Claves importantes para el ahorro en el hogar

Elaine King es una conocida gurú financiera. Compartiremos algunos consejos de ella en lo que representa el tema del ahorro y todo lo que concierne al cuidado de nuestro presupuesto.

1.El presupuesto debe identificar los gastos fijos, a los que se les debe destinar un máximo de 50 por ciento de nuestros ingresos. Un porcentaje entre el 20 y el 30% estará enfocado en los gastos variables, conocidos como imprevistos.

2. La tarjeta de crédito se debe utilizar en lo posible a cero cuotas para así evitar la generación de intereses. Lo más recomendable es manejar solo una tarjeta.

3. Ante la posibilidad de quedar en desempleo o caer gravemente enfermo se debe contar con un fondo que contenga un promedio entre tres y seis meses de gastos fijos, para que las finanzas familiares no resulten afectadas como consecuenta de este imprevisto.

4. Debe tener en cuenta que si lo que piensa adquirir, es realmente necesario. Pregúntese: ¿Debo comprarme ese par de zapatos? Probablemente cuando los termine de pagar con la tarjeta de crédito la moda ya haya pasado.

5. Lo destinado para los ahorros, debe permanecer en una cuenta o lugar que no esté a nuestro alcance tan fácilmente. King hace referencia a un estudio científico que revela que el cerebro cree necesitar algo (en este caso el dinero) si es que sabe que lo tiene cerca.

6. Si tiene hijos pequeños debe incentivarlas la cultura el ahorro otorgándoles, por ejemplo, cinco soles mensuales, los cuales deberá dividir de sol en sol en ahorro, inversión, compartir, gastar y apoyo familiar.

7. La inversiòn es un activo durarero en el tiempo y trae beneficios. No toda inversión se debe tomar como un “sacrificio” personal.

8. Piense en el futuro. Preserve siempre un fondo de retiro o pensiones de jubilación, pues en la actualidad existen diversos préstamos para estudios, pero no para la etapa de retiro de una persona.

9. Por cada dinero extra que se recibe, se puede dividir en un fondo para independencia financiera, en un terreno, en un negocio y fondos mutuos.

10. Investigar siempre en las opciones que hay a la mano para consolidar las deudas de las tarjetas de crédito.

10 claves para el ahorro

Elaine King es una conocida gurú financiera. Compartiremos algunos consejos de ella en lo que representa el tema del ahorro y todo lo que concierne al cuidado de nuestro presupuesto.

1.El presupuesto debe identificar los gastos fijos, a los que se les debe destinar un máximo de 50 por ciento de nuestros ingresos. Un porcentaje entre el 20 y el 30% estará enfocado en los gastos variables, conocidos como imprevistos.

2. La tarjeta de crédito se debe utilizar en lo posible a cero cuotas para así evitar la generación de intereses. Lo más recomendable es manejar solo una tarjeta.

3. Ante la posibilidad de quedar en desempleo o caer gravemente enfermo se debe contar con un fondo que contenga un promedio entre tres y seis meses de gastos fijos, para que las finanzas familiares no resulten afectadas como consecuenta de este imprevisto.

4. Debe tener en cuenta que si lo que piensa adquirir, es realmente necesario. Pregúntese: ¿Debo comprarme ese par de zapatos? Probablemente cuando los termine de pagar con la tarjeta de crédito la moda ya haya pasado.

5. Lo destinado para los ahorros, debe permanecer en una cuenta o lugar que no esté a nuestro alcance tan fácilmente. King hace referencia a un estudio científico que revela que el cerebro cree necesitar algo (en este caso el dinero) si es que sabe que lo tiene cerca.

6. Si tiene hijos pequeños debe incentivarlas la cultura el ahorro otorgándoles, por ejemplo, cinco soles mensuales, los cuales deberá dividir de sol en sol en ahorro, inversión, compartir, gastar y apoyo familiar.

7. La inversiòn es un activo durarero en el tiempo y trae beneficios. No toda inversión se debe tomar como un “sacrificio” personal.

8. Piense en el futuro. Preserve siempre un fondo de retiro o pensiones de jubilación, pues en la actualidad existen diversos préstamos para estudios, pero no para la etapa de retiro de una persona.

9. Por cada dinero extra que se recibe, se puede dividir en un fondo para independencia financiera, en un terreno, en un negocio y fondos mutuos.

10. Investigar siempre en las opciones que hay a la mano para consolidar las deudas de las tarjetas de crédito.

Consejos para elaborar un correcto presupuesto familiar

Muchas familias dejan de lado la realización del presupuesto del hogar, lo que motiva ciertas preocupaciones a fin de mes, cuando llegan los tan temidos “recibos”.

