Algunos origenes del ''Día de la Madre''

Una celebración tan especial como el Día de la Madre tuvo su origen en la antigua Grecia, pero hay diversas teorías sobre estos inicios, la mayoría fundamentados en culturas y mitologías perdidas en el transcurso de los tiempos.

Podemos encontrar en relatos que durante el siglo VVII, en Inglaterra se comenzó a celebrar el denominado ”Domingo de servir a la Madre”, donde se honraba a todas las madres del reino y donde los criados tenían permiso y el día pagado para ir a visitar a sus progenitoras.

En esos años, muchos trabajaban a disposición de los ricos y la mayoría de ellos estaban lejos de sus hogares, viviendo en la casa de los patrones. De esa forma, se instituyó el Día de la Madre, siendo objeto de una gran alegría para los criados, quienes podían volver a sus casas y pasar el día con sus madres e incluso llevarles un obsequio para compartir con ellas tan afectuosa celebración.

En Estados Unidos, el Día de la Madre fue sugerido en 1872 por Julia Ward Howe como el Día de la Paz. Sin embargo, la escritora Ana Jarvis, después de la muerte de su madre en 1905, decidió escribir a varias personalidades del país para que apoyen el proyecto de celebrar en Día de la Madre  el segundo domingo de Mayo, fecha en que justamente falleció su madre.

La iniciativa de Jarvis tuvo un gran impulso y el Congreso americano aprobó su iniciativa en 1914, tras deliberar y aprobar el proyecto, proclamando como fiesta nacional el Dia de la Madre el segundo domingo de Mayo.

Mientras que en el Perú, el 12 de Abril de 1924, se promulgó una resolución suprema por iniciativa del diputado Carlos Izaquirre, donde se declara el segundo domingo de Mayo como el Día de la Madre.

“Vista la solicitud que formula el ‘Ateneo Universitario Ariel’ de esta capital, sobre la constitución del ‘Día de la Madre’. Estando a lo acordado. Se resuelve: Declarar día solemne, bajo la denominación de Día de la Madre, el segundo domingo del mes de mayo”, es parte de la Resolución Suprema.