La última alegría de una Selección Sub 17

La última alegría que nos dio una Selección juvenil del Perú fue en el 2007, cuando un grupo de jovencitos pertenecientes a la Sub 17, lograron por mérito propio clasificar al Mundial de la categoría, que se disputó en la asiática Corea del Sur.

Digo mérito propio, porque ya en el 2005, nuestro país había disputado este certamen, pero lo jugó en su calidad de organizador.

Juan José Ore se había hecho cargo del equipo peruano. Contaba ya con una experiencia en procesos Sub 15 y fue a Ecuador en silencio, sin la necesidad de hacer mucha bulla, sabiendo también que el fútbol peruano, en el tema de menores, ha pasado (y pasa) por una severa crisis de organización y también en lo deportivo.

Perú fue instalado en el grupo A junto a Brasil, el local Ecuador, Bolivia y Chile. El primer rival fue el “Scratch”, temido por muchos porque en esta categoría, ha dominado la mayoría de torneos disputados.

El partido fue el 4 de marzo en Riobamba. Contra todo pronóstico, el equipo bicolor se impuso 2-1 con goles de Christian La Torres y Reimond Manco, descontando Lulinha para Brasil. Fue un resultado sorpresivo, porque una de las “Cenicientas” de la categoría le daba un duro golpe al gran favorito, jugando un buen fútbol y dominando gran parte del partido.

El siguiente rival fue Bolivia y fue un equipo accesible. Se le ganó 4-1 con goles de Reimond Manco, Christian La Torre, Néstor Duarte y Jairo Hernández. La clasificación a la siguiente ronda, estaba ya en el bolsillo, la misma que se certificó con el empate 0-0 ante Ecuador. Pocó importó caer 1-3 con Chile, lo importante fue que un primer gran paso ya estaba dado pera pelear sí o sí la tan ansiada clasificación al Mundial de Corea del Sur.

“El grito del alma”

La segunda ronda era un enfrentamiento de todos contra todos entre 6 equipos. En ella estaba Perú, Brasil y Ecuador provenientes del grupo A, mientras que Argentina, Venezuela y Colombia hicieron lo mismo en el Grupo B.

El debut en esa fase fue ante Venezuela en la localidad de Ibarra. Fue victoria 2-1 para Perú con un nuevo gol de Christian La Torre y el segundo de César Ruiz. Hay que tener en cuenta que el debut de Perú tanto en la fase regular como en el hexagonal, fue con triunfo, algo que motivó mucho a los llamados “Jotitas”.

En el segundo partido, Brasil se vengó de la derrota en primera ronda y goleó 4-0 a un Perú que se mostró sin capacidad de reacción ante la contundencia del “Scratch”, pero el camino aún era largo. Sin embargo, Colombia puso en alerta la clasificación al Mundial con un triunfo 3-0 que llenó de temores a la delegación nacional.

Pero, hubo un partido clave: El empate 2-2 con Ecuador en la penúltima fecha, le daba la posibilidad a Perú de sumar al menos un punto ante Argentina para poder dar el paso deseado rumbo a Corea del Sur.

Perú tenía 4 puntos, los mismo que Venezuela. Necesitaba que la “Vino Tinto” no gane a Colombia en el preliminar para poder tener chances de luchar por llegar al Mundial. Se dio asi, pues los colochos golearon 5-0 y la “bicolor”, sumando un punto ante Argentina, estaría adentro de la Copa del Mundo. La cita fue el 25 de marzo en el estadio Atahualpa de Quito , Santiago Fernández había adelantado para el equipo argentino a los 21 minutos del partido, pero Jairo Hernández, en el último minuto del primer tiempo, empató el marcador que no se movió hasta el final y que por fin, le dio el pase a Perú a un Mundial de Fútbol FIFA luego de más de 25 años (por mérito propio).