Mucha alerta con los juegos pirotécnicos

Estamos ya casi a un mes de las fiestas de Navidad y Año Nuevo y como es usual, se debe recordar los peligros que rodean al empleo de los juegos pirotécnicos o fuegos artificiales, en especial a los niños.

Los fuegos artificiales son explosiones menores originales de la antigua China y producen hermosas luces en formas y colores distintos.

Pero, todos los años, nos toca ver en las noticias que niños y también adultos son víctimas del mal uso de estos juegos. Los sectores relacionados al sector salud recomiendan la prohibición de estos fuegos artificiales para evitar más accidentes.

Lesiones:

Las lesiones relacionadas con los juegos pirotécnicos ocurren en las manos y dedos, ojos, cabeza y cara, provocando quemaduras, contusiones y laceraciones.

La mayoría de las lesiones se presentan en manos y cara por el acercamiento de estas partes de cuerpo al encender el artefacto.

Además, la manipulación de pirotécnicos genera también incendios, quemaduras, intoxicaciones y contaminación sonora y ambiental.

En el Perú se comercializan grandes cantidades de pirotécnicos elaborados a base de pólvora, fósforo blanco y plomo. Muchos de ellos son preparados de manera artesanal y sin ningún tipo de control, siendo vendidos de manera indiscriminada a grandes y niños.

Hay que tener en cuenta que la Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil ha recomendado la no compra de estos artefactos:

  • “El Cohetón”
  • “El Cohetecillo”
  • “La Chapana”
  • “La Jala Pita”
  • “La Rata Blanca”
  • “El Calaverón”
  • “Avión de Perlas”
  • “El huanuqueño”
  • “Mamá Rata”

Algunos consejos en caso de quemaduras por pirotécnicos son los siguientes:

  • Sumergir la parte afectada en agua durante 25 minutos, luego cubrirla con un paño limpio y trasladar al herido a un centro de salud.
  • No se debe soplar en el área quemada, pues se transmiten gérmenes que pueden generar una infección.
  • En caso aparezcan ampollas, la recomendación es no romperlas, si no dejarlas secar para evitar posibles infecciones.
  • No se debe evitar remedios caseros como la aplicación de clara de huevo o aceite de cocina. Ello puede dañar más la piel y aumentar la profundidad de la herida.

La responsabilidad está en nuestras manos y la salud de nuestra familia y en especial de nuestros niños también. En nosotros está que más tragedias no ocurran como consecuencia de los juegos pirotécnicos.

  • me parece buenissimo q hagan estos tipos de comentarios ya que son de bastante utilidad uno se informaa de cosas que compra sn saber el daño q pueden causar