¿Cómo evitar pasar por este apuro y tener todo en orden?

1. Escoge una herramienta: Debes elegir un instrumento para poder realizar tu presupuesto, que puede ser desde una simple hoja de cuaderno hasta el paquete de cómputo Excel.

2. Identifica tus ingresos: Anota todo el dinero que recibes sin importar la fuente. Toma en cuenta la frecuencia con la que llega como los sueldos o la renta.

3. Identifica tus egresos: Los ingresos llegan una vez al mes, pero los gastos son diarios, por lo que es necesario detectar los gastos fijos, como alquiler, servicios mensualidades, movilidad y luego los variables como la comida, el cine o las fiestas.

4. Elegir los gastos a eliminar: Esta parte es minuciosa. A veces se llega a fin de mes de reojo y no se sabe en qué gastar el dinero. Debe saber elegir bien y evitar adquirir cosas que a la larga no se van a usar.

5. Gestionar el presupuesto: No se deben descuidar los créditos. De pasar eso, se pueden generar más deudas. Una meta debe ser ahorrar entre 5 y 10% de los ingresos mensuales.

Consejos para ahorrar dinero en el mercado

Las compras en el mercado o supermercado para la semana, resulta algo tedioso para las amas de casa cuando se trata de revisar la billetera luego de efectuar las compras. ¿Qué hacer para evitar perder dinero en las compras?

Compartimos algunos consejos que pueden ayudarte a evitar pagar más de la cuenta:

1. Esté atento a los días de descuento y promoción que ofrecen los supermercados.

2. Cuando vaya al mercado, procure comer algo antes de salir. Así evitará las famosas “probaditas”.

3. Al escoger el aceite, escoja las que salpiquen menos, para así evitar el desperdicio al ser un producto de consumo diario.

4. Cuando compre el arroz, compare el valor de una libra por el de un kilo, y al hacer la conversión de proporción, escoja la opción más económica.

5. Al comprar la sal, recuerde que es mejor comprarla por libra que por porciones. Hablamos de otro elemento esencial en la cocina.

6. Fíjese siempre en los estantes. Los supermercados ponen los productos más populares y carros al medio, para que sean de fácil vista y acceso.

7. Al comprar productos perecederos, fíjese y seleccione los que tienen la fecha de caducidad más alejada del día actual.

8. Los frejoles, lentejas, garbanzos y otras menestras, es mejor comprarlos secos, pues rinden más y son más económicos.

9. Cuando la papa está en cosecha, debe aprovechar ese tiempo para comprar una buena cantidad, pues este tubérculo se mantiene sano por un mes aproximadamente. Recuerde guardarla seca y no húmeda.

10. La pasta la debe comprar en paquetes grandes, para que sea más rendidor según el número de personas que integren la mesa familiar.

11. El café es bueno comprarlo concentrado y no en instantáneo, porque requiere menos agua y menor cantidad, por lo que será más rendidor.

Consejos fáciles para ahorrar gasolina

El gasto por consumo de gasolina es toda una preocupación para los consumidores debido a la constante alza del precio del producto, que sin dudas, afecta la billetera.

La lucha por la eficacia en el consumo de los autos alcanza niveles insospechados gracias a tecnologías como los sistemas híbridos, los motores diesel y el desarrollo de sistemas de inyección.

Pero, quienes cuentan con un auto sin mucha tecnología a favor, hay formas de ahorrar el consumo de gasolina y así evitar una caída en el presupuesto.

1- La presión en el inflado de las llantas resulta fundamental como fuente de ahorro. Los neumáticos son diseñados con exactas especificaciones para cada modelo de auto y su uso.

Por lo tanto deben estar infladas siempre a la presión recomendada por el fabricante. Una llanta con menos presión, obliga al motor del auto a realizar esfuerzos extras para moverlo, con un gasto adicional de gasolina como consecuencia.

2. La carga adicional de productos es otra causa indirecta de gasto innecesario de combustible. Una cabina llena de objetos agrega peso al vehículo, lo que obliga a hacer un esfuerzo adicional.

La energía del auto es bien aprovechada cuando se lleva una mínima carga, así que es recomendable llevar lo estrictamente necesario en la maletera.

3. El estilo de manejo es un factor que se debe tener en cuenta. Los conductores que arrancan y frenan agresivamente, gastan mucha más gasolina que aquellos que manejan de manera pausada o moderada.

4. EL viaje en auto como tal, puede ser aprovechado de manera que se pueden hacer varias actividades en un solo trayecto y así ahorrar gasolina.

