El legado de la familia Lindley: Inca Kola

Hace unas semanas, el Perú perdió a uno de los responsables del gran éxito de Inca Kola: Johnny Lindey falleció a los 84 años víctima de un paro cardíaco. En ‘Producto Peruano’ queremos recordar su legado y lo importante que fue este empresario para el posicionamiento de la bebida nacional, considerada de bandera.

Lindley Taboada fue presidente del directorio de la embotelladora desde 1989 y bajo su batuta, Inca Kola se transformó en la única marca en todo el mundo en superar a Coca – Cola en un mercado. La competencia entre ambas marcas fue titánica hasta 1999, año en que la empresa se asoció con The Coca-Cola Company, que asumió el 49% de las acciones de Inca Kola a cambio de 300 millones de dólares.

“Inca Kola, la bebida de sabor nacional” es el lema que acompaña a numerosas familias peruanas y qur también es parte del gran boom de la gastronomía nacional. Don Johnny consolidó a la Corporación Lindley como único embotellador de The Coca-Cola Company en el Perú luego de adquirir ELSA (Embotelladora Latinoamericana S.A.), guiando a la marca a un impresionante crecimiento dentro del negocio.

Jhonny Lindley Taboada recibió varios reconocimientos a su labor. En el 2010, el Congreso le otorgó la medalla de Honor por su aporte a la economía, cultura y tradiciones del país. El presidente de la República de aquel entonces, Alan García, le entregó la Orden al Mérito por Servicios Distinguidos en el grado de Gran Cruz.

Lindley sintetizó el éxito de la compañía en la unión familiar y siguiendo la divisa que le dejó su padre: “hacer las cosas bien, portarse bien y quererse siempre”.

Inca Kola es la gaseosa con mayor número de ventas en el mercado peruano, producto de una exitosa campaña publicitaria que se mantiene vigente hasta nuestros días, pues se resalta los símbolos y valores nacionales. Como dicen, es la única bebida que se transforma en la compañía perfecta para todas las comidas que engalanan nuestra gastronomía.