El golazo de José Pereda en el caribe colombiano

Mañana Perú juega sus chances de seguir en la pelea por un lugar en el Mundial de Brasil 2014 en la calurosa Barranquilla ante Colombia, sin duda, un rival muy peligroso si tenemos en cuenta los antecedentes cefeteros jugando de local en este proceso.

Pero, la bicolor jugará en un terreno donde el triunfo no le es ajeno. En 1997, durante el proceso para el Mundial de Francia, Perú sacó uno de sus mejores últimos resultados jugando en calidad de visita, derrotando al equipo de Carlos Valderrama por 1-0, con un golazo del volante José Antonio Pereda.

Fue sin duda, un proceso que estuvo a punto de alcanzar la meta trazada. Aquel equipo de Juan Carlos Oblitas regaló momentos intensos de principio a fin y sacó resultados importantes jugando fuera de Lima. Aquiel triunfo en territorio colombiano resultó clave para mantener la moral al tope en un proceso mundialista que lo tuvo como uno de sus principales animadores junto a Chile.

El 30 de abril de 1997 se disputó este partido en el estadio Roberto Meléndez, conocido como “El Metropolitano” en Barranquilla. Se presentaba un partido duro, pues Perú debía afrontar una lucha no solo contra el cuadro local, que tenía entre sus filas a Valderrama, Asprilla y el “Tren” Valencia , pero también el intenso calor del caribe colombiano.

Minuto 17 del segundo tiempo. Colombia presionaba ante un Perú que esperaba un instante de sorpresa para intentar dar el golpe. Así fue. Un despeje malo del arquero Faryd Mondragón llegó a los pies de Roger Serrano, quien en primera, rechazó el balón que terminó en los pies de José Pereda. El entonces jugador de Universitario de Deportes le pegó magistralmente al balón, haciendo inútil todo deseo del meta colombiano de llegar a la pelota y evitar la conquista peruana.

Un golazo muy celebrado en Barranquilla y en todo el país. Pereda, actualmente con 39 y trabajando en las divisiones menores de la Universidad César Vallejo, ganó notoriedad con aquel golazo que devolvió a Perú la esperanza de jugar por un lugar en el Mundial de Francia. Lamentablemente, no se pudo lograr el objetivo al final del proceso, pero quedó la satisfacción de que si se pudo dar pelea hasta el final, algo que se le exige en esta oportunidad a los dirigidos por Sergio Markarián.