Hasta siempre “Viejo”

Resulta difícil creer algunas noticias. El lunes, causó sorpresa la noticia de la muerte de Julio César Balerio en Uruguay, sin duda, uno de los mejores arqueros que pasó por el fútbol peruano.

Balerio había debutado en Uruguay en 1980 en Rentistas, tras lo cual pasó en 1982 a Bella Vista, donde jugó dos temporadas. Su carrera en el exterior la inició en el argentino Boca Juniors (1984-1985) y continuó en Racing, desde 1986, equipo con el que logró la Supercopa Sudamericana en 1988.

El “Viejo” llegó al Perú para jugar por el Deportivo Sipesa de Chimbote en 1993. Cumplió un gran papel con el equipo chimbotano, con el que llegó hasta los cuartos de final de la Copa Conmebol, donde fue eliminado por el Atlético Mineiro de Brasil.

Sus buenas actuaciones lo llevaron a ser contratado por Sporting Cristal, institución donde alcanzó la gloria al coronarse tricampeón del fútbol peruano entre 1994 y 1996, además de llegar al subcampeonato de la Copa Libertadores de América 1997. Cruzeiro le arrebató la consagración definitiva al equipo rimense en Belo Horizonte.

Fue uruguayo, pero jugó por Perú. Y tanto fue su amor y agradecimiento por nuestra tierra, que le tapó un penal a su compatriota Enzo Francescoli en el propio “Centenario” de Montevideo. Y es que Balerio fue un arquero experto en atajar penales y también, en iniciar las jugadas de peligro en favor de su equipo.

El fútbol peruano lo recordará siempre. Hasta pronto “Viejo” Balerio.