El trabajo más pesado y complicado del mundo

Cuando la crisis financiera y el creciente desempleo son un constante dolor de cabeza para el mundo, pocas personas se pueden jactar de tener un mejor trabajo que el de Natalie Thomas, cuya ‘sacrificada labor’ puede ser envidiada por muchos.

Lo que Thomas hace consiste en verificar la comodidad de las 46 000 camas de la cadena hotelera británica Premier Inn, pasando un promedio de 20 minutos en cada una.

“Me encanta mi trabajo y no puedo imaginarme haciendo otra cosa”, confiesa Thomas quien tiene junto a su equipo una jornada de ocho horas al día probando colchones.

Según un estudio, dos terceras partes de los británicos han pasado malas noches por dormir en colchones incñomodos. Para asegurar que eso no suceda en los 602 hoteles de la cadema, Premier Inn decidió crear el cargo de Thomas.

“Natalie ha trabajado en Whitbread (el grupo dueño de Premier Inn) durante nueve años. Ella tiene una verdadera pasión por la comodidad”, dijo Claire Haigh, portavoz de Whitbread.

“Fue designada en el cargo por su habilidad única para sentir incluso la menor protuberencia o bulto en un colchón”.

Añadió Haigh que la sensibilidad especial de Thomas es considerada de tal importancia que la cadena hotelera está en conversaciones para asegurar su trasero en US$6 millones.

Thomas y su equipo, han probado más de 7200 camas y el objetivo es completar la misión de 46.000 para febrero de 2012.