Cientificos españoles inventan un chocolate verde que quita el hambre al instante

Un equipo de científicos españoles ha creado un chocolate verde que quita el apetito al instante. La novedad es una mezcla de cacao, jojoba y espirulina (un alga) que, según sus creadores, produce en el organismo de manera natural una sensación de saciedad después de consumir apenas uno ó dos bombones de 15 gramos cada uno, recogió hoy la BBC.

El resultado final, que ha contado con la aprobación del Instituto Tecnológico Agroalimentario de España, es una combinación bioquímica que incentiva la producción de fenilalanina, un aminoácido presente en el cerebro que activa a los neurotransmisores como la colecistocinina (CKK, por sus siglas en inglés).

La CKK, una hormona gastrointestinal, estimula segregación de enzimas y envía mensajes al cerebro y al aparato digestivo para avisar que el cuerpo ya está saciado, cortando de esta manera el apetito.

El profesor de Química de la Universidad de Alicante y uno de los creadores del nuevo producto, Armando Yañez, afirmó que este chocolate es “tan simple y sabroso como cualquier bombón, con la diferencia de que ayuda al organismo a saber cuándo detenerse. Con él, se acabo la gula”, concluyó.

Los bombones para contrarrestar el apetito han salido al mercado español esta Semana Santa en tres sabores diferentes: chocolate con leche, chocolate amargo y chocolate praliné con almendras. “Pero les garantizo que es sabroso y que tiene el sabor y el aroma habitual del chocolate”, concluyó el experto.

El amor en tiempos de facebook

La moda es la moda, ahora es tiempo de facebook, ya hemos visto noticias de divorcios y “tramping online”.

Lo cierto es que el amor y la infidelidad van de la mano. Ahora Facebook se presta a todas las búsquedas inconscientes del amor (para no decir trampear)

Esta red social de moda es la que mayor número de suscriptores tiene y es un hecho que todos buscan a sus amigos, ex compañeros de colegio, universidad, trabajo, barrio, etc y … por supuesto entre ellos “donde hubo fuego, cenizas quedan

La privacidad que nos da una computadora es cómplice para que hombres y mujeres dejen aflorar sus pasiones.

El chat de facebook es el más usuado por los infieles, quienes habiendo contactado a sus EXs o conociendo a nuevos prospectos comienzan un tímido coqueteo y luego un romance por internet.

Lo curioso es que el “tramping facebook” no es novedad, ya anteriormente estuvo de moda yahoo chatlatin chaty el casi obsoleto mIRC ….

Los romances fuera del plato se dan en la vida común y en internet desde sus inicios, que vendrá después? …. teletramping?

Veamos las Noticias:

Mujer tiene memoria de sólo 24 horas

Michelle Philpots es una mujer que cada día, se despierta en 1994 y saluda cada mañana a un hombre que todos los días, la convence que es su esposo. De un momento a otro, su memoria se queda en cero y todo vuelve a empezar.

Dos accidentes automovilísticos en en 1985 y 1990, provocaron que esta mujer británica quedara totalmente amnésica de por vida. Los primeros síntomas comenzaron en el trabajo, cuando fotocopió el mismo documento todo el día. Su marido Ian no se rinde y le muestra fotos de su boda para asegurarle que contrajo matrimonio 13 años atrás.

”La conozco desde hace 25 años. Tengo la suerte de que nos conocimos antes del accidente y de que ella pueda recordarme”, comentó Ian.

Michelle utiliza a diario cientos de Post It y recordatorios en su celular para estar al tanto sobre sus citas y tareas cotidianas. Y cuando sale de su casa de Lincolnshire, utiliza un dispositivo de navegación por satélite pre-programados con su dirección.

Ella rabaja tres días en semana como voluntaria en un centro para gente con algún tipo de minusvalía… pero nunca recuerda ni lo que hizo ni lo que dijo el día anterior.

Hombre se enamora a primera vista de mujer que resultó ser su esposa

Luego de ser operado por una hernia, Jason Mortensen despertó y al ver a una mujer a su lado, se enamoró de ella a primera vista.

