leer

Al escribir y leer, se deberá mantener una postura erguida y alineada evitando inclinar demasiado la espalda y cuello.

Al estar sentados con una mesa de trabajo delante, hay que procurar que ésta esté próxima a la silla. Así evitaremos tener que inclinarnos hacia adelante. Es importante que el tamaño sea adecuado a la estatura, evitando especialmente las mesas bajas que obligan a permanecer encorvado.

Se considera un tamaño adecuado si el tablero de la mesa nos llega, una vez sentados, a la altura del esternón.

Evitar los asientos blandos, los que no tengan respaldo y aquéllos que nos quedan demasiado grandes o pequeños. Igualmente, se evitará sentarse en el borde del asiento, ya que deja la espalda sin apoyo, o sentarse inclinando y desplazando el peso del cuerpo hacia un lado.

Evitar las posturas demasiado erguidas (militar) o relajadas de la columna.

Para levantarse de una silla, primero apoyar las manos en el reposa brazos, borde del asiento, muslos o rodillas; luego, desplazarse hacia el borde anterior del asiento, retrasando ligeramente uno de los pies, que sirve para apoyarnos e impulsarnos para levantarnos. Debemos evitar hacerlo de un salto, sin apoyo alguno.

Para sentarse usar los apoyos y dejarse caer suavemente. No hay que desplomarse sobre el asiento

Para vestirse se procurará estar sentado para ponerse los calcetines y zapatos, elevando la pierna a la altura de la cadera o cruzándola sobre la contraria, pero manteniendo la espalda recta. Para atarse los pasadores de los zapatos, agacharse con las rodillas flexionadas, elevar el pie y apoyarlo en un taburete o silla.

¿Cómo cuidar a los niños en invierno?

El frío se agudiza y con ello, los catarros y gripes se vuelven frecuentes y los niños no son ajenos a estos malestares, más aún si tenemos en cuenta que ellos son los más propensos a coger infecciones respiratorias.

Para ello, se deben tomar medidas para prevenir las infecciones respiratorias y en especial, para darles pelea una vez que aparecen.

1. Evitar lugares cerrados y con alta densidad de población:

El hacinamiento facilita la transmisión de los microbios productores de varias enfermedades como gripe, laringitis, otitis, catarros, amigdalitis y neumonía. El niño, debe realizar sus actividades con normalidad, pero debe evitar el contacto con personas con tos, fiebre o diarrea.

2. No excederse en la calefacción:

Encender la calefacción en días intensos de frío siempre es una buena opción, pero sobrepasar los 22 grados reseca el aire y también las secreciones de la nariz y las vías respiratorias, elementos importantes para limpiar de gérmenes el aire.

3. Humidificar el aire:

Como la calefacción reseca el aire, se debe hacer algo para contrastar ese efecto. Basta con poner recipientes con agua en la habitación de está el niño.

4. Mantener hidratado al niño:

Una buena hidratación es importante para que el sistema inmunológico funcione de manera correcta. Para ello, al niño se le debe ofrecer agua de manera constante, aunque la rechace, pues el consumo de líquido debe ser frecuente.

5. Ofrécele zumos y frutas:

No conviene forzar al niño a comer, pero lo mejor que se puede hacer es ofrecerle zumos y frutas que contienen vitaminas. Otra opción es el yogurt, pues ayuda a mantener la flora intestinal, alterada por las infecciones o por el uso de antibióticos.

6. Enseñar a toser:

La tos es el mecanismo principal para limpiar las vías respiratorias de los mocos y flemas, pero muchos niños no saben cómo hacerlo. Eso sí, nunca le dé jarabes para la tos, pues ésta es necesaria para la curación.

7. Ropa de abrigo adecuada:

Si hace mucho frío, se recomienda ponerle al niño un gorro pues en la cabeza se pierde mucho calor. Además, bufanda, guantes y ropa de abrigo en capas, para aumentarlas o disminuirlas según la temperatura, al pasar de espacio abierto a cerrado o viceversa.

Cuando se hace deporte, lo mejor es no llevar demasiado abrigo y que se cambie en cuanto termine. El cuerpo evapora el sudor, quita el calor al organismo y deja el cuerpo frío, lo que facilita las infecciones.

8. Dejar acceso al aire libre:

Pese al frío, deje jugar al niño en la calle o en zonas deportivas. Si está mal, no le apetecerá salir a la calle. Si se lo pide, es que no se encuentra mal, y tenerlo encerrado en casa no va a solucionar nada.

9. Consultar al médico en caso de fiebre elevada:

Si tiene más de 38 grados de fiebre, respiración ruidosa o dificultosa, acuda sin demora al centro de salud más cercano.

10. No es necesario acudir al médico por un simple resfriado:

Si en el niño no se ve nada anormal, más allá de la tos y los mocos, no debe preocuparse por medicarlo. El lavado de nariz con suero salino (agua y sal) es suficiente. El resfriado se curará por si solo en un par de días.

Consejos para elegir la mochila ideal para el colegio

mochilaDurante la temporada escolar. La mayoría de padres se preocupan en elegir los útiles escolares adecuados, y lo mismo sucede con las prendas para asistir a clases. Sin embargo, el accesorio fundamental para el transporte de los útiles del niño o adolescente no suele tener la misma atención y cuidado.

Recuerde que la mochila transportará durante un largo periodo los útiles y materiales de trabajo del centro de estudio. Los dolores de espalda son comunes cuando la mochila no equilibra el peso de forma adecuada.

Se recomienda que el peso que transporta una mochila uno debería sobrepasar el 10% del peso del niño. Así que primero se tiene que racionalizar la cantidad de materiales que se transporta. El estudiante debe llevar sólo lo necesario para su día de estudio.

