La importancia de tener limpias las manos

Puede sonar exagerado para algunos, pero más de tres millones y medio de vidas se pueden salvar gracias a un correcto lavado de manos, lo que evita infecciones a la piel, ojos y la presencia de parásitos intestinales.

El lavado de manos con agua y jabón, una práctica tan simple y cotidiana, puede ser muy útil al ”reducir los riesgos de enfermedades diarreicas, y respiratorias, previene brotes epidémicos y disminuye la ausencia escolar y laboral”.

El lavado de manos debe realizarse con agua potable y jabón de manera solemne antes de ingerir alimentos y después de ir al baño.

”Solo eso puede reducir las enfermedades respiratorias en un 25%” indica López.

Esta práctica se debe promover no solo en los hogares, sino también en colegios y la comunidad en general.

Es necesario reforzar esta práctica, sobretodo en los colegios. Según la Encuesta Global de la Salud Escolar 2010 aplicada en 50 instituciones a nivel nacional, el 6.8% nunca o casi nunca se lavó las manos después de hacer uso de los servicios higiénicos. Una cifra preocupante, como el 5.3% de encuestados que afirma no lavarse nunca o casi nunca las manos, antes de ingerir alimentos.

A ello, se debe agregar que el 80% de estudiantes no empleó jabón en esta práctica en los últimos 30 días.

Lavarse las manos no te tomará ni cinco minutos. Hazlo siempre…

  • Antes y después de comer
  • Después de hacer uso del baño
  • Luego de manipular animales
  • Después del aseo del hogar
  • Antes y después de cambiar de pañal a los bebés y atender enfermos en casa.
  • Cuando las manos están visiblemente sucias.

 

¿Cómo lavarse las manos?

1. Quitarse los objetos de manos y muñecas como anillos, reloj o pulseras.

2. Mojarse las manos con abundante agua.

3. Enjabonarse y frotarse las manos por espacio de 20 segundos aproximadamente.

4. Enjugarse bien las manos con mucha agua a chorro.

5. Secarse las manos con una toalla desechable o de tela.

6. Cerrar el caño empleando la toalla

7. Tender inmediatamente la toalla o botarla a la basura si es desechable.