Al parecer los efectos de la anestesia provocaron que perdiera la memoria, sin embargo según relata, al verla quedo encantado y quiso conocerla más, al despertar, las palabras hacia su esposa fueron ¿El médico la envió? Qué ojos tan dulces. Eres la mujer más hermosa que he visto nunca”.

El protagonista de esta romántica historia comentó en la descripción del video de Youtube que su esposa es el amor de su vida y a pesar de todo siempre ha estado a su lado.

La esposa registró el momento y subió el video a Youtube, donde tienen millones de vistas.

Aún quedan dudas si se trata de un “fake” juzgue Ud. Abajo el enlace al vídeo.

 

 

El Bebé que nació el 10-10-10

Ema Marie Macías es una bebé que nació en Los Ángeles (U.S.A) con una coincidencia tan particular: Vino al mundo el 10 de Octubre del 2010 (10-10-10).

Y por si fuera poco, la bebé nació pesando siete libras y diez onzas, con que termina por graficar una serie de coincidencias realmente inéditas.

Norma Macías, madre de la recién nacida, llegó al hospital es domingo a las siete de la mañana para someterse a una cesárea, sin que el establecimiento de salud haya planeado el nacimiento justamente con esa coincidencia de día y hora.

Sammy Macías, el padre de la bebé, se mostró sorprendido con ”una gran coincidencia”, como lo fue. el particular nacimiento de su segunda hija. Además, bromeó con la fecha y hora del nacimiento de su hija al señalar que espera ahora que sea una “Mujer 10” en referencia a la famosa película “10” protagonizada por Bo Dereck.

Foto: Referencial

La casa más angosta del mundo

La casa mas angosta de la ciudad de Nueva York, fue puesta a la venta y pagaron por ella $ 2,1 millones de dólares.

Esta casa fue construida en el año  1873, sobre una angosta porción de tierra que hacia las veces de callejón en la ciudad de Nueva York, en la calle Bedford Nª 75 ½, las medidas son 9 ½ pies de ancho por 42 pies de largo.

El primer registro gráfico de esta extraña propiedad fue realizado en el año 1936, es la imagen de la izquierda, y hasta la fecha no se le hicieron modificaciones estructurales notables, a la original.

Trabajar mucho puede resultar dañino para la salud

Atención empresas, pues aquellos empleados que trabajan muchas horas, pueden tener un riesgo a desarrollar enfermedades cardiacas, de acuerdo a una investigación realizada en Gran Bretaña.

Trabajar más de 11 horas al día, incrementa el riesgo de sufrir una dolencia cardiaca en un 67%, con diferencia a las habituales 7 u 8 horas al día.

“Este trabajo puede hacer pensar dos veces el viejo tópico de ‘trabajar mucho no te mata’”, dijo Stephen Holgate, jefe del consejo de medicina de sistemas y población en el Medical Research Council, que financió parte del estudio publicado en Annals of Internal Medicine.

Experto afirmaron que estos hallazgos sugerían que la información sobre las horas de trabajo, puede ayudar a los médicos a averiguar el riesgo que tiene un paciente a tener un problema cardiaco, con factores como la tensión arterial, la diabetes o el tabaquismo.

Pero, no estaba claro si trabajar muchas horas era un factor en sí para constribuir al riesgo cardiaco, aunque si actuaba como favorecedor de otros factores que puedan dañar al corazón, como hábitos saludables poco saludables, falta de ejercicio o depresión.

“Trabajar mucho está asociado con un incremento significativo del riesgo de enfermedad cardiaca”, dijo Mika Kivimaki, de la Universidad College London, que dirigió el estudio. Añadió que era una “llamada de atención a las personas que suelen sobrecargarse con sus obligaciones”.

¿Le subiste demasiado la basta a tu pantalón?

Este error nos ha pasado a todos alguna vez en la vida y la solución de los sastres de antaño era colocar el mismo retazo cortado anteriormente al final para tratar de arreglar el problema.

Cuando se sube la basta a veces no se tiene en cuenta que el mismo pantalón luego de las primeras se van achicando, por lo que luego de un tiempo tenemos un pantalón que nos queda “perfecto”, pero a la moda de los años 70.

La nueva idea de moda es colocar una franja de tela de un color que contraste a la altura de la rodilla y con esto, nuestro pantalón se verá moderno y será un modelo único y personalizado gracias a un error anterior.

