La madre más precoz de la medicina es peruana

En el Perú hemos visto muchos casos curiosos, del que se han hablado por mucho tiempo. Uno de ellos es el de Lina Medina , quien entró en el libro de la medicina nacional al ser la madre más precoz de la historia, al dar a luz con apenas cinco años de edad.

El caso de ella es una de esas anomalias fisiológicas que muy raras veces se dan en la medicina. En 1939, apenas a los cinco años edad, tuvo a su primer hijo. Datos de la época sostienen que fue llevada por su padres al médico por un raro tumor abdominal como ellos indicaban.

Lina Medina sufría de una condición rara conocida como la pubertad precroz, donde un un infante tiene un desarrollo sexual anticipado al punto que empieza a menstruar, le crecen los pechos y las caderas.

El padre de Lina le había dicho a los doctores que había empezado a menstruar desde que era bebé pero que sus ciclos habían terminado 7 meses antes. Fue de esa manera que los médicos determinaron que la niña estaba embarazada.

Pero en Huancavelica, tierra natal de Lina y sus padres, se atribuyó este suceso a creencias ancestrales y consultaron mucho muchos chamanes pues para ellos, la niña “tenía una culebra en la barriga” y había que sacársela para acabar con el mal. La sometieron a diferentes rituales andinos, heredados de las tradiciones incaicas, sin resultado alguno.

El 14 de mayo de 1939, Lina Medina dio a luz a un niño sano, a quien llamó Gerardo, haciendo honor a la costumbre de entonces de llamar al recién nacido como el nombre del médico que ayudó en el parto, Gerardo Lozada. El parto de Gerardo ha sido registrado en el récord de la Academia Americana de Obstetricia y Ginecología.

En la actualidad, Lina Medina tiene 79 años y vive en Chicago – Chico (Surquillo). Su hijo Gerardo, quien hasta los 5 años creyó que Lina era su hermana, murió a los 40 víctima de una rara enfermedad.

En su momento, el padre de Lina fue arrestado bajo sospecha de incesto, pero fue dejado en libertad debido a falta de evidencia. Este caso muy extraño, pero pese a ello, Lina nunca se ha dejado entrevistar por la prensa.