Por ejemplo, si sales por la mañana a dejar a los niños al colegio, puedes aprovechar ese viaje para ir al banco, al mercado, a la oficina o a cualquier otro sitio para así evitar viajes individuales.

Ahorrar el dinero sin necesidad de reducir gastos

Cuando se nos viene a la cabeza la idea de “ahorrar”, nos llenamos de muchas interrogantes, sobre todo por saber si sufriremos algún tipo de recorte en nuestro presupuesto.

Por ello, sugerimos algunos consejos para que, en estos tiempos complicados en lo económico, podamos ahorrar un poco de dinero sin tener la necesidad de reducir gastos.

Ahorre de forma automática y pague las cuentas. Es una opción que otorga el banco, que le permite establecer el automático pago de los recibos, debitándolos de su cuenta. De esa forma, evitará las moras por atraso.

Evite las compras compulsivas: Evite comprar cosas que a la larga se convierten en innecesarias de manera absoluta. Reflexione antes de comprar sobre si ese producto le será realmente útil o no.

Deje la tarjeta de crédito en casa. La gente gasta entre 12 y 50% más cuando usa la tarjeta de crédito. Cada vez que no haga una compra que habría hecho con la tarjeta, anote la cantidad y así verá cuánto ha ahorrado.

Planifique por adelantado y separe dinero para diversión. No sea esclavo del ahorro y separe un poco de dinero para la diversión. De esa forma, evita gastar en exceso cuando tenga deseos de divertirse.

Busque el interés: Trate de retirar el dinero de sus cuentas que no generan interés y deposítelos en aquellas que si traigan beneficios.

Eliminar las tentaciones es una buena alternativa. Por ejemplo, si da un paseo y en una tienda encuentra un artículo que le gusta, cambie inmediatamente de lugar y clave la atención en otra cosa.

Invertir en la Bolsa de Valores de Lima en 4 pasos

Muchos peruanos cuentan con una buena condición económica y ahorrar en el tradicional banco ya no es una ventaja, una facilidad de quienes tienen un excedente es invertir en acciones en la Bolsa, pero esto tiene un riesgo.

Es por eso que la BVL ha elaborado un interesante instructivo online para enseñarnos a invertir de forma segura en el mercado de valores.

PASO 1: Definir el monto a invertir

Si es la primera vez que inverte en la bolsa es recomendable usar sólo lo excedente, es decir, un dinero extra. Nunca la plata que tenemos para el diario o gastos mensuales.

PASO 2: Diversificar tu Inversión

Nunca inviertas tu dinero en una sola empresa, lo mejor es invertir en varias acciones de diferentes empresas, de esta manera los riesgos disminuyen.

PASO 3: Usar una Sociedad Agente de Bolsa (SAB)

Las SAB son los únicos que sirven de intermediarios entre el inversor y las acciones disponibles a la venta en la BVL.

PASO 4: Revisar la orden de compra-venta de tu inversión

Las SAB recomiendan el menú de opciones, pero el cliente es el responsable de invertir su dinero, así que hay que estar seguros de lo que estamos pidiendo.

 

Veamos el video instructivo para que puedan saber más.

Sobre los Indices Bursátiles

Ahorrar dinero sin reducir muchos gastos

alt

El ahorro no tiene porqué consistir en reducir dolorosamente los gastos. En algunas ocasiones, se pueden encontrar fuentes monetarias al establecer buenas estrategias de ahorro.

Con los siguientes consejos podrá ahorrar dinero sin siquiera intentarlo.

Ahorra automáticamente y pague recibos: 

Haga que le deduzcan sus ahorros automáticamente de su sueldo, incluso antes que le hagan el depósito a su nómina. Es sencillo, pues la mayoría de los bancos le permiten establecer esa opción en línea en cuestión de minutos. Opte también por deducir el pago de sus recibos fijos, ya sea que se lo descuenten automáticamente de su cuenta de débito o que pague los recibos en línea. La ventaja es que así nunca tendrá que pagar multas por incumplimiento de pago o por pago inoportuno.

Tras saldar una deuda, continúe haciendo los pagos:

Tal vez sus finanzas estén en problemas debido a los enormes pagos de la tarjeta de crédito o del préstamo del auto. Una vez saldadas esas deudas, destine esos mismos pagos a su fondo de emergencia. Ese ”adicional” puede servir para crear una cuenta de emergencia y así evitar volver a endeudarse.

Aplique regla de las 24 horas para compras impulsivas:

Hacer un gasto podria parecer una buena idea, pero ¿se sentirá igual la mañana siguiente? No hay muchas cosas sin las que se puedan vivir y esperar 24 horas antes de hacer una compra ayudará a evitar los remordimientos. Recuerde que es peor recibir el recibo después y asimilar el gasto.