 

La forma del retazo de tela quedará al gusto del innovador, puede ser restangular, triangular o circular. Se muestran abajo algunos modelos comerciales.

 

Sacerdote es sorprendido manteniendo relaciones con su empleada

Un nuevo escándalo remece a la Iglesia Católica en el Perú. El sacerdote de la Parroquia Medalla Milagrosa de Trujillo José Antonio Boitrón Solano, fue sorprendido manteniendo relaciones sexuales con Teodolinda Amaya Altamirano, trabajadora suya en la sede eclesiástica ubicada en la urbanización San Andrés en Trujillo.

Y fue el esposo de la empleada quien descubrió lo que ambos personajes hacían fuera del altar. Con cámara en mano, acudió a la sede parroquial y los encontró en pleno acto sexual, grabándolos a escondidas por unos segundos para luego interrumpirlos en la habitación.

El esposo recriminó a su mujer por el engañó y también encaró a Boitrón Solano, quien le pidió calma y afirmó que cayó en una trampa, mientras reconocía su falta al mismo tiempo.

Este hecho sucedió en Setiembre pasado, y como consecuencia, Teodolinda Amaya fue despedida de la Parroquia tras 15 años de labor en ella. Lo peor de todo es que está embarazada de 4 meses, aduciendo que el Padre José la acosó sexualmente y la obligó a satisfacer sus más bajos deseos carnales.

Mientras tanto, José Boitrón Solano continúa oficiando el sagrado sacramento como si nada hubiera sucedido. Apenas salió a la luz este escándalo, pidió perdón a los vecinos y autoridades eclesiásticas por su comportamiento. Eso sí, negó que el niño que Amaya lleva en el vientre sea suyo, por lo que pedirá someterse a una prueba de ADN para descartar esa posibilidad.

Sabias que si no puedes orinar en un baño público padeces de Paruresis

Quienes padecen de paruresis  son incapaces de orinar normalmente en un baño público.

Esta enfermedad fue descrita por primera vez en 1954, la investigación sobre esta fobia social no ha avanzado demasiado, truncando la normalidad de millones de personas en el mundo.

Mil cuatrocientos estudiantes de la Rutgers University, en Nueva Jersey (EE UU), debieron de sentirse bastante confundidos al participar en el estudio de los psicólogos Griffith W. Williams y Elizabeth T. Degenhardt que, en 1954, condujo por primera vez a la identificación de la paruresis o síndrome de vejiga tímida.

El problema, como los investigadores llaman a la incapacidad de orinar en presencia de otros, llevaba siendo documentado desde la Edad Media, cuando se creía en la existencia de un hechizo, por el cual un enemigo quedaba impotente o incapaz de expeler su orina.

En tiempos modernos, también había sido mencionado en la literatura psiquiátrica, no como un síndrome, sino como un síntoma de alguna otra patología, bien psicológica, bien del sistema urinario.

En este estudio, publicado en el Journal of General Psychology, un 14% de los sujetos declaró tener problemas al orinar en presencia de otros, aunque esta cifra varía mucho de estudio a estudio. En años posteriores, otros trabajos lanzaron ratios de entre el 2,8% y el 25%.

Por supuesto, y disculpe la indiscreción, a usted también le ha pasado alguna vez.

Si es un hombre, en el servicio de caballeros al percibir que otra persona ocupa el sanitario de al lado justo cuando usted trata de orinar. Si es mujer, al escuchar cómo se cierra la puerta del reservado de al lado y otra vejiga se le sienta en paralelo.

No disimulen, la ciencia ya lo sabe desde que, en 1975, Bill Rees y Debbie Leach describieron, en un estudio publicado en el Journal of American College Health Association, tres tipos de incomodidad hacia los retretes públicos: visual, auditiva u olfativa. A las mujeres les afectaba más lo que escuchaban, a los hombres, lo que veían.

Y en cada tipo, un gradiente que va desde leve, en que la paruresis causa un retraso en el flujo de orina, hasta severo, donde orinar fuera de casa resulta imposible.

