La mototaxi pretende imponerse en España

¿Quién en el Perú no se ha subido a un mototaxi? Sea para llevar las cosas del mercado o para llegar más rápido a un sitio cercano, este vehículo es ya uno de los más populares en nuestro país.

Pero, en territorios como España, este medio de transporte ya llama al interés de la población, tal y como ocurrió en una carrera entre un mototaxi y un taxi, para saber qué medio es el más rápido.

El mototaxi llegó a Madrid y por supuesto es toda una novedad entre los madrileños que toman por sorpresa este ”suceso” de ver un vehículo pequeño y aparentemente de poca utilidad. Sin embargo, de a pocos se le va encontrando su real utilidad.

Son las 6 de la tarde en la capital de España y la gente comienza a salir de sus trabajos con destino a su hogar. El tráfico en hora punta es siempre un martirio y no tiene cuándo acabar.

Una viajera debe ir desde los Juzgados de Plaza de Castilla hasta la Plaza de España. Son casi seis kilómetros los que deben transitar para llegar a su destino. En esta oportunidad, prefiere probar la mototaxi en lugar de un taxi convencional. Ya con casco bien puesto y el cinturón seguro, el viaje es toda una realidad.

Los conductores ponen en marcha su taxímetro: el coche con 2.15 euros de bajada de bandera y la moto con 1.50.

Al costado, un taxi convencional y la ”carrera” se inicia. Ambos vehículos emprenden la marcha por el carril derecho de La Castellana. Ambos móviles recorren las principales calles de la ciudad y luego de 15 minutos con 58 segundos, el taxímetro de la moto marca 8.45 euros y llega a su destino final.

Mientras eso sucede, el taxi debe esperar 26 minutos con 14 segundos en llegar a la Plaza de España como consecuencia de lo congestionado que resulta la ciudad en hora punta. Su taxímetro marcó 13.45 euros.

Esta carrera tuvo algunos datos pintorescos. Un taxista ajeno a la carrera fotografió al mototaxista y aseguró lo siguiente:

”Hoy mismo me ha bajado uno la ventanilla y me ha preguntado con desprecio que cuánto íbamos a durar”.

La pregunta surge: ¿Qué elegimos: la comodidad del taxi o la rapidez del mototaxi?

Fuente: ABC