Deje las tarjetas de crédito en el hogar:

Encuestas sobre gastos han descubierto que la gente gasta entre un 12 y un 50% más cuando usa una tarjeta de crédito. Para ver cuánto dinero ahorrará al dejar las tarjetas en casa, a fin de mes sume sus comprar ‘potenciales’ para ver cuánto dinero ha ahorrado; entonces, felicítese por su forma virtuosa de proceder y transfiera ese dinero a su fondo de ahorros de emergencia.

Planee por adelantado y aparte gastos para diversión:

Vivir sin divertirse no es un buen modo de ir por la vida, así que debe ser realista cuando planee sus gastos. Para hacer que su estrategia de ahorro funcione, necesitará un presupuesto que tome en cuenta sus gastos para diversión. Esto evitará que gaste excesivamente cuando sienta deseos de divertirse. De ese modo, sabe cuánto dinero tendrá disponible. Planee por adelantado para que le rinda el dinero porque “cuando el dinero no está ahí, la diversión es difícil de encontrar”.

Busque el interés:

Retire dinero de sus cuentas de ahorro que no le generan intereses y transfiéralo a una cuenta de alto interés. Si no puede encontrar el área en la que puede reducir gastos, esta es una buena opción para generar dinero extra.

Prémiese: 

Permítase algunas recompensas adicionales por alcanzar sus objetivos de ahorro. Tomar unas vacaciones sin hacer cargos a su tarjeta de crédito es un objetivo digno de recompensa. Los premios aligeran la carga y le enseñan a emprender las acciones inteligentes, pero difíciles, que asegurarán su futuro financiero. Y el costo de las recompensas es superado con creces por sus nuevos hábitos de ahorro.

Elimine tentaciones:

Podría evitar darse una vuelta por el centro comercial e ir en lugar de eso a una tienda especializada para comprar algún artículo que está en su lista de pendientes. No es divertido encontrarse del lado contrario de la vitrina y, en la mayoría de los casos, el viejo dicho de “ojos que no ven, corazón que no siente” resulta cierto para las compras impulsivas.Las personas que hacen dieta no tienen mucho éxito si se sientan todo el día en una panadería para olfatear panes que hacen agua la boca. ¿Por qué ponerse en la misma situación y sentar las bases para el fracaso financiero?

Trate a su fono como si fuera su amigo: 

Trate su fondo de emergencia del modo en que trata a sus amigos, no abuse de él y no lo use a menos que sea necesario. Este tuco ayuda a la hora de sopesar decisiones. Si espera que su fondo de ahorros de emergencia esté disponible, conserve una relación sana con su dinero.

Recomendaciones para el uso de Tarjetas de Crédito

Las siguientes, son algunas recomendaciones importantes que debe seguir, respecto al uso de tarjetas de crédito. Siempre es importante tenerlas en cuenta ante alguna eventualidad:

Al recibir su tarjeta:

  • Asegúrese de que la tarjeta y/o clave secreta le sea entregada debidamente protegida en un sobre cerrado y dentro de una bolsa sellada.
  • Si detecta alguna irregularidad en la bolsa o en los sobres, no reciba ni firme ningún comprobrante y comuníquese de inmediato con su entidad financiera.
  • Si la entrega se hace de manera eficiente, firme el comprobante de recepción.
  • Una vez recibida su tarjeta, fírmela inmediatamente en el lugar indicado.

Al utilizar sus tarjetas:

  • No detalle su clave secreta a nadie, recuerde que es personal e intransferible.
  • Cambie su clave secreta con frecuencia y si es posible, utilice números que no sean de fácil deducción.
  • No use su misma clave secreta para todas sus tarjetas.
  • Nunca escriba las claves secretas en las tarjetas o en algún documento que se encuentre junto a ellas.
  • Al finalizar la transacción, fíjese si la tarjeta que le devuelven sea la suya, revisando en nombre y/o la firma.

Al realizar transacciones en cajeros automáticos:

  • Verifique que en la ranura en donde introduce su tarjeta, no encuentre ningún material adherido a ésta.
  • Es importante que no acepte la ayuda de extraños. Si no pudo evitarla, verifique de inmediato que la tarjeta devuelta sea la suya y por seguridad, cambie su clave.
  • Si se ve obligado a retirarse del cajero sin culminar su transacción, anule la operación digitando la tecla cancelar.
  • No deje que nadie vea su clave al momento de digitarla. Procure taparla con una mano.

