Evite la indigestión en la cena de Navidad

Hemos venido compartiendo en nuestros artículos navideños, diferentes consejos sobre cómo preparar la cena de Noche Buena y sus guarniciones, pero debemos tener en cuenta una palabra valiosa: “MODERACIÓN”.

La Navidad trae entre manos una exquisita exposición de platos para degustar en familia, pero si se cae en exceso, los empachos e indigestiones se manifiestan en horas o días sucesivos al exceso.

Los trastornos que ocurren durante el proceso de digestión pueden producir: Cólicos biliares (dolor en la boca del estomago e hígado) o  colon irritable (estreñimiento y diarreas).

Para solucionar este percance, podemos optar por iniciar una DIETA blanda. Como el principal órgano perjudicado en estos excesos es el Hígado, debemos entonces incluir una dieta a base de vegetales y frutas, baja en proteínas y grasas (piña), además de consumo abundante en agua, evitar el alcohol y el tabaco.

En la dieta se debe tener en cuenta los caldos, purés, pescados al vapor, que contribuyen a dar un buen respiro al estomago.

Otra posición que compartimos es la de la nutricionista Lourdes Sánchez Solís, quien recomendó reducir al mínimo, el consumo de alimentos con altos índices en carbohidratos durante la cena navideña como fideos, papas y arroz.

Sánchez, aseguró que es necesario el consumo de 150 gramos de carne de pavo por persona durante la cena, debido a que es menos grasosa que otras carnes. Debe ser acompañado de unos 300 gramos de ensaladas.

Además, la especialista aconsejó el consumo de alimentos 4 horas antes de ir a dormir y dos horas antes de las 12 de la noche de la Navidad. Luego de la cena, se debe salir a caminar para así contrarrestar una posible indigestión por el consumo de alimentos en altas horas de la noche.

Finalmente, la mayonesa debe quedar descartada en la cena y en su lugar, se debe hacer uso del aceite de oliva, para que la cena sea más digerible. El panetón y chocolate deben ser reservados para el desayuno del 25 de diciembre.

No hay mejor remedio que la prevención. No olvide: coma y beba moderadamente en estas fiestas navideñas y así disfrutar con tranquilidad de esta celebración en familia.