Un problema tabú para la psicología

Pero a finales de los setenta, no todos los académicos estaban preparados para sacar el tema. Dos años después de la publicación del estudio, el psicólogo Gerald Koocher (quien llegó a ser presidente de la Asociación Estadounidense de Psicología) cuestionó, por decirlo suavemente, la ética del trabajo de Rees y Leach en un artículo titulado Comportamiento en el baño y dignidad humana, publicado en el Journal of Personality and Social Psychology.

Este tipo de discurso provocó que, durante años, el estudio de este peculiar síndrome no haya sido prioritario. “Mi primer acercamiento a la paruresis fue bastante aleatorio”, cuenta a Sinc el doctor Antonio Prunas, investigador en la Università degli Studi di Milano-Bicocca. “Estaba leyendo un artículo sobre fobias sociales cuando me encontré con este trastorno. Debo admitir que nunca había escuchado nada sobre la paruresis pese a que llevo más de diez años enseñando psicopatología en la universidad”.

Así, Prunas, autor de varios estudios sobre el síndrome, buscó en internet y encontró un foro de gente con el síndrome. “Me impresionó extremadamente el malestar de estos pacientes, así como el hecho de que se sentían abandonados e incomprendidos por los profesionales de la salud mental”.

Como suele ocurrir con la mayoría de trastornos psiquiátricos, aún no se comprenden bien las causas que provocan la timidez de la vejiga. “Razonablemente –explica Prunas– hay diferentes factores de riesgo biológicos, psicológicos y sociales interaccionando en la etiología del desorden. Por tanto, podemos asumir que la gente que desarrolla paruresis se caracteriza probablemente por alguna vulnerabilidad biológica que interactúa con otros factores, tanto de la psicología del individuo como del ambiente social”.

Sin embargo, para una minoría hay otra explicación. “Una de cada tres personas que sufría de paruresis identificó un evento traumático específico en su niñez relacionado con el uso de los lavabos que ellos consideran el comienzo de su trastorno”.

Sobre el mejor tratamiento o terapia contra la vejiga tímida, Prunas concede que no hay aún “evidencias científicas sólidas. Sin embargo, algunos estudios [generalmente de caso único y con resultados sin grupos de control] muestran que la terapia cognitivo-conductual puede ser efectiva”.

Trauma en la juventud

Aunque elegante a la hora de no dar nombres, los indicios del italiano apuntan en la dirección del doctor Steven Soifer, profesor en la Universidad de Memphis, CEO de la Asociación Internacional de Paruresis y todo un gurú en el tratamiento cognitivo-conductual (CBT, por sus siglas en inglés) del síndrome.

“Hay bastante literatura sobre el tema que data hasta los años 30, como documento en mi libro Síndrome de Vejiga Tímida: Tu Guía Paso a Paso para Superar la Paruresis, de 2001”, ice Soifer a Sinc. Este psicólogo y doctor en Trabajo Social reconoce que a él le afecta: “Me involucré porque he tenido el problema desde la adolescencia, y no había un tratamiento que pudiera encontrar. Desarrollé el método de tratamiento que usamos en nuestros talleres, basado en técnicas de CBT, con un colega”.

Estas técnicas, dice, “son muy conocidas aquí en los Estados Unidos, no tanto en Europa todavía. Pero es evidencia basada en la práctica, esto es, funciona en el 80-90% de los casos”.

Desde 2.000, ha publicado cinco libros y otros tantos artículos en revistas científicas sobre paruresis y tiene bastante claro que una experiencia traumática de juventud es, a menudo, el nudo corredizo que estrangula la uretra. “Absolutamente”, dice Soifer, “mi experiencia en talleres indica que alguna forma de bullying es la causa más común de este trastorno de ansiedad social. La edad media de la aparición es la pubertad, sobre los doce o trece años”.

En Japón, una gran cantidad de baños públicos cuentan con un pequeño dispositivo a pilas que se adhiere a la pared y, al pulsarlo, reproduce durante varios segundos el sonido de una cascada de agua, camuflando los ruidos corporales que emiten sus usuarios.

Pero para los parurésicos occidentales, el presente no pinta tan halagüeño como para los nipones. Y sin embargo, siempre podría ser peor. Podría ser otro síndrome más incapacitante, más infrecuente y aún menos estudiado que la paruresis. Podría ser parcopresis. Sí, justo lo que están pensando.

Fuente: Sinc