Al realizar operaciones en establecimientos comerciales:

  • No pierda de vista su tarjeta y si observa alguna manipulación, comuníquela de inmediato al encargado del establecimiento e informe a su entidad bancaria.
  • Exija que lo identifiquen como propietario de la tarjeta presentando su documento de identidad.
  • Firme su comprobante de la misma forma en que aparece en su tarjeta y documento de identidad.
  • No permita que nadie vea su clave
  • Guarde sus comprobantes de pago para que lo identifique en sus estados de cuenta o reportes de movimiento.
  • Nunca firme un comprobante de pago en blanco.

Al viajar:

  • Antes de viajar al extranjero, consulte con su entidad financieta los número de teléfono para un eventual bloqueo de tarjeta y reposición de emergencia.
  • Para evitar restricciones en el uso de su tarjet, comunique a su entidad financiera los lugares y fechas de sus viajes.
  • Consulte a su entidad financiera la disponibilidad de servicios en el país que visiten así como los límites para operar con su tarjeta.

En caso de robos o pérdidas:

  • Comunique de inmediato este hecho a su entidad financiera llamando a los números de emergencia que figuran en el reverso de su tarjeta. Acuda de inmediato a la oficina más cercana. La persona que lo atienda, debe proporcionarle un código de bloqueo, señalando la fecha y la hora de mismo para los correspondientes trámites.
  • En caso de uso fraudulento de su tarjeta como consecuencia de estos hechos, presente el reclamo a la entidad financiera.
  • Consulte a su entidad financiera acerca de los programas de cobertura por fraude.

Cuando utilice Internet:

  • Asegúrese de conocer las características de uso del comercio electrónico antes de realizar comprar por el mencionado medio.
  • Los correos electrónicos que contienen links o enlaces que lo deriven a direcciones electrónicas ‘supuestamente’ de su entidad financiera son falsos, más aún cuando solicitan información de sus cuentas, su clave secreta o información personal. Elimine esos correos de forma inmediata.
  • Si comprometió su información con una página falsa, cambie su clave de acceso y reporte el hecho a su entidad financiera.

Consejos básicos para ahorrar nuestro dinero

1. Gastar menos

Aunque suene repetitivo, es el primer y más importante consejo si queremos mantener intacto nuestro presupuesto. Debemos ser conscientes con nuestros gastos o en todo caso, buscar la manera idónea de gastar menos y evitar compras excesivas e inútiles.

Gastamos mucho por ejemplo en suscripciones a revistas o periódicos que ni siquiera nos tomamos el trabajo de revisar. Gastamos en cigarros que perjudican nuestra salud. Debemos buscar formas que nos hagan gastar menos como comprar algunos artículos usados en vez de nuevos, comer en casa en vez de comer fuera, buscar siempre ofertas o descuentos, etc.

2. Consumir o usar menos

Consiste en utilizar menos un producto que solemos usar con demasiada frecuencia. Por ejemplo, procurar usar menos shampoo para el cabello, detergente y crema dental. Debemos acostumbrarnos al empleo del foco ahorrador y el menos consumo de agua.

3. Hacer un presupuesto

El Presupuesto Familiar es un documento que permite registrar los futuro ingresos y egresos que tendremos en nuestros hogares durante el mes. Nos permitirá conocer la diferencia que existe entre los ingresos y egresos, y, de ese modo, poder determinar un monto que podamos reservar como ahorro.

4. Reservar un monto como ahorro

Es el hábito de destinar dinero cada mes un deteminado monto  de nuestros ingresos.

Para ello podemos usar nuestro presupuesto familiar, el cual nos puede ayudar a determinar cuál sería el monto que podríamos destinar como ahorro. Lo recomendable es que represente un mínimo del 10% del total de nuestros ingresos mensuales.

Para este requisito, es recomendable depositar dicho monto en el banco a fin de tenerlo en un lugar serio, de modo que lo tengamos en un lugar seguro, no nos sintamos tentados a sacar dinero de ella y, de paso, podamos ganar algunos intereses.

5. Evitar las deudas

La primera deuda que tenemos es el uso de la tardeja de crédito  que suele ser la deuda que mayor costo pose. Debemos tener en cuenta que las tarjetas de créditos son para ser usadas en caso de emergencia o ante alguna oportunidad que se presente, y no para ser usadas constantemente en compras ordinarias.

La tarjeta de crédito puede darnos mayores satisfacciones monetarias, pero luego llegan los grandes problemas. o recomendable es cortar todas las tarjetas de crédito, o al menos mantener sólo una, la que presente los costos más bajos y las condiciones de pago más convenientes”.