Otro factor importante es el material con que el que está hecho la mochila y la funcionalidad de ésta. Hoy en el mercado existen diversos tipos de mochilas, pero no todas son las ideales. Crepier Stores, da algunas recomendaciones para tener en cuenta al momento de comprar una mochila:

· El tamaño de la mochila debe ser de acuerdo al tamaño del niño. No debe sobrepasar la superficie de la espalda.
· Elija una mochila anatómica. Con tirantes acolchados y regulables, lo que facilita que se amolde al cuerpo y permita un mejor movimiento.
· Las mochilas anatómicas también deben contar con el espaldar acolchado.
· Asegúrese que la mochila tenga varios compartimientos o bolsillos. Esto será muy útil al momento de distribuir el peso.
· Para las mochilas con ruedas, la manija de arrastre debe ser anatómica y el brazo deslizable deber ser curvo. Esto permite un mejor equilibro del peso.
· Las ruedas deben ser selladas para prevenir averías por el agua, suciedad y barro.

Por eso, antes de escoger una mochila con los colores, el personaje o dibujo animado de moda, fíjese en la calidad de los materiales, que sea anatómica y sobre todo funcional.

¿Qué detalles debemos tener en cuenta para adquirir un coche para bebés?

Para los padres primerizos, resulta un poco tedioso la labor de escoger los primero implementos como la cuna, la cómoda, la ropa, decoración y el coche. Precisamente nos centraremos en este tema.

Un coche de paseo debe tener las siguientes características:

Cinturón de seguridad de 5 puntos: Los coches que tienen este tipo de cinturones presentan una mayor seguridad para el bebé en caso se llegue a volcar. El niño permanecerá asegurado al asiento, haciendo hincapié en el pecho y la cintura. Para que funcione de la manera correcta, se debe ajustar el cinturón al cuerpo del bebé de manera que le quede cómodo más no flojo. No olvidar asegurarlos pues ellos son muy inquietos y ante cualquier descuido, pueden caer del coche.

Asiento reclinable: Los bebés recién nacidos deben permanecer en asientos que se reclinen completamente, pues los músculos del cuello no están desarrollados por completo. De todas maneras, pese a que esté más grandecito, es más cómodo que el asiento permanezca reclinado en caso se queden dormidos o quieran descansar.

Sombrilla amplia: Si vives en un lugar con sol en exceso o lluvia, es indispensable una buena sombrilla en el coche. Debe ser ancha y que cubra por lo menos su cabeza, hombros y brazos para que esté protegido del clima.

Manejo fácil: Un cochecito debe ser fácil de doblar y guardar sea en la maletera o en el clóset. Deben tener también buenos frenos y una canastilla que sea de fácil alcance y uso. No olvide que todos estos consejos los puede seguir en la misma tienda donde adquiera el coque, para que así no hayan problemas en caso se pruebe en el hogar.

Medida del coche: Este procedimiento debe cumplicarlo con el coche abierto y cerrado, asegurándose que quepe en el auto o en el closet.

Coche sin muchas piezas de plástico: Las partes de metal ofrecen una vida más útil. Muchos fabricantes ofrecen extras como posa vasos, sombrillas, accesorios, etc. No las compre porque hace que el coche sea más pesado y aumente también su costo.

Investigue antes de adquirir uno: Internet es importante para saber qué coche se desea comprar. Mire e investigue sobre fabricantes y que los coches sean apropiadas para la edad, altura y peso del bebé, además de las especificaciones de peso, tamaño, y el cumplimiento de los requisitos de seguridad.

Cómo lidiar con el TDAH en niños

La hiperactividad con déficit de atención (THDA) es un trastorno conductual, se caracteriza por desatención, comportamiento impulsivo, actividad excesiva, este padecimiento afecta a los niños en edad escolar y continúa a lo largo de la vida, en algunos casos los síntomas se aminoran con la edad.

Se produce con más frecuencia en varones que en niñas. Se desconoce las causas del problema, pero se sabe que puede ser hereditario.

Síntomas

No puede enfocarse y prestar atención.
Problemas para seguir instrucciones como si no escuchara.
Cuando se le habla directamente parece distraído.
Continuo movimiento, no puede permanecer sentado.
Es olvidadizo.
Demasiado hablador.
No controla su necesidad de moverse incluso en situaciones inapropiadas.
Es impulsivo
Se entromete en juegos o conversaciones.

Aunque muchos niños presentan este tipo de comportamiento y suele ser natural a temprana edad, si el niño tiene varios de estos síntomas y afecta el desempeño académico y su salud o su comportamiento sea vuelve inmanejable por parte de los padres, es necesario consultar con un pediatra.

Tratamiento

El diagnóstico se realiza haciendo exámenes médicos y descarte de otros problemas. El tratamiento puede ser farmacológico y psicoterapia conductual, la combinación de ambos suele ser es el más efectivo según expertos. El tratamiento farmacológico incluye medicamentos estimulantes como el metilfenidato y los no estimulantes como atomoxetina.

También es recomendable la terapia familiar para lidiar con el estrés.

Recomendaciones para ayudar al niño

Ser afectuoso con el niño.
Tratar de mejor la disciplina.
Ofrecerle actividades como arte, música, lecciones de artes marciales.
Ayúdelo a que aprenda a organizarse, proporciónele un cuaderno donde pueda anotar sus tareas diarias, mantenga el ambiente ordenado. Mantenga una rutina diaria.
El niño debe descansar, no debe fatigarse demasiado ya que esto aviva los síntomas del TDAH.
Tenga paciencia con el niño, muéstrese calmado para que el niño siga su ejemplo.
Mantenga una relación fluida con los maestros del niño para que puedan apoyarlo.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=5bJLf3RBEt4′]

 

Quantcast