Cuando un perro debe superar la pérdida de su amo

Las emociones de los animales tienen cierta semenjanza y conexión con la de los humanos. Por ejemplo, en el caso de un perro que forma parte de una familia, se crean lazos afectivos fuertes y una necesidad de unión como manerade sobrevivir.

Gracias al núcleo familiar, el perro llega a cubrir necesidades que van desde la alimentación, el cobijo, protección o cariño.

¿Qué ocurre cuando fallece el dueño del perro?. Los canes no manejan un concepto definido o bien elaborado de la muerte como ocurre en los humanos, pero aún así, saben cuando les falta el ser querido.

Ellos sienten tristeza ante la falta de sus compañeros. Cuando alquien cercano al perro muere, el animal busca y huele al ser querido en el entorno donde vivió, mostrando toda su fidelidad a sus dueños, con quienes hizo relaciones de amistad sumamente estrechas. El perro es un ser dependiente de su dueño, quien es el líder de su manada y al desaparecer, el animal puede quedar muy desamparado.

Lo ideal en estos casos es entender y respetar la pena del perro, quien acusará esa falta de protección dejando de comer, mostrándose decaído y menos actibo. Ellos, también buscan su tiempo propio para poder acostumbrarse a la pérdida de un ser querido, y aes ahí donde el apoyo de la familia debe jugar un papel gravitante.

Es recomendable que los paseos habituales se mantengan y que se le dedique más tiempo de lo normal para jugar con él o darle entretenimiento, para que así se sienta más acompañado. La depresión del perro incluso puede llevara la ayuda psicológica y farmacológica para superar la pérdida y si esa pena no cesa y sigue con el abatimiento, inapetencia, pérdida de peso o demasiadas horas de sueño, es recomendable consultar al veterinario.

En resumen, es importante tener en cuenta estos detalles.

  • Tener claro que el perro se puede deprimir por la pérdida de un ser querido.
  • Dedicar más tiempo a estar con el animal hasta que supere el bache.
  • Mantener la rutina de actividad diaria del perro, como paseos y juegos.
  • Si transcurrido un mes, el animal sigue abatido e inapetente, acudir al veterinario.

Comparto esta emotiva escena de una serie policial “Comisario Rex”, cuando el policia dueño de Rex (pastor alemán) es abatido en su defensa.